el naval en la voz

Mentir non pode saír gratis

10 votos

¡Hagámoslo, pero hagámoslo bien!

5 votos
A finales de 2004, CC.OO. y UGT pactaban con el Gobierno de Zapatero una reconversión que suponía la prejubilación y destrucción de 1.400 puestos de trabajo directos en los astilleros de la ría, otros 2.000 indirectos, y prorrogaba el veto de Astano a la construcción civil hasta 2015.
Con ese acuerdo, el Gobierno del PSOE pactaba una nueva reconversión con la UE, en contraprestación a una posible sanción por ayudas ilegales a los astilleros públicos, nunca demostradas, y nunca recurridas por el Gobierno de Zapatero, siguiendo así la senda iniciada por el ministro Solchaga, en 1983, cuando nuestro sector naval, motor económico de Ferrolterra, sintió por primera vez las políticas destructivas centradas en la reconversión del sector.
Recientemente, la falta de gestión comercial eficaz por parte de Navantia produjo en los últimos años el mayor período de sequía en cuanto a pedidos se refiere: seis años sin un solo contrato.
En este contexto nació el proyecto del dique flotante, un proyecto que permitiría no sólo dotar de carga de trabajo inmediata a Navantia, sino muy especialmente permitir que el astillero se convierta en un referente en el mercado de reparaciones de grandes buques.


Esta iniciativa, apadrinada por el Colegio de Ingenieros Navales de Galicia, contó con el respaldo expreso del Gobierno Feijoo desde el primer momento. A los que hoy se apuntan a la pancarta cabe recordarles que el Gobierno socialista dijo no a la construcción del dique, y que solo desde la oposición han comenzado a reivindicarlo. A los que ahora promueven manifestaciones, y trataron de hacer campaña electoral, cabe preguntarles dónde han estado en los últimos años, cuando el Gobierno socialista dejaba a su suerte a nuestro naval. De socialistas y nacionalistas hay que lamentar, también, que no hayan sido capaces de alegrarse del contrato conseguido por el Gobierno de Feijóo para la construcción de un buque flotel para Pemex, que va a dar trabajo a 1.500 trabajadores, tanto en Navantia como en las industrias auxiliares de Ferrolterra, durante los próximos dos años y medio.
Ahora bien, identificadas las responsabilidades de cada uno, cabe exigir que el Gobierno central haga justicia con una ciudad tantas veces castigada. El dique es la oportunidad de ampliar nuestras capacidades en el sector de Reparaciones.

Y por eso, desde Ferrol reclamamos a la SEPI que se estudie con rigor el proyecto, que se avance con pasos firmes y seguros, pues permitiría duplicar la facturación de Reparaciones, y generaría un buen número de puestos de trabajo. En estos meses se ha hecho un trabajo serio y riguroso para avanzar en el proyecto del dique. Es evidente que hay que hacer consultas con la Unión Europea. Más aún teniendo en cuenta los antecedentes del Comisario Europeo de la Competencia, el socialista Joaquín Almunia. Hagámoslo, pero hagámoslo bien.


Mentir non pode saír gratis
Ignacio naveiras

Fai xa case dous anos que os traballadores dos estaleiros denunciábamos que de non concretarse pedidos o deterioro do sector naval arrastraría á economía da comarca. Tras o lustro con máis carga de traballo que se recorda descoidábase a acción comercial e a oportunidade de apuntalar o futuro con encargos estranxeiros cando xa se intuía unha máis que posible rebaixa da demanda por parte da Armada Española. Incluíamos unha reivindicación complementaria á carga de traballo, o dique flotante, como solución en dúas vertentes xa que aportaría emprego inmediato e reforzaría o presente e o futuro da área de Reparacións, na que somos referencia mundial.
A estratexia dos traballadores e traballadoras estendeuse dende as fábricas ata a ó ámbito político e social e tivo reflexo en varias mobilizacións cidadáns multitudinarias. Recabamos apoios de todo o espectro político pero especialmente comprometidos co dique apareceron os responsables do PP que naqueles intres eran aspirantes ó Goberno Central. Compromisos arrancados nesa etapa forzaron despois, tamén en época preelectoral das autonómicas, anuncios precipitados de traballo (remolcadores, quimiqueiros, floteis, etc.) pouco ou nada cribles e con datos falsos de creación de emprego.

Constituíuse a mesa de seguimento do dique e mesmo Navantia modificou a súa opinión sobre o mesmo. A unanimidade na reclamación foi absoluta se temos en conta o feito nada común de que o empresariado do naval, mais afeito a recoller que a sembrar, facía propostas de participación e comprometíase no proxecto ofrecendo alternativas concretas. Piden os políticos unhas semanas mais, boas sexan, pero non para dilatar. O PP ten que cumprir e non escudarse tras Bruxelas ou Almunia como sempre desconfiamos. Sen compromiso político non hai futuro en Ferrol para traballadores, sector servizos, empresarios (xa sexan ou non do naval) nin haberá futuro para os propios políticos.

É certo, os votos xa están recontados, pero non menos certo é que a herdanza recibida non vale como desculpa cando ven dun goberno amigo. Parafraseando a Feijoo só queda esixirlle a él mesmo, a Javier Guerra, a Bernardo Tahoces, a Rey Varela, a Miguel Tellado e a todos os responsables que se comprometeron que movan o cú e obriguen ó seu partido en Madrid a cumprir co dique pero tamén coa carga de traballo real, ou dimitir inmediatamente. O reconto do domingo pasado foi de votos non de cheques en branco e por iso os traballadores continuaremos na loita ata que cumpran.

Ferrol no está pidiendo limosna

10 votos
Mi hija mayor tiene 8 años. No hace mucho me preguntó: «¿Papá qué es el dique flotante?» Acababa de venir de dar un paseo con su abuela y cruzaron por la plaza de Armas donde los trabajadores de Navantia estaban demandando la construcción del dique.
Intenté explicar de una manera sencilla:
-Esos señores se dedican a reparar barcos
-!Como tú, papá!
-Sí, hija. Tienen un problema, el taller donde reparan los barcos se les quedó pequeño y los barcos no caben.
-Ahhh, ¿Y qué van a hacer?
-Fueron a pedirle al señor alcalde que les construya un taller más grande para poder reparar los barcos
-Claro, ¿Y qué les dijo el alcalde?
-Que no le llegan los euritos que tiene y se los tiene que pedir a su jefe.
En estos días donde la competitividad prioriza y los mercados nacen, crecen, se modifican, se transforman, (e incluso) algunos mueren, la comarca de Ferrol no puede permitirse el lujo de perder esta competitividad. Ferrol es punto neurálgico de la reparación naval de buques de gran porte, aparecemos como centro de reparaciones en las bases de datos de miles de armadores de todo el mundo, transiten o no por las costas gallegas.

En la actualidad somos una referencia en el mercado, gracias al trabajo realizado durante muchos años por grandes profesionales a todos los niveles de la cadena de mando. Pero como en cualquier negocio para mantener el nivel de competitividad y servicio es necesario invertir.
Ferrol no esta pidiendo limosna, estamos pidiendo compromiso con la comarca, estamos pidiendo que se invierta en la modernización de unas instalaciones que con el esfuerzo de muchos profesionales de Ferrolterra vamos a amortizar y rentabilizar.

Ferrolterra necesita mejorar/modernizar/ampliar las instalaciones de Carenas, y si además conseguimos mantener la carga de trabajo de los astilleros de nueva construcción hasta que no lleguen esos ansiados pero lentos contratos militares internacionales, perfecto. Se han presentado alternativas de cofinanciación y participación público-privada, estoy seguro que el empresario gallego que entiende el negocio está dispuesto a invertir, a participar, a ayudar para sacar este proyecto adelante. Nos jugamos mucho todos.

Autocrítica y Responsabilidades

http://www.facebook.com/miguel.mahia


Ha pasado una semana de las elecciones, y he estado pensando detenidamente acerca de los resultados, decisiones políticas y todo lo que pueda influir en el sector naval de Ferrolterra. Creo que ha llegado la hora de ser un poco más crítico que antes (si ya no lo era suficiente), sobre todo porque no se puede continuar con la misma estrategia. Al menos, yo no la comparto. Ya estoy cansado de que se usen los astilleros como arma electoral, y de que ciertas personas con las que comparto filas se sientan en su salsa.

Yo eso soy incapaz de hacerlo, lo siento. No concibo la idea de  que mi comarca sea un nido de votos a favor o en contra de cualquier partido por tener un sector naval público. Por que con lo público es lo que se consigue, que al margen de ser eficientes o no, se manipule absolutamente todo para conseguir más o menos votos. 

Aquella gente que me tenga en Facebook o en Twitter, creo que se ha dado cuenta de que sí, he defendido los contratos de PEMEX, la gestión de la Xunta y toda la labor desarrollada, no obstante, y tengo que reconocerlo, yo no he pedido el voto por ello, porque en mi opinión, en Ferrolterra, no se ha cumplido con nosotros.

Siempre dije que me había metido en política por el sector naval, y por cómo estaban tratando a nuestra comarca, por como desde Madrid, siempre se había preferido desguazar nuestros astilleros lentamente para mantener los de Andalucía,  gracias a un socialismo rancio y sin principios, y yo, como soy una persona fiel a sus ideales y a su criterio, tengo que decir que lamentándolo mucho, referente al sector naval, no se ha cumplido con nuestra comarca.

Es cierto que Feijoo cumplió más del 80% de las promesas que firmó con Ferrolterra, como pueden ser el plan de transportes, rehabilitación de San Felipe o los desdoblamientos del Fontenla Maristany entre otras, pero  la primera, el gran centro de reparaciones, no se ha cumplido.

