Decepción y fuertes críticas después de la reunión con el presidente de la SEPI en Madrid


Jueves, 28 nov 2013 | Por | Noticias: Portada Imprimir este artículo madrid-sepi-5
Cargos públicos del PP de las comarcas de Ferrolterra,  Eume y Ortegal con el alcalde de Ferrol a la cabeza, se han trasladado este jueves día 28 a la sede de Navantia en Madrid, para reunirse con su dirección y exigir “explicaciones” por la situación de los astilleros y “soluciones” a la falta de trabajo.
El grupo de los populares llegó en una mañana  de auténtico invierno con zonas nevadas por medio, ante el edificio de la SEPI donde se encuentra la sede de Navantia.
Eran las diez de la mañana cuando se efectuó la concentración con pancartas y alguna bandera gallega, a la que se sumaron con pancartas, los trabajadores de Navantia en Madrid solidarizándose con el resto de los compañeros de toda España y reclamando trabajo “¡ya!”.
Queremos soluciones
madrid-sepi-1“Queremos soluciones, de lo contrario, exigiremos responsabilidades”. Así se ha pronunciado el alcalde de Ferrol, el popular José Manuel Rey Varela, antes de mantener una reunión con el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, junto a representantes del PP de Cerdido, Valdoviño, Neda, Fene, Cabañas y Pontedeume, el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, junto a los parlamentarios gallegos Miguel Tellado e Hipólito Fariñas y el senador Juan Juncal.
Durante su reunión, mas de un centenar de trabajadores y vecinos de la comarca, han permanecido en la puerta de la SEPI con silbatos y pancartas con los lemas “Exigimos trabajo para el naval de Ferrol”, “O concello de Fene con Navantia. Carga de traballo e levantamento do veto xa”. También han pedido a gritos la dimisión de Revuelta, entre otras proclamas como “Aquí están, estos son, populares de Ferrol”  mientras entonaban diversas canciones como “Ferrol” de los Limones o la Rianxeira.
madrid-sepi-2El alcalde de Ferrol ha exigido soluciones para una comarca que ya ha sufrido dos procesos de reconversión industrial y no quiere un tercero, ha dicho. “No nos vamos a esconder, no nos vamos a rendir, estamos dando la cara por nuestros ciudadanos”, ha dicho, explicando la presencia de cargos del PP en la SEPI.
José Manuel Rey ha explicado que ya se han perdido miles de puestos de trabajo en la zona, “una sangría”, y que es necesario que los responsables de Navantia encuentren carga de trabajo para unos astilleros que han demostrado además ser “competitivos”.
“Hay gente en Ferrol que quiere trabajar, que tiene un conocimiento adquirido a lo largo de cientos de años relacionado con el mar, relacionado con la industria de la construcción naval”, ha dicho. “Por eso estamos aquí alcaldes y representantes públicos del PP, para reclamárselo a los dirigentes de Navantia. Queremos explicaciones, queremos soluciones, de lo contrario exigiremos responsabilidades”, ha advertido.


Fin del veto a Fene
El alcalde de Fene, Gumersindo Galego, ha defendido que con el acto de este jueves quieren exigir a Navantia que busque trabajo para los astilleros porque este sector “tiene que seguir dando vida en la comarca”.
“No vamos a soportar otra reconversión. Hemos perdido miles de puestos de trabajo, personas jóvenes, capacitadas, han tenido que emigrar por la falta de carga de trabajo. Tenemos acreditada nuestra competitividad, acabamos de realizar una serie de fragatas para Noruega y unos megabuques para Australia“, ha subrayado.
Gumersindo Galego ha pedido también que se levante el veto sobre el astillero de su localidad, “el astillero que pagó el pato de todos los astilleros de España privándole de la construcción naval y ampliándose el veto diez años más en el año 2005“. Para cuando esta “losa” se levante el 1 de enero de 2015, “la SEPI tiene que tener previsto a qué se va a dedicar y tener proyectos de futuro”. “Es lo que necesitamos”, ha insistido
DECEPCIÓN Y SIN SOLUCIONES PARA LOS ASTILLEROS

En estos momentos ya no son horas de dimisiones sino de que se pase a la acción y se produzcan ceses tanto en SEPI como en Navantia”
Al finalizar la reunión de alcaldes y parlamentarios del PP con el presidente de Navantia que duró mas de tres horas, las caras de los participantes están serias, no eran momentos de alegrías después de lo informado por José Manuel Revuelta.
El alcalde ferrolano manifestó que la SEPI no aseguraba carga de trabajo para Navantia y no retiraba el plan estratégico que dará a conocer el día 4 de diciembre.
No se nos ha garantizado carga de trabajo en este momento, que era la cuestión primordial que aquí veníamos a solicitar y por lo tanto se reitera la ineficacia en la ejecución  de la carga de trabajo que era un objetivo fundamental y en segundo lugar lo que le hemos pedido al presidente de Navantia, es que retire el plan estratégico y que no sea aprobado el próximo día 4 de diciembre en tanto no se concrete carga de trabajo”.

Muchas desilusiones
Nos ha transmitido muchas desilusiones, muchas expectativas, muchas gestiones comerciales pero pocas realidades y la gente de lo que vive no son de promesas.
Es verdad que con el gobierno anterior  hubo muchos años de promesas que después no se han cumplido, pero también es verdad que en este momentos estamos asistiendo a dos años de promesas  sin también ninguna realidad, es por ello que nosotros  vamos a seguir forzando con todo lo que tengamos a nuestro alcance para que esto varíe“, manifestó Rey Varela.
El alcalde dijo que salía de la reunión muy decepcionado y muy descontento ya que no se ofrecían ningún tipo de solución a la falta de trabajo. Señaló que es muy necesario seguir con las movilizaciones en la calle,  por lo que insistía en su mensaje a todos los ciudadanos para que participen a los distintos actos que convocan los sindicatos.
Preguntado sobre si había hablado de la dimisión del presidente de Navantia, indicó que “en estos momentos ya no son horas de dimisiones sino de que se pase a la acción y se produzcan ceses tanto en SEPI como en Navantia.
madrid-sepi-5
madrid-sepi-6

El naval se muere


Jose Castro López |
Redacción Ferrol | Actualizado 27 Noviembre 2013 - 02:24 h.


Desengañémonos, el sector naval gallego se muere. Dentro de dos semanas los astilleros de Ferrol entregarán el segundo megabuque para Australia y los trabajadores de las auxiliares y de Navantia se quedarán sin trabajo.
Este final es la crónica de una muerte anunciada. Navantia “no es viable, ni competitiva no sostenible”, según un documento de la compañía, que cerrará el año con nivel de  ocupación cero, con la contratación más baja de toda su historia –en los últimos años no ha conseguido cerrar encargos, un fracaso de su política comercial– y con las pérdidas más altas. Es una ruina económica por culpa de un desastre en la gestión que causa aquella falta de competitividad y solvencia.
Esa mala gestión adquiere carácter paradigmático al conocer la “desidia” de los directivos en la oferta que hicieron para optar al contrato de construcción de los cuatro buques gaseros para Repsol y Gas Natural, que cuenta el presidente de esta empresa en carta dirigida al ministro Soria. “Navantia, dice Salvador Gabarró, ni en la fecha de oferta –17 de junio– ni en fechas posteriores ha logrado presentar una oferta firme y viable de construcción de esos barcos metaneros. La especificación técnica del 1 de octubre llegó fuera de plazo y sin desarrollar, sin el soporte de una oferta seria...”.


Incompetencia gerencial manifiesta con consecuencias conocidas: los armadores Elcano y Knutsen adjudicaron los gaseros a empresas de Japón y Corea y los astilleros de Ferrol, Cádiz y Sestao se quedaron sin trabajo para 6.500 personas durante tres años. Lo grave es que los directivos de Navantia siguen en sus despachos, lo que no es fácil de entender. Manteniéndolos, el ministro responsable premia la desidia y hace buena la gestión del Gobierno anterior que tanto criticaba cuando estaba en la oposición.

Ahora, con las gradas vacías, sin gaseros y el flotel en el aire –un parche que prolongaría la agonía– miles de personas y familias, representadas por los trabajadores que se manifestaron ayer ante el Parlamento, vuelven a estar al borde del abismo.
Con este panorama, el Gobierno gallego, además de asumir su parte de responsabilidad  en la desfeita, debería promover para la castigada comarca ferrolana algún plan industrial alternativo al monocultivo del naval, que se acaba. Y decir –con hechos– al Gobierno amigo de Madrid que ¡ya está bien!, que va siendo hora que, de una vez, tome en serio a Ferrol y a Galicia.