Puedo disculparlo diciendo que era una época dura en la que hubo que tomar decisiones muy drásticas, y que habría que hacer una gran inversión en nuestra comarca a mayores de la que se hizo, pero no lo voy a disculpar. Al igual que en mi facultad con un 4,9 estás suspenso, aquí hay que hacer lo mismo.

También he estado meditando acerca del veto que tienen nuestros astilleros, y aunque impacte lo que voy a decir a continuación, su levantamiento ahora mismo no valdría de nada. Con esto no estoy diciendo que no tenga que levantarse, el veto hay que sacarlo, pero ha cumplido su objetivo, que es tener los astilleros parados por completo, a favor de los países del norte.

Esta semana he estado examinando la carta enviada por la Comisión Europea a Moratinos a finales del año 2004 con las condiciones del veto, y concretamente en el procedimiento número 17 dice; “los compromisos podrían ser revisados en función de hechos nuevos y relevantes”. Si el tener casi 6 millones de parados no es un hecho relevante, que baje Dios y lo vea.

 ASTANO lleva demasiados años parado, y como dijo Guillermo Solloso, ingeniero técnico naval en la revista de Tribuna para el Diálogo, ASTANO solo es viable ahora mismo en el sector privado, ya que carece de capital humano que la reactive. (También me gustaría decir que Aznar ya tenía preparada la privatización del astillero en su último mandato, pero finalmente no se pudo llevar a cabo, a cambio, nos hicieron una segunda reconversión.)

¿Sería tan alocado en los tiempos que corren privatizar ASTANO? Tal y como están las instalaciones, es la única salida viable. Es más, vamos a dejarnos de tonterías y de patrañas de sindicatos. La gente lo único que quiere hacer es trabajar, y si esos astilleros dan trabajo una vez privatizados, bienvenido sea, eso sí, los chupatintas sindicalistas iban a perder mucho poder en nuestra comarca, pero eso no les gusta.

Es cierto que se nos ha traído un flotel, y también es cierto de que hay ciertos rumores sobre que Su Majestad, el Rey Juan Carlos I, ha negociado en su actual viaje a la India un posible contrato para la construcción de un LHD, así como también hay rumores de que el gobierno central está intentando negociar diez fragatas de la clase Álvaro de Bazán (F-100) con Arabia Saudí. Pero son rumores. Actualmente solo tenemos un flotel y eso no es para nada suficiente.

 Necesitamos carga de trabajo, no un dique que nos de trabajo por 18 meses costándonos a cada ferrolterrano 1400€, ni fotos de políticos, ni mujeres encadenadas a las puertas de los astilleros… Bueno, eso último sí.

Señores, aquí lo que queremos, es hacer barcos. Si de verdad son políticos responsables, luchen por dejarnos hacer aquello que sabemos hacer mejor que nadie, y dejen de vender humo, que en la comarca los que somos de a pie ya estamos algo cansados de la misma cantinela. Que ya van desgraciadamente 25 años de promesas incumplidas sobre este sector...

Oh my God!


Debo ser así porque no creo en Dios alguno.
Porque toda esa farsa celestial me causa (aparte de gracia) algo de asco. Me parece realmente ridículo, irrisorio e ilógico.
Un hombre invisible en el cielo, que guía cada uno de tus pasos, que sabe que pasará, y porque pasa cada cosa. Alfa y omega. ¡Dios mío! ¡Qué estupidez! 
Ese Dios tiene un plan divino, hace que cada cosa pase para que en algún momento bajé su hijo a decirnos que hemos hecho todo mal. ¡¿Cómo?!  ¡Pero si todo lo que hicimos fue tu voluntad!
Bueno la verdad es que no todo es su voluntad. Hay otro semi-dios. Belcebú, Satanás, demonio o Diablo. Él hizo que esas cosas blasfemas y malas pasaran. ¡No Dios!
Pero, ¿no fue el mismo Dios quien creó al “maligno”? Y cuando lo creó, ¿no sabía que é cambiaría el comportamiento de su amado ser humano? Si no lo sabía, al parecer no manejamos el mismo concepto de “omnisciente”
¿Por qué si ese Dios sabía el futuro, en vez de crearse eternos problemas, simplemente no decidió que Lucifer no existiera?
Estimado señor celestial, creo que eso hubiera sido un muy buen comienzo.

¿Por qué tanta gente cree estas idioteces?
Empecemos por decir que somos una falla biológica, algo así como un número en la ruleta y que por azar genético somos lo que somos y estamos donde estamos. Yo como falla genética nací en el occidente, en una masa de tierra tercermundista, donde aún se cree en los santos, en el chupa cabras, y algunos, incluso, en el Trauco (versión maligna del espíritu santo, por lo de violar mujeres vírgenes).
Y debido a que nací aquí- en tierra antiguamente conquistada por católicos españoles, españoles previamente conquistados por romanos, romanos previamente asesinos de profetas hippies enviados de Dios. Me tocó ser criado como un cristiano (sinónimo de creyente de profetas hippies enviados de dios y asesinados por romanos). Pero, si hubiera nacido en la Dinamarca vikinga, sería seguidor de Thor, o si mi nacimiento hubiese sido en la antigua Grecia le temería al Hades y juraría que el mar es controlado por Poseidón. (ejemplos hay tantos como gente estúpida en la historia humana)
Entonces ¿porqué debería ser cristiano o creyente en un ser superior? ¿Sólo por el hecho de ser un espermatozoide nacido en la zona correcta?
Es que los otros dioses no existen son mitos…nuestro Dios es el real, es el Dios que se escribe con mayúsculas, tengo un libro de 2000 años que me prueba su existencia.
¿A si? Yo tengo a Sócrates, Aristóteles y Platón que me dicen que Zeus existe, y por obviedad de desarrollo humano y de valor intelectual estos tres son más inteligentes que todos tus profetas judíos, y ellos tienen más de 2000 años.
Y ¿crees en Zeus porque Aristóteles te lo diga? No. Y no porque sea una estupidez, sino, porque no naciste en el tiempo y en el lugar donde creerlo era totalmente cuerdo y lógico. Porque si así hubiese sido esperarías expectante los designios del oráculo de Delfos.

No hay Dios, y nunca lo hubo.


Navantia confía esclarecer el futuro del dique flotante


Esperan conocer avances en las gestiones y posibles alternativas en la financiación de la infraestructura

 14:49 
EUROPA PRESSEl Comité de Empresa de Navantia Ferrol ha mostrado su confianza en que la reunión de la comisión de seguimiento del sector naval, que analiza la construcción del dique flotante y que se celebra hoy sirva para conocer algún "avance en las gestiones" y una "explicación de posibles alternativas para la financiación de esta infraestructura".
La comisión, convocada para las 11.00 horas en las instalaciones del astillero de Ferrol, contará con la participación de representantes de los comités de empresa, de Navantia, de la Xunta de Galicia y los ayuntamientos de la comarca.

El portavoz del comité, Ignacio Naveiras (CCOO), sostiene que sería necesaria la presencia de representantes del Gobierno central, como se había solicitado en las reuniones anteriores, para que se puedan "coordinar las distintas administraciones".
Naveiras ha señalado que "después de tanto tiempo de retraso se espera que tengan un motivo razonable y que como mínimo se haya hecho el trabajo y se hayan buscado alternativas", puesto que en caso contrario no se habría tenido que retrasar el encuentro hasta este miércoles. "Esperamos que presenten algún proyecto que tenga algún grado de maduración", concluyó.
La comisión de seguimiento había sido anunciada por el presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, en la visita que realizó a Ferrol el 23 de mayo de este año, para que se comprobasen los estudios sobre la viabilidad técnica, financiera y jurídica que permitirían determinar en este 2012 si se construye el dique flotante para la reparación de grandes buques.

Fórmulas viables
La comisión se reunió como estaba previsto a finales de junio y julio, pero la convocatoria de agosto no llegó a tener lugar. El 7 de septiembre, el consejero delegado de la empresa, Jaime de Rábago Marín, informó por carta que existían dificultades para "encontrar fórmulas de financiación viables" para la construcción del dique flotante ante la "escasa rentabilidad del proyecto".
La falta de información y de fecha de convocatoria de la comisión llevó a los delegados sindicales del comité de empresa a iniciar un encierro en el Ayuntamiento de Ferrol que se mantuvo durante un mes, hasta mediados de octubre, hasta que se fijó la fecha del 24 como día para la reunión.
Reclaman el dique flotante como solución a la crisis del sector, ya que podría generar ocupación en la reparación de grandes buques que en la actualidad no tienen cabida en las instalaciones del astillero de Navantia Fene-Ferrol.

O PSdeG critica que o proxecto do dique foi ''unha sucia trampa electroral''



24/10/2012 - Galiciaé LV / Axencias
A deputada Beatriz Sestayo manifestou hoxe que o atraso na convocatoria da comisión de seguimento do proxecto para construír un dique flotante na ría de Ferrol foi unha "sucia trampa electoral" tal e como "sospeitaba" o seu partido, o PSdeG. "Esta mañá quedou demostrado que o atraso da comisión de seguimento, tres días despois das eleccións, foi unha sucia trampa electoral", declarou Sestayo.

A terceira reunión da comisión que estuda a viabilidade técnica, económica e xurídica do dique flotante estaba inicialmente prevista para agosto, pero foi atrasada a outubro e celebrouse esta mañá en Ferrol coa presenza dos directivos da Sepi e Navantia, alcaldes da ría e os sindicatos.

Sestayo, nun comunicado remitido esta tarde aos medios, tamén critica que o alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, non acudise a unha reunión sobre "unha infraestrutura transcendental para a cidade" e reprocha a súa actitude de desprezo "covarde" ao sector naval, motor económico de toda a comarca.

Para a dirixente do PSdeG, as razóns que esgrime o PP para "non facer o dique" na ría de Ferrol son "un insulto á cidadanía", unha "burla sen paliativos" e un "tiro mortal a un sector que non levanta cabeza". "Hai tempo que quedou claro que o que se pretende é construír unha ferramenta de traballo para mellorar a competitividade e que entra dentro das competencias dos estaleiros da ría", conclúe a deputada electa ao Parlamento galego.

Sestayo tamén cuestiona o baile de cifras sobre o custo do proxecto que oscila entre "212, 140 ou 86 millóns de euros", segundo datos achegados por ela. "Reclamamos que sexa a Sepi a que financie o dique con cargo á súa tesourería, porque temos constancia de que ascende a 1.300 millóns de euros", sinala.

Crónica de una muerte anunciada



Ganó Feijoo

O el PP, que debería ser lo mismo,y pasó lo menos malo que podía pasar.
La alternativa,era un MULTIPARTITO,con un Psoe sin credibilidad y un Bng, que parecía más preocupado en emular los movimientos separatistas de Cataluña y Euskadi que de solucionar la crisis de paro que corroe este país.

Pero no hay que celebrar nada con champán, "el problema" sigue ahí. Con estas elecciones no se va a solucionar la crisis.

Tenemos unos sectores como son el lacteo,agrario,pesquero e industriales, heridos de muerte, y eso está ahí,por mucho que desde el PP, hagan al igual que los socialistas, de sacar grandes cifras macroeconomicas para esconderlo.


Ya nada será igual

Mucho me temo,que ese Ferrol con 5.000 empleados trabajando en los astilleros pasará a la historia. La carga de trabajo de los últimos años, fué conseguida en base a la armada Española (la cual ya no tiene un duro y si muchos pufos) y un par de contratos con Armadas internacionales, pero en un contexto donde los gastos militares eran asumibles.

Hoy día, los países quieren transferencias tecnologicas y que se construyan esos buques militares en el suelo del propio país. Pero bueno, la falta de competitividad de Navantia se podría suplir con los habituales intercambios comerciales que se realizan en ese sector.


El coste de mantener Astano bajo el paraguas público

Éxito,que fúe un éxito que los sindicatos consiguiesen mantener Astano en el sector público.
Recordemos que fué en 2004,y que en 2005 se vetó cualquier construcción en ese astillero.

A cambio de mantener las instalaciones de Astano en Navantia,se mantuvo un plantilla de 200 operarios propios y 700 de auxiliares, y todo eso en unas instalaciones de 800.000 metros  cuadrados.

Es decir, casi 1.000 personas siendo la mayoría de empresas auxiliares para mantenerlo en el sector público, Y ESTA, ES LA REALIDAD.

¿No hubiese sido mejor trasladar a esos 200 operarios a Navantia Ferrol y desafectar el suelo del astillero?.

Algunos que mantienen que la formula elegida en 2004 fué un éxito nos dicen que miremos la situación del naval hoy. Pero es que hasta el 2011 en los astilleros hubo trabajo y lo seguiría habiendo sino fuese por el tax lease. Para constrarestarlo tambien nos podemos fijar en la plena ocupación de los astilleros daneses y noruegos que desde luego no son más baratos que los españoles.

El partido socialista con los sindicatos de cómplices firmaron la sentencia de muerte del astillero,tiraron a la basura, 15 años de especialización en offshore, enferruxaron las instalaciones, se deshicieron de personal altamente cualificado (que no se podrá reemplazar) y cortaron las oportunidades de muchos jóvenes al privarlos de poder trabajar en un Astano privado,y todo eso por mantener un astillero que tenía a casi todo su personal de subcontratas. Y digo tenía porque a día de hoy ya no se trabaja en Navantia Fene.
 

Al PP ya no se le espera

El gobierno de la xunta ,del concello, en Madrid, el partido Popular en Europa, querían levantar el veto a los astilleros ferrolanos ,y todo eso dicho por palabras de Feijoo.....

Sus fieles y votantes aceptarán gustosos ser engañados (de todas maneras ya en 1996 alargaron el veto otros 10 años),pero otros seguiremos denunciando el uso partidista del naval.

¿Alguien duda de cual sería la actitud del PP de Feijoo en la demanda del dique flotante si gobernase el Psoe en Madrid? . Que poca dignidad tienen algunos políticos que anteponen su carrera política a los intereses de su vecinos. Que se le va a pedir, a personas sin ninguna trayectoria profesional, que viven de la política y sin la cual no tendrían ningún sustento....

Desde luego, la salida de la crisis económica será a través de generar empleos en sectores productivos, cosa que desde aquí se ha repetido continuamente. De la crisis no se sale con "discursos vacíos" estilo Zapatero o Rajoy, que ensalzan el poderío de la nación española, se sale con medidas específicas, de planes industriales, de medidas que apoyen los sectores productivos, y de eso hasta el momento, hay muy poco.

España va bien

En la época de Aznar, el PP consiguío articular una estrategia economica fundada en la sobreactivación del mercado inmobiliario. Cualquiera podía ser emprendedor, comprabas tres pisos,y a los tres años se habían revalorizado un 200%. El gobierno de Zapatero contínuo inflando esa burbuja, y tambien apoyando sectores "ecologicamente sostenibles" pero economicamente insostenibles como el eólico o del desalado. El industrial quedo reducido a la mínima expresión.
Y aquí estamos. Con un paro del 25% y que seguirá incrementando sin ninguna duda.

Y con todo eso 800.000 metros cuadrados muertos de risa en Fene.

por Libexim

Pregunta sobre el dique flotante al gobierno.




Desde el pasado mes de octubre, según recogen diversos medios de comunicación, la Xunta de Galicia apoyó la reivindicación de los trabajadores de la empresa Navantia de Ferrol y, en general, de todas las vinculadas al sector, para que se procediese a la construcción de un dique flotante destinado a la reparación de buques, lo que permitiría asegurar una mayor carga de trabajo en el futuro. La Xunta apoyó esta solicitud, que estimó económicamente viable y hasta se comprometió a cofinanciarla. Se trata de un proyecto de singular relevancia para el sector naval en Ferrol pero también en España. Por lo que interesa saber:

¿Cómo piensa cofinanciar el Gobierno la construcción del dique flotante que demandan los trabajadores del astillero Navantia, pieza fundamental para asegurar la competitividad de la empresa en el mercado de las reparaciones de buques, y que ya cuenta con el visto bueno de la Xunta de Galicia?

Palacio del Congreso de los Diputados, 24 de febrero de 2012.-Francisco Caamaño Domínguez, Diputado.

Respuesta del gobierno:

El objetivo general de las actuaciones que el Gobierno abordará en el conjunto del sector público se orienta a conseguir que constituya un ejemplo de austeridad y rigor. En consecuencia, las inversiones a realizar -incluidas las que vayan a efectuarse en el sector público empresarial del Estado, al que pertenece NAVANTIA-, se basarán en el principio de eficiencia en la asignación de los recursos públicos.

En el caso concreto de las inversiones por las que se interesa S.S., hay que tener en cuenta, en primer lugar, que la sociedad NAVANTIA dispone hoy de instalaciones suficientes para hacer frente a la demanda actual, que se ha reducido en los últimos cuatro años como consecuencia de la crisis internacional, por lo que la empresa dispone de margen suficiente para cubrir un potencial incremento de la demanda.

No debe olvidarse que los acuerdos alcanzados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales-SEPI con los representantes sindicales en 2004, aprobados por la Comisión Europea, excluyen hasta el 2015 a las instalaciones de Fene de cualquier uso civil y limitan también la facturación de NAVANTIA en el mercado civil a un 20 % del total de su facturación, debiendo regirse las actividades civiles de reparación por estrictos requisitos de rentabilidad. El carácter militar de NAVANTIA obliga a que cualquier nueva inversión que incremente la capacidad deba responder y orientarse, fundamentalmente, a cubrir necesidades de la Defensa Nacional debidamente justificadas ante las autoridades comunitarias.

Por ello, NAVANTIA viene estudiando en profundidad las implicaciones de las posibles nuevas inversiones a ejecutar en estas instalaciones y está realizando un análisis riguroso de todas las circunstancias que concurren: la capacidad actual disponible, el incremento potencial de la demanda del mercado, la cuota de mercado accesible. Se deben evaluar, también, sus implicaciones desde el punto de vista financiero, legal y comunitario. Deben tenerse, asimismo, en cuenta las condiciones en las que, en su momento, se encuentre el astillero cuando se produzca el levantamiento de las restricciones indicadas.

Por último, hay que precisar que la actividad a desarrollar potencialmente en las nuevas instalaciones debería realizarse en condiciones de mercado y alcanzando unos niveles de rentabilidad adecuados.

Madrid, 12 de marzo de 2012.-El Secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios.

Preguntas al gobierno sobre la renegociación del veto.





El acuerdo de diciembre de 2004 sobre el sector naval español con los sindicatos y la UE compromete al Estado Español hasta el año 2015.

¿Va la SEPI a reclamar a la UE la renegociación de las condiciones del acuerdo del 2004, concretamente en relación a las limitaciones a la construcción civil en la antigua ASTANO hasta el 2015, o a la limitación del 20 % de construcción civil?

Palacio del Congreso de los Diputados, 28 de marzo de 2012.-Francisco Manuel Caamaño Domínguez, Diputado.



Respuesta del gobierno :

Es preciso aclarar que nunca ha existido un "acuerdo de diciembre de 2004 sobre el sector naval español con los sindicatos y la UE". Lo que sucedió es que, a lo largo del año 2004, la Comisión Europea adoptó sendas Decisiones (mayo y octubre), que obligaban a IZAR a devolver ayudas recibidas y declaradas incompatibles, lo que tuvo como resultado el que la compañía pudiera entrar en proceso de disolución.