Feijóo como Poncio Pilato


Domingo, 24 nov 2013 | Por | Noticias: Opinión Imprimir este artículo jesus varelaJesús Varela
En primer lugar vaya por delante mi solidaridad y total apoyo al comité de empresa de Navantia y a todos los trabajadores del naval de nuestra Ría. Es importante que tengamos presente que apoyar a esa gente y sus reivindicaciones, es apoyarnos a nosotros mismos y a nuestras familias. Es realmente apoyar a Ferrol y comarca. Vivimos unos momentos muy difíciles que pueden ser determinantes – yo estoy convencido de que lo van a ser – para toda Ferrolterra. Unos momentos, en los que todo apoyo a los trabajadores del sector puede incluso ser poco.

Más dicho esto, y en honor a la objetividad, tengo que decir también que la movilización – iniciada hace ya dos años, en el 2011 – llega un poco a destiempo. Las orejas se le empezaron a ver al lobo en el año 2009 y el sector “advertido” por Rumbo 21, hizo caso omiso de lo que se avecinaba.

Se pecó de relajación y claro, ahora, cuando al lobo ya se le ve hasta el rabo, estamos todos de los nervios.
Ya sé que de lo que en este momento se trata es de encontrar el camino que nos garantice un poco de tranquilidad respecto al futuro más inmediato, porque estamos hablando de supervivencia, pero aunque de nada valga, en este caso, volver la vista atrás, personalmente no puedo evitarlo por los malos, muy malos, momentos que me tocaron vivir en aquellos 2009 y 2010 con Rumbo 21,

intentando hacerle comprender a los sindicatos y partidos que la solución de futuro para esta comarca pasaba, inevitablemente, por romper el veto de la Unión Europea. Y ese era el camino a recorrer en aquel entonces, desde la tranquilidad reinante en el astillero, debido a la carga de trabajo existente en aquel tiempo.
poncio pilatoAhora ya no es posible la reflexión sosegada. Ahora llegó el momento de las soluciones urgentes, esas que generalmente pocas veces salen bien, precisamente por eso, por la urgencia de las mismas y consiguientemente, por la escasa reflexión que se hace en ellas. Y en ese contexto, ahora también empiezan los clásicos escaqueos y el fuego cruzado. Es el momento en el que todo el mundo quiere salvar su responsabilidad echándole toda la mierda al de enfrente. Y ahí, es en donde nos encontramos con un presidente de la Xunta que de forma descarada y en mi opinión, totalmente irresponsable, quiere eludir sus obligaciones como presidente que es de todo cuanto huela a gallego. Y en esa línea y emulando al prefecto de la provincia romana de Judea entre los años 26 y 36 d.c., Poncio Pilato, (Pilatos) dice la barbaridad de “la Xunta ni tiene un euro en Navantia ni gestiona los astilleros”, lo que equivale a decir, que como no es de su responsabilidad directa, ya nos podemos ir arreglando.

Pues no Sr. Feijoo. Vd es el presidente, para bien y para mal, de todos los gallegos, “de todos”, y por ello, a Vd le corresponde, antes que a nadie, velar por sus intereses. Los intereses de Galicia. Y en esa vía, Vd no puede ignorar el mandato que a su gobierno le dio el Parlamento de Galicia en Junio del año 2010 cuando se aprueba por unanimidad la ley 4/2010 de 23 de Junio de Fomento del Sector Naval de Galicia (presentada y defendida en el Parlamento de Galicia por Rumbo 21 en Diciembre del año 2009) por la que y hasta el momento, Vd nada hizo. Una ley, que está en vigor desde el 6 de Julio del 2010 y que recoge cosas en su artículo nº 4 como:

De conformidad con lo establecido en el Estatuto de autonomía, la Xunta de Galicia negociará con el Estado:
1º) Su participación en la gestión de las empresas públicas estatales integradas en el sector naval de Galicia que, por su naturaleza, no puedan ser objeto de traspaso.
2º) El uso de los activos de los que las empresas estatales integradas en el sector naval de Galicia sean titulares y que no estén siendo aprovechadas para la construcción, reparación, reciclaje o transformación de buques u otros artefactos flotantes.
3º) Aprovechando las gestiones ( ? ) que realice en la Unión Europea el Reino de España, que se resuelva ante ésta que las instalaciones del astillero de Navantia, en Fene, puedan dedicarse también a la construcción y a la reparación de buques civiles.
Y esto es ley Sr. Feijoo, esto es ley. ¿Cómo puede Vd, presidente, apuntar solo para Navantia y la SEPI? En Ferrolterra estamos metidos en buen lio y Vd por lo que es y representa, se tiene que involucrar en él y además, sin ningún tipo de limitaciones.

Sentado

La paciencia me guardará un buen asiento, aguardará mi puntualidad su hora de entrada y puede que llegue tarde. Dejaré pasar unas micros, soplaré el humo inquieto, yo quieto y tranquilo desahogaré mi violencia en un hilo de cáncer. Todo por no ir de pie, mi paciencia me guardará un asiento.

Y pues disfrutaré de un repetitivo viaje de vuelta o ida, más no se si al irme a casa estoy yendo o viniendo, tendré tiempo de pensarlo sentado. Salgo de la ciudad y sus alergias y entro en la casa de unos todos a los que no entiendo frecuentemente, ni me entienden, no comprenden mi paciencia y mi ahogada violencia, me tacharon de loco, se ríen de mi, y pues yo de ellos por reírse de mi.

Escapo de la ciudad yendo a casa y escapo de casa volviendo a la ciudad, respirando sus alergias y tragando bidones de rayos UV y reflejos agudos de la tortura solar. La diaria tortura.

Voy a casa, a sentir lo doméstico como algo ajeno, inservible, contradictorio, aquejante, ilusorio, inútil sobre todo inútil; sorprendiéndome de lo estúpidas que pueden llegar a ser las discusiones diarias sobre escoba y plato, miga y cloro, cama y orden. En eso se nos va la vida, entre humo, smog y polen, y estrés, sueño e higiene.
Que la paciencia me guarde un buen nicho, que aguarde mi explosión su interrupción, que despierte aburrida y cansada mi idea de la inflexión y durmiendo se quede mi instinto, que se dope diariamente con porro la inquietud, que la espera me guarde algo de paciencia.

Soria anuncia que Pemex sólo construirá un flotel en Galicia pero asegura que se cumplirá el acuerdo




Miércoles, 20 nov 2013 | Por | Noticias: Naval Imprimir este artículo ministro industria-17El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha puntualizado este miércoles, día 20, que el acuerdo firmado por Pemex Internacional con la Xunta para que los astilleros de Navantia y Barreras participen de un proyecto de la compañía mexicana se circunscribirá únicamente a la construcción de uno de los dos floteles, aunque ha subrayado que el acuerdo se cumplirá.

Así se ha pronunciado el ministro en declaraciones a los medios en los pasillos al Congreso, tras ser preguntado por la evolución de este acuerdo, firmado en septiembre de 2012 y que ha sufrido diversos retrasos desde entonces.
De hecho, este martes la petrolera mexicana anunció que el fallo sobre la adjudicación de la construcción se notificará el próximo 30 de diciembre, según el nuevo calendario, que fija la presentación y la apertura de las propuestas para el día 6 de ese mes y que entre el 11 y el 17 se aclaren o subsanen las ofertas y dudas.
Según Soria, –que se reunió hace unos días con el secretario de Energía de México, Pedro Joaquín Coldwell, y con el director general de Pemex, Emilio Ricardo Lozoya Austin– la empresa mexicana tiene el “firme compromiso” de cumplir el acuerdo con la Xunta para que “sean astilleros gallegos los que en parte lleven a cabo la fabricación de uno de los dos floteles que Pemex Internacional va a encargar para apoyar la labor de las plataformas petrolíferas que tiene en distintas partes del mundo”.

Navantia y Barreras compiten con otras 10 propuestas para construir los buques floteles de la petrolera mexicana Pemex. Junto a los astilleros gallegos, cuya propuesta precalificada está defendida por PMI, han pasado las anteriores fases de selección proyectos liderados por nueve grupos mexicanos y uno de capital español –Dragados Offshore–.
En cuanto a los de aquel país, son propuestas de Posh Semco, Servicios Marítimos de Campeche, Grupo Eyva –con dos alianzas–, Transportación Marítima Mexicana, Técnicas Marítimas Avanzadas, Mexiship Ocean, Cotemar y Tecnologías Relacionadas con Energía y Servicios Especializados.