Para solventar dicha situación, se adoptó la decisión de crear NAVANTIA (a la que le fueron transferidos determinados centros), y la entrada en liquidación de IZAR (abril 2005) y la posterior venta de sus activos. Estas decisiones fueron negociadas y consensuadas con las Federaciones Sindicales, con las que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales-SEPI e IZAR suscribieron un Acuerdo el 16 de diciembre de 2004.

Aclarado esto, procede subrayar que las denominadas "limitaciones a la construcción civil en la antigua ASTANO" o la denominada "limitación del 20% de construcción civil en NAVANTIA" no derivan directamente del acuerdo de 2004 al que se refiere S.S. Por el contrario, constituyen obligaciones impuestas por la Comisión Europea a España en lo que se refiere a la actividad civil de NAVANTIA, derivadas de la invocación por nuestro país del antiguo artículo 296 del Tratado destinado a mantener la actividad de construcción naval militar para proteger los intereses esenciales de la seguridad y defensa nacionales.

Sobre el astillero de FENE pesa una limitación impuesta por la Comisión en su Decisión de 1 de junio de 2005, consistente en la prohibición de ejecutar obra civil, debiendo limitarse a la producción militar hasta el 1 de junio de 2015.

Ahora bien, la citada Decisión incluye una cláusula de revisión de las limitaciones impuestas por los astilleros -de común acuerdo con la Comisión y en el marco del artículo 348 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea-, en el caso de hechos nuevos relevantes y de naturaleza excepcional (en especial referidos a fusiones o cooperaciones entre los constructores navales europeos).

Si bien hasta ahora la Comisión ha considerado que una renegociación de los términos del Acuerdo estaría vinculada a la recuperación de las ayudas otorgadas en el pasado a los astilleros, y ha puesto de manifiesto las dificultades a las que se enfrentaría un intento de levantar las restricciones, el Gobierno está dispuesto a evaluar dicha posibilidad y a emprender las acciones precisas ante la Comisión, si se cumplen los requisitos que lo permitan. En ese caso, el Gobierno realizará todos los esfuerzos que estén a su alcance.

Madrid, 14 de mayo de 2012.-El Secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios.
.

Preguntas al gobierno sobre Navantia Fene


Capacidad productiva del astillero de Navantía Fene. (184/005220)
Presentado el 23/04/2012, calificado el 08/05/2012
Autor:

A la Mesa del Congreso de los Diputados

Al amparo de lo establecido en el artículo 185 y siguientes del Reglamento del Congreso de los Diputados, el Diputado que suscribe formula las siguientes preguntas dirigidas al Gobierno y para las que solicita respuesta por escrito.

Como planteamos en una anterior pregunta parlamentaria, registrada con fecha de 13 de enero de 2012, la situación del naval público tiene una enorme importancia en materia de empleo y creación de riqueza social en una comarca, Ferrolterra, particularmente castigada por las políticas neoliberales de desinversión industrial, implementadas ora con los gobiernos de Felipe González, ora con los de José María Aznar, políticas cuyo correlato son ya las más de 20.000 personas registradas en paro en este territorio.

Un elemento particularmente significativo para la dinamización industrial de la zona es el astillero de Navantia Fene, sobre el cual pesa un veto europeo para la construcción civil pública que se prolonga hasta 2015. En este tiempo fueron muchos los cantos de sirena que intentaron malvender un activo industrial importante, que a nuestro juicio deben ser desechados en aras a desarrollar una planificación y política industrial pública, en un sector productivo que consideramos debe alcanzar la condición de estratégico.

Este Grupo Parlamentario quiere llamar la atención del Gobierno del Estado acerca de la necesidad de preparar de manera planificada el levantamiento


Respuesta del gobierno:

La sociedad NAVANTIA cuenta hoy con instalaciones suficientes para hacer frente a la demanda actual, que se ha visto reducida, desde los niveles alcanzados en 2007, como consecuencia de la crisis internacional. Por lo tanto, la empresa tiene margen suficiente para cubrir un potencial incremento de la demanda.

Las instalaciones de Fene tienen restringido su uso al ámbito de la construcción militar, en virtud de los acuerdos sindicales alcanzados en el año 2004 y aprobados por la Unión Europea, que excluyen hasta 2015 el uso de las instalaciones de Fene de cualquier uso civil.

Por ello, las decisiones sobre nuevas inversiones deben tener en cuenta todas las circunstancias que concurren, debiendo analizarse la capacidad actual disponible, el incremento potencial de la demanda del mercado y la cuota de mercado accesible, las implicaciones económico-financieras de la inversión e, incluso, las condiciones del astillero en el momento del levantamiento del cese de las restricciones indicadas.

Este es el marco global que define las nuevas inversiones a acometer en las empresas públicas y que, por tanto, afecta también a las que se vayan a realizar en NAVANTIA. En este sentido, es preciso aclarar que la compañía tiene instalaciones suficientes para la actual demanda y para cubrir un potencial crecimiento futuro. En cualquier caso, habrá que comprobar los posibles condicionamientos que imponga la UE en el momento del levantamiento del veto.

En la actualidad NAVANTIA tiene margen suficiente para incrementar sus pedidos, tanto en la rama militar como en la rama civil, tanto en los astilleros gallegos como en los astilleros de Cádiz y Cartagena, pero claramente NAVANTIA tiene que orientar toda su actividad, hoy por hoy, al exterior para abrir mercado. A partir de ahora, la actividad exterior de NAVANTIA es prioritaria, para lo que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales-SEPI reforzará su área comercial incrementando sus responsabilidades, su dimensión y sus recursos.

Feijoo

El BNG escogió Fene para cerrar su campaña como símbolo “do dereito que temos a facer barcos”


E-mail Imprimir PDF
Diario de Ferrol-2012-10-20-009-7ab0f496
    redacción ferrol   .El número cuatro del BNG, Fernando Branco, calificó ayer la campaña desarrollada por esta formación política como “un exemplo de compromiso e diálogo coa xente, de propostas para botar a andar unha Galiza que ten confianza nos seus recursos e nas súas capacidades”. Indicó que su trabajo en estos quince días no ha consistido en “vender unha mercadoría, senón en poñer en valor e explicarlle á xente o que estamos a facer no día a día na defensa dos seus problemas”.
En su intervención en el acto de cierre de campaña –para el que el BNG escogió la Plaza da Escola, en Perlío (Fene)– el candidato agradeció el trabajo y entrega de los afiliados para trasladar el mensaje de esta formación política al conjunto de la ciudadanía. En el medio centenar de actos que se celebraron en los diferentes municipios de la comarca se constantó, dijo Branco, “a grande expectativa aberta polas propostas do BNG sobre os problemas que verdadeiramente preocupan ás persoas”.

El número cuatro de la lista del Bloque hizo hincapié en la elección de Fene para abrir y cerrar la campaña electoral, una decisión que obedece, precisó, a que “para nós, coa grúa pórtico, é a bandeira da reivindicación do dereito que temos a facer barcos,  e da loita polo levantamento do veto político que nos ten castigado ao desemprego e á emigración”.

Fernando Branco se entrevistó por la mañana con trabajadores de la empresa “Privilege”, que consideró “un vivo exemplo dunha política de abandono da nosa industria que practica o PP, favorecendo axudas públicas a empresas que logo botan o peche, deixan na rúa aos traballadores e mesmo deslocalizan os investimentos”. n

PEMEX VS PEMEX


E-mail Imprimir PDF
O  controvertido contrato naval que a  mexicana Pemex, parece  manter  con estaleiros galegos, lonxe de afianzar a súa veracidade, cada día que pasa, polos continuos desmentidos e o segredo dunhas   disposicións  que  impiden publicitar a súa certeza, aínda supondo  fiable  o alcance dos seus termos, por esa envolvente  de dogma de fe que rodea o asunto, é normal  que a masa crítica dependente do naval afiáncese na  sucesión  de artificios  e astucias  que caracterizan o histórico do sector,  e en boa lóxica, decidan acollerse ao  escepticismo para  refugar o factor de risco  da  vía crédula.
Hai fórmulas sobradas para demostrar a certeza de calquera acordo contractual. Claro que se como resulta ser o caso, existen limitacións ao   mediar  cláusulas secretas que impiden  coñecer   o alcance  do  seu contido, entón tal restrición ademais de negar toda veracidade  probatoria, adxudica ao contrato nula   fiabilidade.

Iso é así, a pesar do empeño inútil  de quen politicamente tenta demostrar o contrario  achegando  por todo  referente  a   categoría institucional dos contratantes, extremo que  ademais de pouco serio é un completo disparate, pois que  a petroleira Pemex, sexa controlada polo goberno mexicano, e a española  Navantia sexa dirixida  polo executivo  español, tal condición, para nada engade  rango de solvencia,  mais ben acentúa  o risco por intervención dunha deficiente representación   política.
É normal que a sociedade da comarca de Ferrolterra néguese a comulgar con rodas de muíño por mais que os oficiantes  da  consagración veñan ataviados de túnica estatal,  pois en consideración aos reveses cultivados na articulación de medidas para a recuperación  do sector e os nulos  resultados alcanzados na  reconquista do  mercado naval convencional,  o só feito de pensar que a solución do futuro do sector  depende en exclusiva  da xestión política, é para botarse a tremer.

Por conveniencia, non se debera outorgar o procedemento algún con Pemex, sen analizar previamente  como contraste de referencia o estrepitoso fracaso cultivado 23 anos atrás tras a  formalización e xestión  do contrato  internacional establecido  naquel entón  entre o Goberno español de Felipe González e o trasalpino de Giulio Andreotti, en cuxo contido o holding público italiano Efim, comprometía instalar en chans da factoría Astano cedidos pola súa homónima española INI, unha  planta fabril denominada SIV atlántica  cuxa investimento  afrontaban as arcas publicas  españolas por contía superior ao 75%, dun custo de implantación  sobre valorado.

Tamén naquela ocasión existía unha cláusula de confidencialidade, unha  disposición secreta que curiosamente foi a única parte do contrato que levou a termo no marco dunha estratexia de deseño por parte italiana,  consistente en incrementar a potencialidade da firma de automoción  Fiat por absorción da española Pegaso, planificando esa consecución en coincidente temporalidade coa renuncia a afrontar a obrigación contractual de maior calado, deixando así  sen efecto a construción da fábrica de vidro. Todo iso co agravante engadido  que supuxo o investimento  de reordenación das instalacións da factoría, e a formación en Venecia  duns recolocados que nunca o serían, é dicir, as consecuencias resultantes de cando uns indocumentados  métense a executivos.

O presidente electo Peña Nieto na súa recente visita  ao noso país dixo que o acordo para construír buques-hoteis era  de “ganar-garar”; expresión xenuína do visitante  cuxo encaixe é utilizado por aquelas latitudes cando alguén se refire  a negociacións nas que se persegue o mutuo beneficio, e de orixe esta contrapartida  de equivalencia é coincidente co fin previsto, pois tense de explicar, que as  unidades navais que se barallan construír  nos  estaleiros galegos é o achegue de reciprocidade dunha operación de gran escala cuxa finalidade é desenvolver os xacementos en augas profundas do Golfo de México.

A envergadura deste proxecto excede no tecnolóxico e o financeiro a capacidade da paraestatal mexicana, para iso Pemex require asociarse con outras empresas petroleiras; conxuntura aproveitada pola española Repsol para afianzar  o seu status preferente. É evidente pois, que a construción das unidades navais en colación, está ganduxado coa entrada  de iniciativa privada española en Pemex, obxectivo que por obviedade  xurídica é inviable en tanto non se modifique a Constitución do país azteca que impide toda participación  foránea. Por tanto nada hai que discutir sobre un  contrato inexistente, no entanto, si debemos  envorcarnos colectivamente en  lograr que o actual protocolo tome corpo de  oficialidade con  garantías.

El BNG, el único partido que pide el levantamiento del veto.





6.1.1. Unha economía con base industrial

o BNG defenderá as seguintes medidas:

⁃ Cumprir a Lei do Sector Naval de Galiza (Lei 4/2010), impulsada por unha Iniciativa Lexislativa Popular, e aprobada por unanimidade no Parlamento Galego, mais nunca desenvolvida polo PP, a pesar de o sector naval ter un carácter estratéxico para Galiza.


Erradicar as limitacións da produción do sector naval impostas por parte da UE, que impiden que o estaleiro público Navantia-Fene poida construír buques civís e a imposibilidade de realizar contratos mediante a fórmula do “tax lease”.


⁃ Reclamar a participación da Xunta de Galiza no Consello de Administración de Navantia.
⁃ Garantir un soporte financeiro necesario ao sector naval en Galiza, que permita acometer novos proxectos e captar pedidos internacionais.


⁃ Apoiar a construción do dique flotante, para que invista nunha infraestrutura que lle permita a Navantia- Ferrolterra continuar a ser competitiva no mercado de reparacións navais de grandes buques, moi especificamente metaneiros.

UN MES DE ENCIERRO, SI ¿ Y…. ?




          Tanto la opinión de la SEPI como la de la dirección de Navantia, fueron, desde el primer momento, totalmente contrarias a la construcción del Dique Flotante. Y así lo expresaron ambas con toda claridad y sin ambigüedades. Entonces, si ya conociendo esto se decide, igualmente, realizar un encierro de delegados ¿Con qué objetivo se hace? Es de suponer que con la finalidad de hacer cambiar de opinión a ambas direcciones ¿O no? Por lo tanto y considerando que las posturas de las dos entidades continúan invariables respecto al planteamiento inicial, lo que uno se pregunta es si realmente tuvo sentido levantar el encierro. O quizá, la pregunta que haya que hacerse sea ¿Fue el encierro una medida acertada?

Francamente, no parece tener mucho sentido adoptar semejante actitud y luego desistir de ella sin haber conseguido absolutamente nada. Sobre todo, teniendo en cuenta el momento electoral que se vive. Más bien y debido precisamente a eso, el encierro quizá debiera haberse endurecido, y eso, si sería intentar aprovechar sindicalmente la situación del momento.

Es cierto que no siempre es posible, por mucho que se pelee, conseguir los objetivos de forma plena, pero no es menos cierto también, que salvo en rarísimas ocasiones y esta parece ser una de ellas, se levantó una postura de fuerza sin haber conseguido absolutamente nada. Si la única pretensión de los diferentes comités  (empresa principal y empresas auxiliares) era conseguir que la comisión se reuniese para determinar la viabilidad técnica, económica y jurídica de la construcción del Dique, creo sinceramente que eso se pudo haber conseguido sin tener que salir del interior de la empresa.

Ya sabemos que el Dique es técnicamente viable, ¿O acaso ahora no vale para nada el trabajo que desarrolló la Delegación de Galicia del Colegio de Ingenieros Navales y Oceánicos de España? También sabemos ( tenemos que entenderlo así ) que jurídicamente también es posible, y si no, ¿Cómo se podría entender que se pueda construir un buque flotel, o que se pudiesen hacer dos buques quimiqueros, cosas de las que yo todavía dudo que se puedan hacer sin vulnerar los acuerdos del 2004, y sin embargo no pudiésemos construir el Dique Flotante? (recuérdese que dijeron que los buques quimiqueros no los hacemos por no ser competitivos, no porque jurídicamente no fuese posible)  Por lo tanto, está claro que, que se reúna esa comisión tiene muy poca importancia de cara al espíritu de lo que se reivindica.

La empresa siempre cuestionó, aún cuando no tenía ningún tipo de estudios, su rentabilidad. ¿Entonces que es lo que realmente esperan los representantes de los trabajadores que salga de esa reunión? La verdad todo indica que la respuesta de la comisión va a ser negativa o de darle largas y largas al asunto. Y es que si no fuese así, el programa electoral del PP ya recogería algo al respecto y sin embargo no lo hace. Sobre el naval tan solo dice que se impulsarán las medidas necesarias para hacer más competitivos a los astilleros, es decir, nada. Y en cuanto a la SEPI, ésta y siguiendo claramente orientaciones de tipo político, mantiene el mismo patrón de siempre al instalarse en el terreno donde ella siempre mejor se movió, en el del desgaste de los trabajadores. Resumiendo, personalmente creo, y esto es tan solo una opinión, que los comités se equivocaron al aceptar que Navantia y la SEPI nos digan lo que piensan pero una vez pasadas las elecciones. Creo sinceramente que se cedió terreno precipitadamente y además, sin haber agotado antes todas las posibilidades.

Ras

A ras de cielo
parece crecer.
Bajo tus mantos
veo el fuego arder.

Y camino sin pies,
mi risa en la mano.
Veo al suelo volver,
a ras de cielo caer.

Corriendo otra vez,
¿quién sabe porqué?
¿Alguien sabe quién?
arrancando, ya ves.
Podremos caminar
A ras de cielo
Juntos podremos
A ras de cielo caer.

Elecciones en Galicia: De Guatemala a Guatepeor.


Es tal el nivel de insalubridad política de este "país", que con un gobierno del PP  que en  estos últimos 4 años, y con el que siendo muy benévolos podríamos calificar de mediocre, en el cual en la cuenta del haber respecto a la multitud de promesas del sector naval ,solo tiene el contrato con Pemex, con un gobierno que no tiene ningún logro que mostrar, un país desangrandose a borbotones, con cientos de jóvenes sin futuro ni perspectivas, con los sectores primario y productivos al borde del cierre o la extenuación, con un gobierno que ya ni promete nada porque sabe que no lo podrá cumplir, pues ante todo esto, imaginen el nivel de la oposición, para que un gobierno, en un país de esas características, ya no se dude que vaya a ganar las elecciones, sino que si vuelve a obtener mayoría absoluta....

El bagaje de la última legislatura es nefasta y no convence a nadie, bueno a sus acólitos y fieles que le seguirían por un despeñadero sí, pero eso no es novedad, el partidismo sectario, es innato de esta sociedad, algunos por propia necesidad, ya que si los sacamos del partido, morirían de inanición ,otros por tedio y el resto es íncreible que vayan votar.

Lo cierto, es que eso que llaman  "solvencia financiera" no da de comer, y a una persona que esta en paro y sin perspectivas, no se la consuela con grandes discursos de cifras macroeconomicas sino que lo que precisa son hechos y posibilidades reales y posibles  de conseguir un empleo, y tal como vamos, con cientos de personas chupando de la teta del estado (por absoluta necesidad) con miles de familias que se sostienen con las pensiones de los abuelos, lo primero que se pierde es la esperanza y la ilusión.

Porque con estas elecciones se tiene la sensación de que pase lo que pase, nada va a cambiar.

¿Y cual es la estrategia que ha adoptado el partido socialista?. La del cañonazo a todo lo que venga del PP, sea bueno o malo para los gallegos.Y han cometido ese error, por desconocimiento de la situación o por incompetencia de sus dirigentes. El caso más flagrante lo hemos visto con los contratos de Pemex, pasaron primero por desdeñar los encargos siendo dos buques realmente importantes ,con lo de "barquitos chiquititos" y al final optaron por poner en duda los contratos, ratificados varias veces por responsables de la firma.
 Aún así siguen como Don Erre que Erre con el mismo discurso infantil de "si no lo veo, no me lo creo",y es que  si cambían el guión al final de la partida quedaría muy a la vista la poca credibilidad que tienen.
El BNG opta por el retorno al mundo irreal de soberanía propia ,y eso a sabiendas que con  solo un 15% de apoyo de la ciudadanía no se puede aspirar a imponerle a la mayoría restante un cambio tan drástico en sus relaciones con el estado español. Aunque tal como nos ha ido en los últimos años,dan ganas de abandonar.... hasta la unión europea.
por libexim.