Reconversión a la nada


foto de Carlos Agulló Leal
13 votos
Reconversión. Pa labras mayores cuando se trata de Ferrol. Treinta años de reconversiones han significado en realidad que la comarca dejase de ser un potente polo económico para convertirse en desierto laboral. Lo que iba a ser el fin del monocultivo industrial se tradujo en el desmantelamiento -para algunos, programado- del principal y casi único sector de actividad. Sin alternativa y sin reindustrialización. Un nuevo capítulo de ese proceso de desmontaje del andamio socioeconómico de Ferrolterra se está escribiendo estos días. Hace seis años que no se firma ni un solo contrato para los astilleros públicos y dos años de protestas y advertencias no han servido para poner coto al drama que se avecinaba. Y que ya está aquí. Ni dique flotante, ni floteles, ni nueva fragata, ni gaseros. Nada, no hay nada. Solo compromisos incumplidos y la sombra de la reconversión (a la nada). Otra vez.

El naval se rebela en la calle contra las promesas incumplidas con el sector

Los trabajadores creen «reversible» la fuga del contrato de los gaseros a Asia

50 votos

ÁNGEL MANSO
ÁNGEL MANSO
Centenares de trabajadores de Navantia y de sus empresas auxiliares se han movilizado esta mañana en Ferrol contra la situación del sector, acuciado por la falta de ocupación y afectado por las promesas políticas incumplidas. Ignacio Naveiras, portavoz de la plantilla de la antigua Bazán, criticó la gestión del PP en todas las administraciones, que se comprometieron a impulsar el dique flotante, la sexta fragata F-100 y anunciaron como firme el encargo del flotel de Pemex. Sin embargo, actualmente nada se ha materializado y en tres semanas de acabará por completo el trabajo.
Naveiras exigió que se dote de trabajo al sector y manifestó que la presión política puede hacer «reversible» la fuga del contrato de los gaseros a Asia.

La manifestación partió a las 10:30 horas de la puerta del astillero ferrolano y se dirigió a la autopista AP-9, donde los operarios cortaron la circulación durante unos 45 minutos. El tránsito se vio interrumpido por la quema de neumáticos a la altura de la rotonda de Basanta, antes del Acceso Norte a la ciudad. A la hoguera también se arrojaron muñecos de cartón con las caras de Feijoo, Rajoy, De Guindos, Montoro o el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey.

La herencia de Zapatero en Astano


Ahora que se da por pérdido el contrato de los gaseros para Navantia, ahora que la empresa, sin recursos propios y ningún tipo de encargo a la vista (el flotel, ya veremos),  sin el apoyo de la armada, casi el único cliente de la Bazán en toda su historia, se asoma a la paralisis, ahora que piden explicaciones a la cúpula de Navantia de la tragedia que se avecina, convendría hacer unas puntualizaciones:

1) Fueron el gobierno socialista y los sindicatos mayoritarios los que firmaron un acuerdo que vetaba la construcción naval civil, llegandola a desmantelar,prejubilando a centenares de trabajadores.

2) Esos mismos fueron los que ligaron su destino a la construcción millitar.

El último gasero botado data de 2007, y desde aquella, ademas de la construcción offshore, en la que eran punteros, se han quedado fuera de mercado, por mucho que el colegio de ingenieros quiera desdecir.

En Korea se bota un gasero al mes como mínimo, por lo tanto en la última década han aventajado tecnologicamente a Navantia. Querer negarlo es absurdo.
Ademas entrando en temas de costes, Navantia supero en un 30% los costes,por lo que no puede ofertar en las mismas condiciones sin vulnerar la normativa comunitaria.

Bien es cierto, que Repsol y Gas Natural son empresas de raíces nacionales, pero hace años que se han privatizado, por lo que ahora se deben a sus accionistas, y no son una ong. Por lo tanto buscan solo los beneficios, y si es comprando buques asiaticos aunque aquí nos coma el paro y tengamos que emigrar habrá que aceptarlo.

Eso es uno de los "grandes beneficios" de la liberalización de los mercados, antes el estado podría meter la mano, pero al privatizar sectores estrategicos  como el de la energía (gracias al PSOE y al PP), el gobierno no puede acudir al rescate de otros sectores y los beneficios que dan estas empresas se van para fuera...

Por lo tanto, ¿que se les puede exigir a los responsables de Navantia?.

Ellos ofertan lo que pueden al precio que tienen que poner y la verdad es que NO SON COMPETITIVOS.

Ademas tampoco ayuda que los directivos que el gobierno "coloca" valgan para un roto como para un descosido. Ponen al presidente de loterías al frente de la Sepi, y viceversa  sin ningún criterio técnico sino politico y así nos va.

Con ZP pusieron al frente del ministerio de industria a un anestesista....con eso se dice todo.

por libexim.




El presidente de Navantia y sus sorprendentes declaraciones


Domingo, 17 nov 2013 | Por | Noticias: Opinión Imprimir este artículo jesus varelaJesús Varela
Cuando el pasado domingo leí en La Voz de Galicia que Navantia ofrecía a Knutsen y Elcano igualar el precio más bajo que le pudiesen ofertar para la construcción de los gaseros, la verdad es que me sentí perplejo y lleno de confusión. Las sensaciones fueron muchas y diferentes, aunque confieso que la primera de ellas fue la de preguntarme si realmente sería cierto lo que estaba leyendo.
Ciertamente la empresa está pasando por un momento delicado, muy delicado, tanto, como que es probable que nunca antes hubiese pasado por otro similar, pero ello en absoluto puede justificar que tenga que asumir la construcción, no ya de uno, sino de cuatro buques, muy por debajo del coste al que ella puede construir. Eso es, en mi humilde opinión, una auténtica barbaridad. Decir que se iguala la oferta más baja (seguro que una oferta asiática) es sin duda alguna, fruto de la desesperación y de la frustración más que de un trabajo serio, responsable y hecho con el rigor que se le supone a una empresa como Navantia. Si la noticia es realmente así, tal cual aparece en el periódico, a mi me suena a comportamiento frívolo e irresponsable, salvo que, responda a un comportamiento previsto y adecuadamente programado. Y no olvidemos, que en política nada debe de extrañar porque todo es posible.

Si de verdad podemos construir, económicamente digo, al mismo nivel que los asiáticos ¿Qué coño fue lo que se estuvo denunciando con tanto ahínco y durante tanto tiempo en toda Europa? ¿Por qué criminalizamos a los asiáticos y a su famoso “Dumping“ en el naval, si ahora resulta que podemos construir al mismo precio que ellos? Y si no es así, como yo creo, ¿Cómo es posible hacer una oferta que pueda llegar a significar la autodestrucción de la empresa? ¿No manifestó recientemente el presidente de Navantia que estaban fuera del mercado por no ser competitivos?
(presidente Navantia)
(presidente Navantia)
Alguien está jugando con fuego y ese alguien, en mi opinión, no es precisamente el Sr. Revuelta. El presidente de Navantia no es más que un títere en manos del presidente de la SEPI y éste a su vez, un peón en manos del gobierno del Estado. El asunto de Navantia es, fundamentalmente, político, lo ha sido siempre. Y me temo que en el fondo de la cuestión lo que subyace, lo que se esté debatiendo sobre Navantia sea la propia existencia de ésta.

Construir un LNG en España es – aproximadamente – un 30 % más costoso que en Asia ¿Cómo es posible que en las actuales circunstancias pretendan embarcarse en una operación que de entrada y antes de empezar, se sepa ya que va a generar unas pérdidas aproximadas de 200 millones de dólares? A mi realmente me asusta lo que está ocurriendo, aunque en honor a la verdad, me asustó tanto o más, el que aquí no hubiese reacciones acorde con las declaraciones aparecidas en el mencionado periódico. Insisto, siempre que esa información sea veraz. Ahora mismo creo que estamos ante la verdadera encrucijada de futuro de la empresa o lo que es lo mismo en este caso, ante la encrucijada de futuro de Ferrol.