Fundamental, fortalecer la industria petrolera de México



http://www.enriquepenanieto.com/sala-de-prensa/entrada/fundamental-fortalecer-la-industria-petrolera-de-mexico Madrid, España.

El Equipo para la Transición Gubernamental del Presidente electo de México, Enrique Peña Nieto,  resaltó en la capital madrileña la importancia de fortalecer  la competitividad de la industria petrolera mexicana.

De acuerdo con la información proporcionada en diversas reuniones por  la Secretaria de  Energía y Pemex, y en el marco de la visita a España del Presidente electo, Enrique Peña Nieto, se concluyó que es importante renovar la flota naval de la empresa petrolera.

La medida tiene como fin reducir los costos de logística, mantener la seguridad del personal e incrementar la productividad de la paraestatal.

Entre el tipo de embarcaciones que se requieren, hay la necesidad de adquirir aquellas que permiten alojar al personal de las plataformas petroleras.

Ante esta necesidad, Pemex Internacional (PMI) ha suscrito contratos con astilleros de Galicia para la construcción de dos "floteles", cuyas especificaciones pueden ser cubiertas por dicha empresa, atendiendo a la normatividad que rige a esta filial de Pemex.

El Equipo para la Transición informó que en los términos expuestos por Pemex, esta contratación puede representar un paso importante para fortalecer la competitividad de la industria petrolera mexicana, mantener la seguridad de sus trabajadores, y tendrá beneficios importantes para las economías de México y España.

EL SR. M. TELLADO Y EL SECTOR NAVAL FERROLANO



 

           Sr. Tellado, estoy de acuerdo con Vd cuando dice que parece una tomadura de pelo que ahora vengan a Ferrol, a hacer promesas sobre  la construcción del Dique Flotante, quienes antes tuvieron la posibilidad de dar pasos al frente y sin embargo no hicieron nada al respecto. Pero eso, aún siendo cierto, en absoluto les exime a Vds, los del PP, de la responsabilidad que, con respecto al Dique, Vds también adquirieron y además, en repetidas ocasiones.

            ¿Recuerda Vd que era lo que decían los Srs. Fernández de Mesa y Juan Juncal en la campaña electoral de las últimas elecciones generales respecto al Dique Flotante? Seguro que si. Al fin y al cabo, no pasó tanto tiempo. Bien, pues siendo así, recordará por tanto, que en esta comarca nadie defendía su construcción como lo hacían ellos dos ¿Lo recuerda verdad?

Sin embargo, a los tres días, justo a los tres días, yo leí unas declaraciones del Sr. Fernández de Mesa en los periódicos en las que ya se desmarcaba de todo lo que había dicho en la campaña. Y eso, insisto, a los tres días, porque a partir de ahí, ya nunca más se le volvió a escuchar nada sobre el asunto. Un comportamiento este similar e igual de penoso al que vino desarrollando desde entonces el ilustre senador ferrolano D. Juan Juncal. Que poca vergüenza. Por eso, no es de recibo que ahora venga Vd a decir que los socialistas lo que están haciendo es insultar a la inteligencia de todos los ferrolterranos. Y no lo es, Sr. Miguel Tellado, porque en cuanto al sector naval ferrolano en general y al Dique Flotante en particular, el PP y el PSOE son culpables a partes iguales de todo cuanto sucede.

Vd, Sr. Tellado, responsabiliza totalmente al PSOE del veto que pesa sobre el astillero de Fene. Sin embargo, eso no se ajusta totalmente a la realidad. Es cierto, que es el PSOE el primero en golpear a la antigua Astano, pero no es menos cierto también, que en el 1997 el Sr. Aznar prorrogó ese veto durante 10 años más, es decir, hasta el año 2007. Período durante el cual, se crea Izar para agrupar a todos los astilleros públicos del Estado. Por lo tanto, Sr. Tellado, debería de ser Vd un poco más reflexivo a la hora de acusar.

Dice Vd también y de manera insistente, en todos los medios de comunicación a los que visita, que este contrato del buque flotel significará para Navantia tener trabajo para 1.500 trabajadores durante 30 meses. Y eso es incierto. Mire Vd, cada trabajador realiza 1.700 horas de trabajo al año. Por lo tanto, si lo que hay es una carga de trabajo equivalente a 1,500.000 horas,  eso significa que para 1.500 trabajadores hay ocupación para 125 días. O si lo prefiere, para 882 trabajadores durante un año. Y esto es lo que hay y no da más si. Por tanto, no vuelva a mentir Vd y no insulte, igualmente y como Vd dice de otros, la inteligencia de todos los trabajadores del sector naval de esta Ría.

Entiendo que Vd defienda aquello en lo que cree, faltaría más, pero eso no le da derecho a engañar a base de manipular los hechos. El sector naval de la Ría de Ferrol está como está por culpa, fundamentalmente, de CC.OO, UGT, PP y PSOE. Unos porque se equivocaron estrepitosamente en sus decisiones, y además, porque, al menos hasta ahora, no supieron o no quisieron rectificar. Y los otros, ambos los dos, por negarse repetidamente a afrontar unas negociaciones que fuesen encaminadas al fin de tan injusto e injustificable veto. Engañando además, como han hecho en cada proceso electoral, a toda la sociedad de Ferrolterra diciéndole que hacían sin hacer nada.

Y ya por último, ¿Está Vd seguro de que Navantia puede construir este buque sin que la Comisión de la Competencia nos imponga una nueva sanción? Es cierto que el contrato con P.M.I COMERCIO INTERNACIONAL S.A. ( filial de Pemex ) es un contrato importante para GALICIA, pero ojo, que lo sea para Ferrol, yo ahí ya tengo mis dudas. Dudas razonables y fundamentadas en los acuerdos del 2004. 

Editorial/ De SEPI, Pemex y Cortizos



Pedro E.Sanz Sánchez
El tener que escribir en un editorial algunos temas, que para determinadas personas resultan “tabú”,  no es cosa fácil.

Cuando escribes  y críticas al contrario todas son alabanzas, cuando lo haces contra ellos …se llega al insulto, incluso a la amenaza.
Pero bueno, como a uno ya se le pasaron  el contar uvas y solo queda aquello de los rabos de pasas para la memoria, pues…a escribir.
Resulta bochornoso  lo que está ocurriendo  con el naval en Ferrol.  Como los que dejaron el sector como un tremendo erial se dedican a la crítica pura y dura contra “sus adversarios”, utilizando unos argumentos despreciables.
He seguido con atención la comparecencia del presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, en la comisión del Congreso. Una persona que con sus palabras “aclaró  y dejó claro” lo referente a PEMEX, como lo hizo, como una apisonadora, el presidente Feijóo en el debate televisivo ante Pachi Vázquez.
Y lo que más me llamó la atención es la camaleónica figura de un señor, Miguel Cortizo, que debería estar más que callado y que se dedicó al insulto, a la mentira y al engaño en esta sesión. Bueno….mentir, engañar  es prácticamente su profesión y les recordaré el porqué.
Ramón Aguirre aseguró que los contratos con PEMEX eran firmes que supondrán  carga de trabajo para las factorías de la ría de Ferrol de Navantia y para las auxiliares.
Hasta ahí todo bien, pero…”el mago de la palabra” , como portavoz socialista dijo que para creerle (daba por hecho que R. Aguirre mentía) debería enseñar los contratos y acabar con todas las especulaciones y polémicas (¿por parte de quien especulaciones y polémicas?).
”Coño, (¡qué bien hablado el señor Cortizo en el Congreso), enséñelos , si no lo hace dejaré de creerle y le consideraré un mentiroso y un cómplice de la mentira del presidente de la Xunta por un bastardo interés electoral”.