¿Es que ya nos olvidamos de que Navantia no puede construir buques civiles si no es generando beneficios? Esa premisa, no es que esté en vigor solo hasta el 31 de Diciembre del 2014 por los acuerdos firmados, sino que se trata de una condición sin fecha de caducidad ¿Por qué? Pues porque mientras no se cambien las actuales normas de competencia comunitarias, los astilleros públicos no pueden recibir ayudas de Estado. Y si Navantia no las recibe, es impensable que en ese mercado pueda competir con los asiáticos.
No, sinceramente no entiendo como el presidente de Navantia – insisto una vez más, si la noticia es cierta – pudo haber hecho esas declaraciones. Ahora mismo tengo muchas dudas y éstas lógicamente, hacen que me sienta muy confuso. De todas formas y a pesar de mi confusión, lo que si tengo claro es que ni el Sr. Revuelta, ni el presidente de la SEPI, el Sr. Aguirre, ni el gobierno del Estado están siendo buenos para los intereses de Navantia y por añadidura, para los de Ferrolterra.

Navantia se asoma a un 2014 en blanco

El LHD “Adelaide”, que se somete ya a los trabajos de inspección finales antes de su navegación hasta Australia Daniel Alexandre
El LHD “Adelaide”, que se somete ya a los trabajos de inspección finales antes de su navegación hasta Australia Daniel Alexandre 
 
 
El grupo Navantia se asoma al año 2014 con la cartera de pedidos vacía. La división de nuevas construcciones en la ría de Ferrol se quedará en blanco dentro de menos de un mes, cuando se marche a Australia el LHD “Adelaide”, y la única ocupación en los dos astilleros, con 2.300 trabajadores de plantilla principal y a estas alturas menos de un millar de auxiliares, corresponderá ya al área de reparaciones.

Aunque a día de hoy Navantia no ha tirado la toalla en cuanto al contrato de cuatro metaneros para Gas Natural, el hecho de que las navieras que han de contratarlos hayan asegurado que tienen contratos firmados con astilleros asiáticos permite atisbar un nuevo fracaso estrepitoso de la compañía. Se derrumba el contrato que había de salvar el momento más crítico del grupo y vuelve a alejarse el flotel de Pemex, cuya licitación ha sufrido ya cuatro retrasos.
Son los clavos a los que quiso sujetarse Navantia al encontrarse cerca del abismo, pero antes ha visto escapar otros. En 2011, cuanto los trabajadores habían comenzado a movilizarse para llamar la atención sobre la necesidad de carga de trabajo, la compañía española perdió un concurso para la construcción de un buque LHD en Rusia. Se lo llevó la francesa DCNS por la gestión directa del entonces presidente Sarkozy.

En aquellas fechas se presentaba a Noruega una oferta para la construcción de un buque logístico. El concurso quedó desierto la primera vez y volvió a convocarse, por lo que los plazos se dilataron y la resolución se produjo a comienzos de 2013. El contrato, por valor de 175 millones de euros, fue a parar a los astilleros coreanos de Daewoo y Navantia lo perdió por un diferencial de 30 millones respecto al presupuesto exigido. Aquel fracaso fue especialmente criticado por parte de los comités de empresa, que alertaron de que el coste sería mayor en pérdida de empleos. Efectivamente, en el último año se han destruido más de 2.500 puestos en la industria auxiliar, con el consiguiente coste en prestaciones de desempleo y el evidente efecto en la economía de la comarca, mientras que de otra manera el buque estaría ahora en construcción y el programa continuaría hasta 2016. Cabe recordar que se estima que cada empleo en la industria naval tiene un efecto multiplicador que supone el sostenimiento de otros 2,5 puestos de trabajo.

El mercado de los países árabes se apuntó a continuación como una opción “madura”. Sin embargo, Navantia acaba de ver cómo la compañía francesa DCNS ha firmado un contrato con Arabia Saudí de más de mil millones de euros para la modernización de cuatro fragatas y dos buques petroleros.
En la lista de los posibles y próximos sólo están a estas alturas el contrato en Turquía, aunque sólo es para el diseño de un LHD, no para su construcción, y los buques logísticos de Australia, y en este caso no está ni convocado el concurso. La nueva estrategia de Navantia de competir en precio, algo que le habría valido en Noruega, llega ahora tarde para los gaseros.
Las únicas alegrías para Navantia han llegado, bajo la actual presidencia, por parte del área de reparaciones, con el encargo para la modernización de dos buques militares argelinos y el de transformación de un barco de la naviera Fernández Tapias. Pese a ello, la SEPI no ha apostado por el dique flotante, un proyecto que vendría a apuntalar la única división que invariablemente da beneficios a Navantia, y la iniciativa se mantiene ahora a la espera de una tardía y escasamente decidida consulta a Bruselas.

Para Ignacio Naveiras, portavoz del comité de Navantia Ferrol, la acción comercial de Navantia “es un esperpento”. “Nos gustaría saber qué hacen los representantes de los ministerios de Hacienda y de Industria en el consejo de administración, porque es evidente que no son capaces de apuntalar ninguna oferta ni en el sector civil ni en el militar”, criticó. “Sólo nos sentimos apoyados por la Armada”, señaló en referencia al seno del citado consejo. “Aquí cualquier acción comercial ha de tener el marchamo de empresa pública y desde luego no palpamos la acción del Gobierno”, indicó, para dirigir a continuación sus críticas al presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que prometió “dique o barco” para antes del verano de 2012.
“No sé qué plan estratégico quieren pintar para los próximos cinco años si no saben ni qué vamos a hacer en los próximos seis meses”, comentó Naveiras.

http://www.diariodeferrol.com/articulo/ferrol/navantia-asoma-2014-blanco/20131117004456065530.html

Ni gaseros, ni floteles, ni fragatas


Realmente, si hacemos caso a las informaciones que circulan, lo de Navantia es patético. Se mueve entre los desaciertos y un hipotético maleficio para los menos críticos y acaso màs supersticiosos, los de ¡qué mala suerte!Veamos. Los gestores de la compañía naval llegan tarde a las adjudicaciones, caso de los gaseros de Repsol, que allá se van para Japón y Corea. Los contratos de Pemex, aunque creo que me repito, parecen responder al guión del cuento de la buena pipa, que un día le contaron  las petroleras mexicanas al presidente gallego Núñez Feijóo, quien ahora, lógicamente, carga con las consecuencias de la alegría que le transmitieron en su día los ejecutivos de aquel país.
 
 La Armada que, por razones de crisis, no puede encargar más barcos. (Por cierto, dicho sea entre paréntesis, esta es la gran paradoja o la contradicción existencial de un pueblo que defiende la paz, pero construye barcos para la guerra. El acero y el gris naval son señas de identidad históricas. Los buques, civiles y militares son los que nos han dado de comer desde que los Borbones se fijaron en nuestra privilegiada ría). Retomando la cuestión, de ser ciertas las noticias que ayer cobraban titulares en algunos medios digitales, la cúpula de Navantia debería de caer fulminantemente por no dar palo al agua. Feijóo alguna penitencia ha de pagar. Cada vez que le hablan de Pemex le salen ronchas ya que sobre él pesa la responsabilidad política y el, hasta ahora al menos, fracaso de la gestión de los dichosos floteles.
 
 Y la Marina, que de buena gana seguiría con el plan de modernización de las fragatas, pero que ha de limitarse a la cristiana resignación, porque la situación es la que es. Y así como en Ferrol tiraríamos cohetes con la adjudicación de contratos para la Armada, otros sectores de la ciudadanía, más allá de Pedrafita, protestarían por el empleo de millones de euros en Defensa cuando hay un 20% de españoles en situación de exclusión social. Mientras tanto, a los trabajadores de los astilleros los entendemos y nos sumamos en su indignada reacción de movilizarse por calles y plazas, ante el riesgo que corren miles de familias de engrosar las escandalosas listas del paro.

Navantia en la picota




Se acabó, que el sector civil fuese a salvar a Navantia,fué un espejismo para unos y humo para otros.
Repsol construirá los buques es Asia, y no solo por el precio, lo que ya dijimos aquí desde hace años.

Se ha desmantelado la parte de ingeniería de construcción civil, porque se creía que nunca más se iba a volver a ella. Si es cierto que en 2003 Izar construyó unos gaseros, evidentemente una década despues, los asiaticos han seguido desarrollandolos y España no puede ofrecer el mismo producto, es imposible, y ya no hablemos del precio.

¿Como se construirían esos gaseros sin ayudas de estado?. En definitiva, una tomadura de pelo como los qumiqueros. Ahora con solo la esperanza de un flotel en el horizonte y sin ningún tipo de contrato relevante a la vista, estamos en la antesala del finquito de Navantia.

Lejos quedan aquellos tiempos en los que desde el comite de empresa decían que no querían saber nada del sector civil, que ellos estaban en otra división en la formula uno del naval,el sector militar.