Aguirre reconoció que durante  su vida política le había llamado “muchas cosas” pero negó ser “bastardo”, ni cómplice, ni mentiroso y enseñó a los miembros de la comisión el contrato firmado provocando el aplauso de los diputados populares, leyendo una cláusula de dicho contrato  en la que se prohíbe dar difusión al mismo o se puede anular la contratación.
“Así que cuando estamos calladitos  es porque queremos  que los contratos salgan, ¿y usted?, no estoy autorizado a enseñárselo y tampoco el presidente de la Xunta, que nada tiene que ver con Navantia. Así que ni es mentiroso, ni oculta la verdad, ni engaña a nadie. Está cumpliendo la legalidad vigente”.
Ya ven…patada bien dada al señor Cortizo, similar a lo que hizo Feijóo en el debate televisivo.
Pero… ¿Cómo es posible que en el PSOE permitan  que el ex delegado del gobierno en Galicia desempeñe el cargo de portavoz en la comisión de industria?, ¿no saben de lo florido de su verbo?, ¿no saben que él ha mentido, engañado, al sector naval ferrolano?.
Recuerden que a finales de setiembre del pasado año el señor Cortizo se trasladó a Ferrol, como delegado del gobierno, y celebró una rueda de prensa en la sede socialista  diciendo “En nombre del gobierno (socialista) estoy autorizado a transmitir que Navantia está dispuesta a financiar el 50% del dique de reparaciones y si la Xunta asume el otro 50 % este tema que es de vital importancia para la comarca se puede poner en marcha ya” .Jajaja. Es decir, que la Xunta, los gallegos, tenían que poner dinero para una empresa del Estado que debería aportar el 100%. Era una maniobra electoral, clara y dura, implicar a la Xunta para dejar quedar mal al PP, mientras en Navantia no sabían nada de la oferta, y “empezar ya” era imposible porque no había financiación alguna.
Ese es el señor Cortizo, un socialista al que pusieron en el cargo de delegado después de haber ejercido varios años como embajador en Paraguay, para que se convirtiera en látigo contra los populares en una tarea de desgaste ante  próximas elecciones. Ya ven, mentiras antes, mentiras ahora.
Y yo me pregunto…ante este panorama ¿existe politización en los comités de empresa?, ¿en estos momentos se está más por meter la uña al PP o por la defensa de la carga de trabajo?, ¿porqué antes  había silencio de los corderos y ahora truenos y relámpagos?.
Ante la oferta de Cortizo,  Sinde, presidente del comité de Navantia Ferrol  cuestionó la afirmación del delegado del gobierno sobre la financiación de Navantia (principios de octubre del pasado año), aseguró que le extrañaba que esta oferta viniera de boca del delegado y que la empresa no hubiese aportado ninguna información y remató “porque no es cuestión que salga dos meses antes de las elecciones”.
Es decir,  los trabajadores comprobaron la mentira, la oferta “electoral”, sabían que llevaban años sin contratación alguna, pero…. Las protestas fueron “leves”
Y ese “pero” aparece de nuevo ahora, en estas fechas, “todos contra el PP”, dicen los políticos de izquierda, y parece que a esto se suman determinados sindicalistas (bueno alguno lo dijo muy claro desde su óptica nacionalista y ya sembraron vientos a la espera de que puedan llegar tempestades).
Me refiero a las llamadas a los trabajadores  a movilizaciones, concentraciones, peticiones de huelga general, etc  ,etc…¡incomprensible!. Yo no pido que se vaya contra nadie, pero…¿qué tal lo pasaron determinados miembros de los comités de empresa de Navantia en el mitin de Rubalcaba en Caranza?. Allí  ni palabra, no hubo cacerolada, petardos, piedras, huevos…sabiendo quienes fueron y son los culpables de la situación, ¿será porque, como suele decirse en castellano claro,  son de la misma cuerda?.
Asusta  recordar otros tiempos, quizás los dirigentes sindicales podrían dar ejemplo de neutralidad y suspender sus actuaciones hasta después del 21.
Ayer se aseguraba que en breve  Navantia tendrá una sorpresa positiva. Ahora ya empezamos con el flotel y la reparación de buques de guerra argelinos. ¿Por qué no confiamos en el nuevo equipo  de la SEPI y Navantia sobre todo pensando en el desierto socialista?.
Paz y bien.

21 O/ “Pachi Vázquez acude a Ferrol con falsas promesas.Un insulto a la inteligencia” (M.Tellado, PP)


ELECCIONES GALLEGAS 2012


El PP de Ferrol califica de “tomadura de pelo” la promesa realizada en el día de ayer por el candidato socialista Pachi Vázquez en su visita a Ferrol en la que prometió la construcción del dique flotante con fondos de la Xunta de Galicia. El  candidato popular Miguel Tellado, recordó que fue precisamente el gobierno socialista dirigido por Rodríguez Zapatero el que negó la construcción del dique  durante los últimos años.
 “Resulta un insulto a la inteligencia y a la memoria de los ferrolanos realizar esta promesa en Ferrol, y más en presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, que se sentaba en la mesa del Consejo de Ministros que aprobó la reconversión del 2005”, recordó Miguel Tellado.
Desde el PP de Ferrol se lamenta que Pachi Vázquez acuda a Ferrol con “falsas promesas y con las manos vacías”. En contrapartida a esto, Feijóo visitará Ferrol con un contrato ya firmado, que dará trabajo a 1.500 trabajadores durante dos años y medio en los astilleros de la ría ferrolana, con una inversión de 150 millones de euros.
Para el candidato Miguel Tellado, “Pachi sí está jugando con las ilusiones de los trabajadores del naval, engañándoles de forma masiva”. Y recordó que “con los 8.000 millones de euros que el PSOE dilapidó en el Plan E, se podrían haber construido 54 diques”, y se pregunta dónde estaba Pachi Vázquez entonces.
El PSOE dijo no al dique cuando gobernaba en España
Desde el PP de Ferrol se recuerda que el proyecto del dique flotante, abalado por el Colegio de Ingenieros de Galicia y por la Consellería de Industria del gobierno de Feijóo, fue rechazado por la dirección de Navantia, cuando aún gobernaban los socialistas en el gobierno de España, y por eso, “se lamenta que los socialistas acudan ahora a Ferrol a intentar engañar a los ciudadanos una vez más, con falsas promesas, de escasa credibilidad”, explicó Tellado. “Dijeron no cuando eran gobierno, y ahora pretenden engañar a los ferrolanos?”
.Los autores de la reconversión del 2005
Desde el Partido Popular de Ferrol se recuerda que la situación en la que se encontraban los astilleros públicos de la ría de Ferrol es la herencia del gobierno socialista. Tellado recordó que nada más llegar los socialistas al gobierno central aplicaron una nueva reconversión al naval ferrolano, destruyendo 1.400 empleos directos y otros 2.000 en la industria auxiliar.
Desde el PP se recuerda que el veto  a la construcción de buques convencionales en la antigua ASTANO es el resultado de una nefasta negociación de los socialistas en Bruselas, que aceptaron una sanción injusta, sin recurrirla, e hicieron caer esa sanción sobre el astillero de Fene.
Cero contratos en cinco años
Tellado recordó que los socialistas dejaron el gobierno sin conseguir un contrato durante los últimos cinco años  para los astilleros de Ferrol. “Es una pena que Rubalcaba no explicase ayer, porque todos los contratos que conseguía Navantia se dirigían a los astilleros de Andalucía, y se privaba a los astilleros de Ferrol de carga de trabajo”, lamentó el candidato popular.
Desde el PP se señala que las gestiones del Presidente de la Xunta con la cuarta petrolera del mundo, PEMEX, para conseguir carga de trabajo para Navantia Ferrol, han puesto de manifiesto el compromiso del Partido Popular y de Alberto Núñez Feijóo con el naval gallego

¿PUEDE NAVANTIA FERROL CONSTRUIR EL BUQUE FLOTEL?

 ¿PUEDE NAVANTIA FERROL CONSTRUIR EL BUQUE FLOTEL?

               Vaya en primer lugar, si es que la firma efectuada en Santiago es una firma realmente definitiva para la construcción de los flóteles, mi más sincera enhorabuena para el Presidente Feijoo, el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra y para todos los que de una u otra forma trabajaron en la consecución de este contrato. Pero dicho esto, ahora y después de la lógica resaca de la buena noticia, tenemos que preguntarnos si realmente Navantia Ferrol puede construir este buque flotel. Y claro, si la pregunta se hace así tal cual, sin más aclaraciones, la respuesta sin duda es claramente afirmativa. Sin embargo, si se hace intentando leer lo que subyace bajo los acuerdos firmados del 2004, la respuesta ya se encuentra con una serie de condicionantes que dan lugar a muchas y serias dudas.

               Y en esa línea de seriedad y análisis y al mismo tiempo lejos ya de todo tipo de euforia que pudiese contaminar la interpretación de lo firmado, hay que decir que hay una parte de su articulado que invita, cuando menos, a hacer una sería reflexión sobre cuestiones que son fundamentales, como por ejemplo:

            Que los acuerdos dicen que se presentará a la Comisión un cálculo de costes de cada nuevo contrato de un buque civil. Y esto, es además tan importante, que incluso cuando la Comisión advirtió de esta redacción, le prohibió taxativamente a Navantia contratar ninguna actividad civil nueva mientras el gobierno de España no hubiese recibido la correspondiente carta informativa.

            O como que España, se comprometió a que Navantia actuaría en condiciones de mercado y a que, por tanto, cada pedido de construcción civil así como la actividad de reparación, se efectuasen en condiciones de rentabilidad. Y ello, basado en la consideración del carácter complementario que, mientras duren las actuales restricciones, debe de tener la actividad civil en la Compañía.

            Por lo tanto, la pregunta es ¿Entregó Navantia esa oferta a la Comisión antes de entregársela a la petrolera? O lo que se hizo, fue multiplicar por dos el trabajo hecho por Barreras y asumir como oferta la mitad, que es lo que realmente le corresponde a Ferrol por la construcción de una unidad. Y si así fue, ¿Podría ahora mismo Navantia Ferrol trabajar en las mismas condiciones de mercado en las que trabaja Barreras en un buque de estas características y además, ganar dinero en la operación?

            Francamente, es muy difícil, prácticamente imposible, que Navantia Ferrol, que nunca construyó un buque de este tipo y que además, lleva 25 años sin construir un buque mercante, pueda a día de hoy y en estas circunstancias, construirlo en condiciones de rentabilidad. Y claro, si eso no es así, se estaría vulnerando claramente el artículo nº 7 de los acuerdos del 2004.

          Por lo tanto, nos encontramos ante una situación que necesita ser aclarada lo antes posible. No podemos dar por bueno este contrato sin antes saber si efectivamente estamos en condiciones de cumplir con los compromisos adquiridos con la Unión Europea. Y es que un nuevo incumplimiento por nuestra parte, nos podría llevar, como dice el artículo nº 18 de los acuerdos, a sentarnos de nuevo ante un Tribunal de Justicia de conformidad con el artículo 298, párrafo segundo, del Tratado CE, y esto significa, que podríamos vernos de nuevo ante una nueva sanción. Una nueva sanción, que muy fácilmente podría convertirse en una nueva ampliación del maldito veto que estamos padeciendo. Es decir, lo que nos faltaba.