Pues ahora,fragatas de la armada no hay hasta dentro de una década,se acabó el maná.

¿Será todo culpa de la gestión comercial? . Si no ofreces un producto competitivo como lo vas a vender...
Si tu mismo te reduces tu cuota de mercado al sector militar....como vas a vender despues civil....

por libexim.




noticia del economista

El interés de Navantia por el concurso para construir cuatro buques de Gas Natural llega totalmente fuera de plazo. Según fuentes solventes de la dirección de los armadores Elcano y Knutsen, que fueron elegidos por la compañía presidida por Salvador Gabarró para decidir los astilleros que deben fabricar los barcos y buscar la financiación de cada operación, el contrato ya está cerrado hace varias semanas y se lo han adjudicado Japón y Corea.
En concreto, la construcción de los dos buques que debía gestionar Elcano ha ido a parar al astillero japonés de Imabari y los otros dos los ha negociado Knutsen para que los fabrique el astillero coreano Hyundai. Aunque el importe de la operación no ha trascendido públicamente, el coste de cada uno de estos gaseros en el mercado oscila entre 200 y 220 millones de dólares, por lo que asciende a una cifra total cercana a los 880 millones de dólares (650 millones de euros).

No hubo oferta en firme

La decisión culmina un largo proceso que comenzó la pasada primavera, cuando una docena de armadores comenzó a elaborar sus propuestas a Gas Natural para que les eligiera en el proceso. Estas propuestas se presentaron a mediados de junio y en septiembre se dieron a conocer los armadores ganadores: Knutsen y Elcano.
Según las mismas fuentes, en ningún momento del proceso Navantia ha presentado una oferta en firme para que algún armador participante en este proceso contara con ellos. Sólo en el mes de junio dieron unas especificaciones técnicas de cómo podría ser el buque que ellos tenían pensado presentar, algo muy lejano a lo que se supone una propuesta formal.

En este sentido, añaden que en los últimos días la cúpula de Navantia ha querido ponerse en contacto con ambos armadores, pese a que la decisión de los astilleros que construirán los cuatro buques está ya tomada y firmada desde hace varias semanas. Aunque la Asociación y el Colegio Oficial de Ingenieros Navales aseguraron la semana pasada que los astilleros españoles tienen la tecnología suficiente para fabricar este tipo de barcos, para varios profesionales del sector consultados por este periódico no está tan clara esa suficiencia. El problema es que entre los buques gaseros que en su día realizaba Navantia, denominados de primera generación, y los actuales, la tercera generación, existe mucha diferencia.
La primera gran ventaja de la última generación de buques es el coste del transporte, que es la mitad si se compara con la primera generación de barcos LNG o de 50.000 dólares al día si se habla de la segunda generación de estos barcos. Otra de las grandes diferencias es la capacidad. Los buques gaseros que se construían en la primera mitad de la anterior década tenían una capacidad de 138.000 metros cúbicos, los actuales pueden alcanzar hasta los 177.000 metros cúbicos.
La elección de astilleros extranjeros por parte de los armadores es un fenómeno que se viene dando desde finales de los noventa. Mientras que en el caso del armador Elcano desde 1997 más del 80 por ciento de los buques se hacen fuera, Knutsen llega a contratar cien barcos por año y sólo en los últimos tres ejercicios ha intermediado para construir 75 barcos LNG, especializados en el transporte de gas.
Pese que el proceso está decidido según los armadores, un portavoz oficial de Navantia insiste en que sí ha realizado "una oferta competitiva en precio y tecnología y que está en condiciones de presentar la Bafo (mejora de la oferta final)" y añade que "la decisión última es de Gas Natural".

Asia se lleva los buques de Gas Natural y 'ahoga' a los astilleros


  • Los armadores Knutsen y Elcano adjudican los metaneros a astilleros de Japón y Corea

  • Los motivos de la elección de los astilleros han sido 'técnicos y económicos'

Manifestaión convocada por los trabajadores de Astilleros
Manifestaión convocada por los trabajadores de Astilleros
Los astilleros españoles no fabricarán finalmente los cuatro buques metaneros que precisa Stream, sociedad propiedad de Gas Natural Fenosa y Repsol. El armador noruego Knutsen y el español Elcano, a quienes la gasista alquilará los buques para transportar gas natural licuado (GNL) entre Estados Unidos y Asia durante un plazo de 20 años, han escogido astilleros coreanos y japoneses para la construcción de los buques. Los motivos de esta elección han sido "técnicos y económicos", explican a ELMUNDO fuentes conocedoras de la operación.
Esta decisión deja en una situación límite a los astilleros públicos de Navantia, empresa de capital 100% público e integrada en la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). La naval cerró el pasado con unos números rojos de 78,2 millones de euros y una cifra de negocio de 918 millones, un 27% inferior a la del ejercicio anterior.
Navantia se enfrenta a una "sequía de contratos" que ha vaciado de carga de trabajo a los astilleros públicos de Ferrol y Cádiz, tal y como recordó hace unos días en sede parlamentaria el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Representantes de la empresa, de la Sepi y de Hacienda han intentado a la desesperada y hasta el último momento que la fabricación de los barcos se quedara en España.
'En los concursos internacionales como este no hay amigos'. dicen en el sector
Varias fuentes conocedoras de la operación aseguran, sin embargo, que Navantia "no llegó a presentar una oferta en firme", sino un precio indicativo y sujeto a varios rangos variables. "En los concursos internacionales como este no hay amigos. Todo son cifras frías y hay que llevar la oferta bien atada", añaden

Mejores condiciones técnicas y económicas

Por este motivo, los armadores han optado por construir los buques enlos astilleros de Hiunday, en Corea, e Imabari, en Japón, con los que han acudido a otros concursos internacionales. "Hoy en día Navantia no puede competir con Corea en buques metaneros de tercera generación a nivel tecnológico y de costes", explican en el sector. "El 100% de los buques metaneros que se están construyendo en el mundo en estos momentos se realizan en astilleros coreanos, japoneses y chinos con costes que llegan a ser un 30% más baratos que en otras partes del mundo", añaden.
El concurso de adjudicación de los cuatro barcos gaseros se cerró el pasado mes de junio con la entrega de ofertas por parte de una docena de armadores internacionales. A finales de octubre GasNatural resolvió a favor de las ofertas más competitivas, presentadas por Knutsen y Elcano. Estos armadores mantuvieron contactos con Navantia antes del verano, sin que la sociedad pública llegase a presentar "a tiempo" una oferta en firme "que fuera candidata a ganar el concurso", explican fuentes del sector. La sociedad española ha intentado a la desesperada optar a la construcción de los buques ofreciendo a los armadores igualar la mejor oferta de los astilleros asiáticos, como adelantó el suplemento MERCADOS.
Los motivos de la elección de los astilleros han sido 'técnicos y económicos'
Navantia queda ahora en una situación "preocupante", tal y como la definió en su última comparecencia en el Congreso el presidente de la Sepi, Ramón Aguirre. La compañía trabaja en la elaboración de un plan estratégico que le permita superar la "escasez de pedidos y carga de trabajo" -antes comentada- y el empeoramiento de su situación patrimonial, "donde la relación entre el patrimonio neto y el capital social comienza a registrar tensiones innecesarias", según Aguirre. Por otro lado, los trabajadores de los astilleros retomaron ayer sus manifestaciones contra la ausencia de carga de trabajo, con movilizaciones en la N-443 entre Cádiz y Puerto Real.
La compañía aún aspira a ganar la construcción de dos floteles para la petrolera mexicana Pemex en un concurso que podría resolverse en las próximas semanas. El ministro de Industria, José Manuel Soria, inició ayer un viaje relámpago a Mexico para reunirse con inversores y autoridades de este país.
La propia Stream también sufrirá cambios en su accionariado en los próximos meses. El presidente de Gas Natural, Salvador Gabarró, anunció durante la presentación del nuevo plan estratégico que la gasista "absorberá" la participación del 50% de Repsol en esta sociedad, una vez que la petrolera ha vendido su negocio de Gas Natural Licuado a Shell. En este sentido, el propio capital de Gas Natural podría sufrir alteraciones en los próximos meses. Repsol ha comenzado a sondear en el mercado la venta del 30% que ostenta en la gasista para financiar su crecimiento en el negocio de producción y exploración de crudo.
Decía que borracho se escribía mejor. Héme aquí -> M
No es díficil comenzar con algo de humor, difícil es encontrar el tema, el hilo conductor, la m¿columna vertebral, la joroba camallesca, la espada caballeresca, el cabello necesario para comercial de shampoo, eso es complicado, la complicación misma.
La improvisación puede servir de vez en cuando, pero es la misma improvisación la madre de tanta estupidez que ha brotado de estas manos desenfocadas. Quizá la improvisación sería de mayor utilidad con manos más laboriosas, no estas flojas poco originales y perdidas, drogadas la mayor parte del día, teñidas de resina y bañadas en un buque incomparable de bencina de 95, coca-cola, agorex, feca caballesca, tierra de hoja y un 0.002% de THC.
Maldita droga está matando todo lo poco nada que tenía, en su totalidad la verdad no era tanto, parecia menos de lo que era, pero nunca fue tanta como para ser mucho, ni siquiera suficiente, salía una mierdilla con cierta gracia emocional, amorosa y (¡incluso!) literaria de estas manos lúcidas, o sinceramente, drogadas con menos alevosía y mayor autocontrol, estado incomparable con el actual, de vicio enajenante de sentido, poseedor de la mayor de las pajas concebidas desde tiempso del Rey David, matando las tardes todas por una adormecedora sensacion de querer acabar el día, el mes también o el maldito año. (bendito, si bendito año).
Malditas manos enviciadas, incoherentes y flojas, ya llegara el momento en que decida quitarles su dosis, lo más probable para reemplazarla  por una mas natural...abril cuando llegará!

Quién llegarás a ser?

El mejor poeta de Isla Negra
El constructor de sonrisas predilecto
El descubridor de la Atlantica y el Dorado
El mejor delantero de Tocopilla
El segundo mejor conocedor de los pechos de tu madre
El popular de la prepa
El creador de la penicilina
El ciervo, el padre, el hijo y el santo espíritu
El último número del PI
La letra desconocida
El que dará la vuelta al mundo en 2 días
el que dio vuelta el mundo en 9 meses
El primer extraterrestre en hacer contacto
El llanto de madrugada
El Anticristo
el desorden
la paz
la paciencia
la mar, la viento y l'agua
la anti poesía
La vida misma!
La huella digital más buscada del sur-oriente
El Nica

El contrato para la ejecución de los gaseros estará resuelto en semanas


| Actualizado 13 Noviembre 2013 - 02:00 h.
 
La naviera española Elcano y la noruega Knutsen decidirán en breve a qué astillero encargan la construcción de los cuatro buques gaseros que han de operar la ruta de Estados Unidos-Asia que les acaba de adjudicar el consorcio Repsol-Gas Natural a través de su filial Stream. Diversas fuentes consultadas por este diario confirmaron que la decisión podría tomarse este mismo mes y coincidieron en señalar que Navantia puede acometer el proyecto sin chocar con el veto a la construcción civil impuesto por Europa.
Fuera de toda duda está, también, la capacidad de los astilleros públicos para afrontar el trabajo. El presidente del Colegio de Ingenieros Navales de Galicia (Coinga), Luis Carral, abundó ayer en este asunto señalando que, efectivamente, los buques gaseros implementan tecnologías sumamente complejas y que es habitual que cualquier astillero recurra a oficinas técnicas especializadas, que han desarrollado sus propias patentes, para abordar determinadas partes del proyecto.
“Eso lo hacen los astilleros españoles y los asiáticos también, es algo normal, al igual que en las fragatas participan otras empresas”, explicó, para subrayar a renglón seguido que “Navantia está perfectamente capacitada, es algo obvio cuando ya se han construido aquí otros buques gaseros”, señaló.

fin de las restricciones

La actual dirección de Navantia se ha comprometido a igualar el precio que ofrezcan otros astilleros asiáticos en liza para asegurarse una carga de trabajo que ahora mismo es esencial para la viabilidad de los astilleros públicos. La decisión de competir en precio para garantizar ocupación fue en su momento reclamada por la parte social a la anterior cúpula de Navantia, que dejó escapar el contrato de un buque logístico para la Armada noruega por un diferencial de 30 millones de euros.
El veto de Bruselas, que impone un máximo del 20% de facturación en el mercado civil, tampoco se interpondría ahora en la ejecución del programa dado que solo una pequeña parte se contabilizaría en el ejercicio de 2014, el último en el que está en vigor dicha limitación.
La participación de la compañía privada Sestao, en la que se construirían parte de los buques, facilitará también que se cumpla con las restricciones. Según lo previsto, el volumen de trabajo que generarían los cuatro buques gaseros, en torno a ocho millones de horas de trabajo, se repartiría entre los astilleros de Puerto Real, Fene-Ferrol y el citado astillero vasco, que perteneció al anterior grupo Izar. Las tres factorías tienen experiencia en la construcción o reparación de buques gaseros y, de hecho, Elcano y Knutsen operan actualmente con barcos que salieron de sus gradas.
La integración de los bloques en grada se realizaría, según ha trascendido, en el astillero gaditano de Puerto Real.

La hipocresía de PSOE e IU: recortes en Defensa y programas de armamento en Industria


Piden recortes en público y luego exigen nuevos programas de BAM, 8x8 y F110 en las enmiendas de los presupuestos.

Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE) y Cayo Lara (IU). | Archivo

Socialistas y comunistas han utilizado habitualmente los presupuestos de Defensa como ariete electoralista. Sus dirigentes no han tenido reparo en exigir con cualquier excusa un estricto recorte de los presupuestos destinados al sostenimiento y modernización de las Fuerzas Armadas, sobre todo en los últimos años, en los que la crisis económica ha azotado las cuentas públicas. Han sido protagonistas de manifestaciones en las que se pedían estos recortes al grito de "presupuesto militar para la universidad".

Pero esa petición también la han llevado al Congreso de los Diputados. Un ejemplo fue en el pleno monográfico sobre la Cumbre de la Unión Europea en marzo de 2012, cuando el líder de la oposición y secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que para los socialistas es preferible recortar gastos en Defensa antes que en Educación o Sanidad. "Estamos de acuerdo en que hay que recortar, pero recortar es un problema de prioridades. ¿Qué recortamos, educación o defensa? Las dos cosas se pueden recortar. Y yo les digo, nuestra posición, Defensa", dijo.
Más clara aún en esta actitud han sido en las filas de Izquierda Unida, cuyos dirigentes no paran de exigir recortes en el gasto militar. De hecho, hace escasos días, el propio coordinador general de la coalición, Cayo Lara, encabezó una manifestación hasta la base de Rota (Cádiz) contra la pertenencia de España a la OTAN. Él mismo portaba una pancarta con el lema "OTAN no, empleo y vivienda sí. Gastos y hospitales para escuelas y hospitales".
Pese a estas declaraciones en público, ambos partidos han presentado enmiendas a las cuentas públicas para 2014 con el objetivo de que sean aprobados nuevos programas de armamento para las Fuerzas Armadas, aunque no en las partidas destinadas al Ministerio de Defensa, sino mayoritariamente en las de Industria, donde quedan más desapercibidas para sus votantes.

Programas para el Ejército de Tierra y la Armada

Tanto socialistas como comunistas coinciden en solicitar en estas enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) desarrollar la segunda fase del programa de los Buques de Acción Marítima (BAM) de la Armada, cuya construcción se llevaría a cabo en los astilleros que Navantia tiene en la provincia de Cádiz.
En el caso del PSOE, la enmienda número 1.307, pide al Gobierno que destine 15 millones de euros a este proyecto, que justifica como "apoyo a la innovación tecnológica en el sector de la defensa" y que se pagarían con emisión de deuda pública. En el caso de IU, en la enmienda 2.203 a los PGE, se pide destinar 10 millones de euros a este mismo programa, que se obtendrían de la Sección 31 (Gastos de diversos Ministerios) Servicio 02 (Gastos de los Departamentos Ministeriales) Programa 229M (Imprevistos y funciones no clasificadas) Concepto 510 (Otros imprevistos).

Mientras el partido de Rubalcaba se queda ahí en la solicitud de nuevos programas de armamentos, el grupo parlamentario de Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) pide un par más. En la enmienda 2.204, los parlamentarios de Cayo Lara piden una partida presupuestaria de 3 millones de euros para el programa de los vehículo blindados 8x8, que sustituirían a los BMR, y que sin concurso internacional ni similares exige que se contrate con Santa Bárbara Sistemas para su fabricación en la factoría de Trubia (Asturias). Más allá va Foro Asturias, que en las mismas condiciones de IU pide en la enmienda 410 que el dinero que se destine ascienda a los 15 millones de euros.
IU también pide en estos presupuestos generales un programa de armamento más. Exactamente, el de las Fragatas F-110, que vendría a sustituir a las actuales fragatas de la clase ochenta. En la enmienda 2.205 pide que se destine a este programa un montante económico de 5 millones de euros, que justifica en "la parálisis que sufre este proyecto que se constituye, para una empresa con vocación exportadora, en una excelente oportunidad para generar carga de trabajo en los años venideros".