              En Ferrolterra tenemos que tener mucho cuidado con seguir alimentando lo que, injusta e injustificadamente, le impusieron al astillero de Fene desde Bruselas. No podemos continuar siendo los mejores aliados de quienes tanto nos sacrificaron. Y digo esto, porque efectivamente los mayores y mejores aliados de quienes nos castigaron con un intolerable veto fuimos nosotros mismos, los ferrolterranos. Y dentro de los ferrolterranos, principalmente los comités de empresas de Fene y Ferrol, los sindicatos, los partidos políticos, los alcaldes de Fene y Ferrol, Iván Puentes y Vicente Irisarri, y la Mancomunidad de Municipios de Ferrolterra. 

Es cierto que los acuerdos del 2004 recogen claramente que Fene se dedicará “únicamente“ a la construcción militar, y es cierto también que dicen, que Fene subcontratará “principalmente“ de Ferrol, pero en ningún caso dice que la subcontratación tiene que ser en exclusividad. Como tampoco dicen, que la subcontratación tiene que ser de trozos de barco. No hay nada que diga que de las últimas fragatas construidas no se pudiese construir una o más fragatas de forma completa en el astillero de Fene. Al fin y al cabo, construir una o más fragatas, o uno de los LHD australianos, de manera total, no dejaría de ser una subcontratación dentro de los contratos globales que tenía Navantia Ferrol. Y hacer esto, si ayudaría a mantener la actividad real normal de un astillero de cara al inminente final del veto.

 Como tampoco nada hay que diga, que Astano no pudiese acudir a otros foros en busca de trabajo siempre y cuando respetase lo de la construcción militar. Los acuerdos dicen en este apartado que contratará principalmente de Ferrol, pero tampoco dice que tuviese que hacerse en exclusividad. ¿No consiguió Navantia un contrato para construir bloques para las fragatas australianas? Entonces ¿Por qué no se pudo conseguir un contrato similar para la antigua Astano por esos mundos de Dios? ¿Se intentó? Claro que no.

               El daño a Astano y con él a todo el naval de Ferrolterra ya se le hizo durante todo este tiempo. Ahora nos encontramos ante una nueva oportunidad en la que, sobre todo, hay que saber estar a la altura de las circunstancias para no volver a salir perjudicados. Los acuerdos recogen que la Comisión y ante el incumplimiento de cualquiera de los compromisos asumidos, nos pueda complicar la vida. Tengamos pues cuidado, y hagamos las cosas bien. Pero hagámoslas bien, teniendo siempre claro y en cuenta, que la solución a nuestros problemas en el naval está en el levantamiento del veto que padecemos.               

lunes, 24 de septiembre de 2012


  FEIJOO Y SU COMPROMISO CON EL NAVAL FERROLANO

          Puede que la firma del contrato para la construcción de dos buques tipo flotel (uno en Ferrol) para la petrolera mexicana Pemex, haga que el presidente Feijoo piense que su compromiso con el naval ferrolano está en vías de cumplimiento. Sin embargo y aún siendo esto muy importante, y por ello vaya desde esta tribuna mi más sincera felicitación, tanto para el Presidente como para todos aquellos que participaron en la consecución del contrato, hay que decir también que es claramente insuficiente. Y por eso, en los oídos de miles de ferrolterranos continúan retumbando aquellas promesas que sobre el naval en nuestra Ría, hacia aquel Feijoo candidato en el año 2009.

             Ya pasaron más de tres años desde aquel entonces y ahora, en la postrimería de su mandato, lo único que se puede decir al respecto, es que del grueso de todas aquellas promesas solo es perceptible esta, aunque importante por el momento, migaja del buque flotel. Y que conste que digo lo de migaja con el mayor de los respetos por saber lo que significa en este preciso momento. Más, para cumplir con Ferrolterra respecto al sector naval, el Sr. Feijoo tendría que haber trabajado y no lo hizo, en dos direcciones fundamentalmente. En desarrollar la Ley del Sector Naval, aprobada por unanimidad en el Parlamento de Galicia en Junio del 2010 y en el gran Centro de Reparaciones, prometido, por él mismo, una y otra vez hasta la saciedad.

           En cuanto a la Ley, que como tal, es un mandato del Parlamento al ejecutivo, lo que hay que decir es que desarrollarla significaría tratar asuntos tan importantes como que :

A ) La Xunta tendría que negociar con el Estado su participación en la gestión de las empresas públicas estatales integradas en el sector naval de Galicia y que por su naturaleza, no puedan ser objeto de traspaso.

B ) Que la Xunta debería de negociar con el Estado el uso de los activos de los que las empresas estatales integradas en el sector naval de Galicia sean titulares y que no estén siendo aprovechados para la construcción, reparación,……etc.

C ) De igual forma, la Xunta debería de llevar a cabo las actuaciones precisas para lograr que las instalaciones del astillero de Fene vuelva a la construcción, reparación, reciclaje y transformación naval civil y a otras actividades afines vinculadas a éste.

D ) O que la Xunta, tendría que realizar las actuaciones necesarias para conseguir el desarrollo industrial de los activos titularidad de empresas estatales integradas en el sector naval de Galicia que no tengan actividad.

            Y en cuanto al gran Centro de Reparaciones, eso significaría apuntalar definitivamente uno de los tres soportes económicos en los que se sustenta esta comarca. Y para eso y además de otras cuestiones, el naval ferrolano necesita del tan demandado Dique Flotante por el que tan poco se hizo, hasta el momento, desde el gobierno que él preside.

            Y como el tiempo pasaba y los resultados en el sector no se apreciaban por parte alguna para Ferrolterra, es por lo que aparece en escena el acuerdo Xunta – PEMEX. Y aparece, como un acuerdo en el que Navantia Fene – Ferrol tenía mucho que decir, pues en él, se mostraba a los astilleros de la Ría de Ferrol como posibles beneficiarios de un posible contrato para la construcción de diversos remolcadores y un buque flotel. Unas construcciones estas, la de los remolcadores, a las que la Xunta y desde el primer momento, ya le había adjuntado miles de empleos y millones de horas de trabajo sin tener ni idea de las características de los mismos.

            Pero claro, como en Ferrol nadie veía como Navantia podía encajar en ese posible contrato y viendo además, que la chispa inicial de los remolcadores se diluía, desde la Xunta se pone en escena a dos buques quimiqueros. ¿Y cual es en ese momento el compromiso del presidente Feijoo? Pues que PEMEX le pediría presupuesto a Navantia. ¿Y eso qué significaba? Pues nada, absolutamente nada. PEMEX y tal cual se anunció, lo que hizo fue lo que hicieron antes otros muchos países como Brasil, Arabia Saudita, Rusia…etc, por otros productos. Es decir, pedir precio y nada más. Ahora ya se sabe que los quimiqueros no se van a construir en Navantia por no ser esta una empresa competitiva en ese nicho de mercado. ¿Y quién podría creer que Navantia Ferrol podría competir a nivel internacional en un mercado en el que nunca tuvo presencia? Realmente, ahora lo que se hizo oficial es lo que ya, desde el principio, sabíamos que iba a ocurrir.

            Este acuerdo Xunta – PEMEX es, sin duda alguna, algo muy positivo. Y puede llegar a serlo mucho más ¡Ojalá!. Pero no nos engañemos, la Ría de Ferrol muy poco o nada tiene que ver con ese contrato. Por las construcciones de las que se está hablando, la lógica y el sentido común dicen que a donde tienen que ir dirigidas esas construcciones es el naval de Vigo. Y en ese sentido, al Sr. Feijoo y a su conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, hay que felicitarles. Más con respecto a lo que a los ferrolanos nos interesa y concierne, desde Ferrol hay que decir que no nos puede invadir otra sensación que la preocupación y la incertidumbre de cara al futuro.  Es decir, aquí nada ha cambiado sustancialmente. Navantia Fene – Ferrol no encaja de ninguna de las maneras en esta historia y por tanto, no nos podemos dejar engañar.

            Para que Navantia pudiese tener opciones reales en estas construcciones, habría que afrontar con Bruselas algunos aspectos de los acuerdos firmados y por los que Astano está así, pues en ellos, se plantean cuestiones como :

1ª ) Art. Nº 8. Se presentará a la Comisión un cálculo de costes de cada nuevo contrato de buque civil. ( No hay constancia de que así se haya hecho )

2º ) Art. Nº 7. España se compromete a que Navantia actúe en condiciones de mercado y a que, por tanto, cada pedido se efectúe en condiciones de rentabilidad, teniendo en cuenta el carácter complementario de la actividad civil.

            Por eso, todo lo referente a los quimiqueros olía a mentira. Más tarde y como para rematar la faena, al presidente Feijoo no se le ocurre nada mejor que decir que la petrolera mexicana va a pedir presupuesto a Navantia para la construcción de tres buques supply. Es decir, se apreciaba en el ambiente que todo respondía a una determinada estrategia debido a la falta de resultados en el sector en los tres años de gestión. Y cuando ya no aparecían salidas por ninguna parte, sorprendentemente aparece la construcción de dos buques flotel. Uno de ellos en Ferrol.

           Bueno pues muy bien, enhorabuena de verdad por lo que este contrato representa para el sector gallego. Pero no por ello, Vd. Sr. Presidente, se puede considerar satisfecho respecto a la Ría de Ferrol. Vd. Sr. Feijoo faltó a los compromisos adquiridos con nuestro sector naval, y compromiso, Sr. Presidente, es sinónimo de obligación contraída o de palabra dada. Y en un político, Sr. Feijoo, compromiso equivale a decir promesa. Y lo que no puede ser es que un Presidente falte a sus promesas y que no suceda nada. La palabra de un Presidente tiene que tener más valor de la que, para Ferrol, tuvo hasta ahora la suya. Y por lo hecho hasta ahora con el sector naval ferrolano, Vd Sr. Feijoo, le falló a Ferrolterra.