DECISIONES


Alejandro Anca |
Redacción Ferrol | Actualizado 12 Noviembre 2013 :
Tanto la resolución del concurso de Turquía como la adjudicación del flotel de Pemex no terminan de resolverse.
Cuanto mayor es un “ente”, ya sea estatal o privado, más encorsetado está, víctima de su propia burocracia (o “burrocracia”, depende de cómo se mire). El refranero español nos ilustra muy bien sobre esto: “Las cosas de palacio, van despacio...”, pero es que a este paso a nosotros no va a dar un infarto.

Qué pena sin embargo que el Ministerio de Defensa se haya dado tanta prisa en dar de baja el “Príncipe de Asturias”.
Sé, y entiendo, que en la actual crisis económica los Presupuestos Generales del Estado deben atender a otros gastos imprevistos y de más urgencia, como sacar adelante por ejemplo (destinándose para ello una partida adicional  de 800 millones de euros) los S-80, pero me pregunto si no hubiera sido mejor dejar a nuestro único portaaviones en una situación “especial” un año más, es decir, con dotación reducida y amarrado a puerto.
De esta forma si los augurios económicos del Gobierno se cumplieran, se podría haberlo hecho “resucitar”.
La situación de Navantia (sé que huelga decirlo) es muy delicada. ¿Qué pasará si Pemex no nos encarga finalmente el buque? Pues que sencillamente al astillero le espera al menos un año infernal, pues hasta los Presupuestos del año que viene el Estado no podría encargar barco alguno.
El único “milagro” que pudiera ocurrir, es que Australia se decidiera a encargarnos dos buques logísticos. Pero en cualquier caso una industria tan estratégica para España como lo son sus astilleros no pueden estar así, permanentemente en el “alambre”.
Y es que, si no me equivoco, en pocos meses sólo el área de Reparaciones tendrá trabajo. Esta situación es difícilmente sostenible en el tiempo para un astillero de la magnitud e importancia del nuestro.
No vamos a ser pesimistas, ojalá que todo salga, y que pronto las gradas que hoy están vacías rebosen de nuevas construcciones.

FERROL. D.E.P.

http://elblogdelcuentista.wordpress.com/2013/07/10/ferrol-d-e-p/


Este no va a ser un relato breve ni un apunte literario. Este texto es una necrológica.
Es así porque a Ferrol le queda poco. Muy, muy poco. Ya está intubado en la U.V.I. y sus familiares se están repartiendo la herencia, con las típicas discusiones sobre las tierras y el catastro. Así de grave está la cosa, fíjate tú. Hay quien quiere alargar la agonía con centros comerciales pero es ya irreversible.

No quiero dejarme llevar por la nostalgia porque eso empaña cualquier crítica, pero es imposible ser de allí y no sentir que a Ferrol lo están matando y se está muriendo. A partes iguales. Lo están (estamos) matando porque nadie toma ni una sola decisión para traerlo de vuelta a la realidad. Y se está muriendo porque, en el fondo, Ferrol está ya cansado de pelear y lo único que quiere es que no le toquen más los huevos y poder diluirse sin molestar a nadie. Ferrol siempre ha sido la menos gallega de “Las Siete Ciudades” pero para desaparecer no es diferente: “a min deixádeme que morra en casa e non andedes a marear“.

Ya no es cuestión de ponerse a hablar de los años de gloria y esplendor de mediados de siglo, simplemente con echar un vistazo 5 o 6 años atrás, ya huele bastante a chamusquina. Hace menos de una década, la cosa no era para tirar cohetes, pero Ferrol era una buena ciudad. Era bonita a su manera, y uno salía de compras o a tomar algo por el barrio de la Magdalena y tenía que practicar el deporte local predilecto: “esquivar señoras y niños”. Por eso hubo que hacer lo más peatonal posible el centro; Ya desde la época de la Ilustración la “Finuca” y la “Cuchi” de turno se paraban a charlar ocupando la acera y provocando atascos.
Ahora la ciudad ha cambiado y todo eso ya no ocurre. No porque Finuca y Cuchi no estén, que ahí siguen las condenadas, sino porque ya no está todo lo demás. No hay ya casi lugares donde ir de compras, donde tomarse algo ni donde disfrutar de un rato de ocio. No hay niños, no hay cine, no quedan casi tiendas y no hay propuestas ni oferta para pasar un día de diversión. Nada, ni siquiera yo mismo, sigue allí. Sólo viejas y baches. Ah, los baches. Cuenta la leyenda que los Dinosaurios viajaron al norte en busca de un clima más propicio hasta que pasaron por Ferrol, aquí cayeron en los baches y prácticamente se extinguieron para no dejar rastro. De hecho, sólo quedaron dos especies: Finuca y Cuchi.
El problema de Ferrol es un poco el mismo que el de Kaká: se le tiene mucho cariño porque fue muy grande y maravilloso, pero ya está bien de esperar lo que nunca va a volver a ocurrir. De hecho, la manía de las resurrecciones provocadas impide ver bien la magnitud del problema. A Kaká se le resucita cada pretemporada y la ciudad Departamental también coge un poco de aliento cada verano, cuando Madrid se acuerda de que ambos existen. En los inicios de la primavera pasa igual. Ferrol cobra vida y Kaká se postula como el gran salvador, justo cuando coinciden la Semana Santa y las eliminatorias de Champions. Son espejismos de domingo de Resurrección. Por mucho que se confíen a Dios para salvarse, ninguno de los dos tiene remedio.

Kaká enchufa de vez en cuando algún golito por la escuadra, y Ferrol organiza algún mercado de la Ilustración o un Equiocio para embellecer el escaparate. Pero el problema sigue ahí inamovible: Los dirigentes son unos inútiles y unos interesados, y desde abajo pasamos de trabajar por cambiarlo.
El detonante para acabar escribiendo este texto es el cierre (obligado) de Balance. No voy a entrar ni en el cómo ni en el por qué, ni siquiera voy a decir nada del tema porque no soy objetivo: era mi segunda casa. No me gustaba mucho la música y la decoración me parecía un poco hortera, así que imaginad la calidad humana que había detrás para que aquello fuese una familia para mí.
El golpe moral es que el Balance era el último pedazo de mi juventud y mi vida que quedaba en Ferrol. Una juventud que todos teníamos en común. De ir a los cines Galicia y Azul a ver pelis de Pixar, de pasear tardes enteras por el centro, de napolitanas de Popi y futbolines. Una vida nocturna que iba del Sikaru, al CBC, al Rompeolas y a la Boheme. Del Colonial, al Tartaruga y a Caché. De Zebra al West, del “medio con” del Canario al bocadillo de tortilla del Zahara. De Arbolitos y el primer Fin de Año en el Club de Campo. Hablo de pocos ejemplos porque mi juventud me hace dejarme a mucho local histórico en el tintero, pero es lo mismo. Ahora la mayoría de esos sitios o no existen, o están irreconocibles.

Y no nos han arrebatado mesas donde comer o barras de bar. No. Nos han quitado todo lo que allí dentro vivimos. Risas, borracheras, tarimas, goles, besos, ligoteos memorables e inefables, cobras, canciones, gritos, hostias. Todo. Cuando queríamos disfrutar de la vida y cerrar todos los bares no esperábamos hacerlo tan literalmente. Cerraron todos.
A veces imagino ya el éxtasis geriátrico absoluto. Un Ferrol desierto, con todo cerrado. TODO. Una plaza de Amboage vallada dónde los niños no puedan patear un balón. Un Cantón acordonado para evitar el botellón y los primeros besos mal dados de la pubertad. Los jardines de Herrera rodeados de un enorme foso para que ningún grupo de jóvenes pueda reír al son de un porro sin molestar a nadie. Una ciudad desierta con Pilarita, Paula Vazquez y Pedre “el Corino” sentados en la Plaza de Armas, para saludar a la gente y que los turistas se saquen fotos. A eso conduce todo lo que se ha logrado. A un futuro así.
El problema es que nadie, ni yo mismo, hace nada hasta que ya es tarde. Adormecidos por el verano y la semana santa hemos perdido lo que quedaba. Mientras la piel se asa en Doniños, olvidamos que nada más se cuece en ninguna otra parte. Ferrol está muerto. Y no, no está de parranda. Ya no se puede. “Se que aquí nací y aquí ya no quiero quedarme, aquí ya no está mi hogar, donde se acaba el bar.”
Estas líneas no son más que eso: una rabieta. No puede ser que no haya nada, ni ocio ni oportunidades laborales, para los jóvenes que salen de aquí. No puedo aportar soluciones porque soy parte del problema, y no se me ocurre nada más allá de manifestaciones masivas o parir un buen plan de reactivación de la ciudad. Y no están los tiempos para meterse en política. Además, aquí esforzarse en algo, es el primer paso para llevarse un bofetón.
Por mi parte solo me queda volver lo menos posible (ya era poco) y esperar a que éste sitio vuelva a ser útil para mí. Volveré cuando sea un viejo amargado y me guste que las calles no me ofrezcan nada más que silencio y piedra. Con 70 años nos cruzaremos todos por las aceras vacías y mascullaremos topicazos de velatorio al calor de una ciudad con rigor mortis: “No somos nadie”, “Siempre se van los mejores”, “Estaba en la flor de la vida” ,“Se nos acabó el Ferrol de tanto usarlo”, “Míralo ahí, si parece que está dormido”.
Ferrol está muerto. Larga vida a Ferrol. 
Imagen

Navantia ofrece igualar a Knutsen y Elcano el precio más bajo en los gaseros


El Colegio de Ingenieros defiende la capacidad de los astilleros públicos para acometer los cuatro metaneros

13 votos
La sociedad Stream -participada por Repsol y Gas Natural- ha encargado a las empresas armadoras Elcano y Knutsen el flete de cuatro buques con opción a un quinto para ocuparse de su nueva ruta de transporte de gas entre Japón y Estados Unidos. Las navieras están evaluando ya las mejores ofertas para la fabricación de los barcos, una puja en la que participa Navantia, cuyo presidente, José Manuel Revuelta, ha ligado en los últimos meses el futuro de la compañía a corto plazo a la obtención de ese encargo. En este sentido, el máximo responsable de la compañía ha garantizado a los armadores igualar el precio más competitivo que obtengan en el mercado para poder conseguir este contrato que, según la firma, generaría trabajo que repartiría entre los astilleros de la bahía de Cádiz y la ría de Ferrol y también se beneficiaría la factoría privada de Sestao, en el País Vasco.

La construcción de buques gaseros es un segmento de negocio que han copado en los últimos años los astilleros asiáticos, con costes salariales más bajos, que trasladan a sus ofertas económicas, más competitivas que las europeas. Sin embargo, Navantia ha sido la última empresa naval europea en construir este tipo de navíos y, tal y como ha subrayado esta semana el presidente de la Asociación de Ingenieros Navales y Oceánicos de España y decano del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos, Luis Vilches, «posee la tecnología para su construcción».


Elementos novedosos
Aunque admite que «los buques LNG actuales tienen elementos novedosos como la nueva propulsión o el aislamiento, no es menos cierto que no son problema para los astilleros nacionales, que hace tiempo que vienen trabajando en estas novedades de forma satisfactoria».
Además, apela al conocimiento en la reparación de buques gaseros que tiene la empresa y también al acuerdo firmado entre Navantia, Gas Natural y Reganosa para hacer de la ría ferrolana un enclave de referencia en el sector.
Para el máximo portavoz de los ingenieros, la obtención del encargo «significaría la salida de la crisis para el sector de la construcción naval española» y advierte de que, en el caso de no materializarse, «enviaría un mensaje tremendamente negativo al mercado, ya que se trata de una demanda de buques por parte de un armador español, trabajando con un operador español y en un mercado cuya demanda mundial mantendrá un crecimiento sostenido ya que además cada vez más buques nuevos comienzan a instalar LNG para su propulsión». En el sector se da por seguro que este encargo, que ronda los mil millones de euros, se adjudicará antes de que finalice el año. De lograrlo, sería el de mayor importe en el ámbito civil suscrito por Navantia hasta el momento.
El encargo naval está valorado en unos mil millones de euros
30
Meses de trabajo de cada bar

¿Pero quién va a sacar a Ferrol del pozo?


Domingo, 10 nov 2013 | Por | Noticias: Opinión Imprimir este artículo jesus varelaJesús Varela
Los empresarios cierran sus empresas (recientemente celebraron un foro que llevaba por título “Ferrolterra Reacciona” ¿…?). Los jóvenes, los mejor preparados de toda la historia de Ferrolterra, marchan lejos de aquí, obligados por las circunstancias, si, pero marchan. Los políticos nos mienten descaradamente porque prometen sabiendo que nada van hacer, y efectivamente nada hacen. Los ERE son algo ya tan cotidiano, que casi no llaman la atención del respetable. ¿Pero quién coño nos va a sacar del socavón en el que estamos metidos? Porque ¿No esperaremos a que quienes lo hagan sean los mayores de 65? Por cierto, la segunda banda de población más numerosa en nuestra ciudad.
Hace tan solo ocho años y medio (1 – 6 – 2005 ) Ferrol tenía una población de 76.755 habitantes, de los que 50.967, es decir, el 66,4 % pertenecían al grupo de población activa. Hoy, 9 del 11 del 2013 y como decía, tan solo ocho años y medio después, Ferrol tiene una población de 71.226 habitantes y su población activa (entre los 16 y 64 años) es de tan solo 42.596 personas, lo que significa el 59,8 % del total. Es decir, la ciudad perdió en tan breve espacio de tiempo un 6,6 % de su población en edad de trabajar. Para alarmarse.

Dicen los sociólogos que cuando una ciudad tiene una población mayor de 65 años que signifique el 14 % del total de la misma, que esa ciudad tiene un problema serio. Pues bien queridos lectores, en Ferrol ese porcentaje a día de hoy, 9 de Noviembre, es del 25,61 %. Una auténtica barbaridad.
El futuro de la ciudad es francamente preocupante, y lo es, porque a la realidad que vivimos hay que sumarle (no despreciemos este dato) el problema añadido que va a suponer, dentro de algún tiempo, no mucho, la pérdida de nuestros mayores jubilados en las antiguas Bazán y Astano, en las Fuerzas Armadas o en el sector de la Banca. Y es que a nadie se le escapa lo que las pensiones de toda esa gente están soportando en estos momentos, y cuando haya que lamentar sus pérdidas, las pensiones de viudedad ya no van a dar, desgraciadamente, para ayudar a quienes ahora se les está ayudando. Y ese momento, va a ser el verdadero punto de inflexión de la ciudad. Salvo que las circunstancias cambien, claro está.
Los mimbres con los que actualmente contamos están claros. Por un lado tenemos a los actuales dirigentes, todos ellos, los oficiales y los no oficiales, los de los poderes fácticos, que ya demostraron de lo que hasta ahora fueron capaces. Ahora incluso, vemos como algunos, los que siempre dijeron preocuparse más que nadie de esta nuestra tierra, guardan un vergonzoso silencio en el asunto del nuevo y novedoso diputado Galego – Dinamarquiano de AGE. Por otro, el Plan Ferrol (el llamado a ser el gran dinamizador de la comarca) del que ya vimos lo que dio de si y del que a partir de ahora y con una reducción en la inversión del 73 % vamos a ver que es lo que va a ser capaz de reindustrializar.

Un poco más allá, nos encontramos con un puerto exterior que iba paliar los efectos del desempleo ocasionados por otros sectores y que hasta la fecha solo fue capaz de crear del orden de 40 – 50 empleos y que como mínimo hasta el año 2020 continuará siendo un puerto mutilado. El puerto que iba a ser un revulsivo. Ya dentro de la ciudad, nos topamos con unos medios de prensa escrita que para ver la línea que siguen no hay más que fijarse en como tratan el tema del desempleo en nuestras comarcas. Uno de ellos destacaba el otro día que el desempleo en la actividad industrial era menor que el año pasado (ya hay que tener cuajo) porque los demandantes de empleo en este sector eran menores que hace un año. (Octubre del 2012, 2.873 personas y Octubre del 2013, 2.795) Increíble ¿No? ¿Por qué no nos informa ese periódico de cuantas personas marcharon de las tres comarcas en este último año o se pasaron a otros sectores?. Otros prefieren destacar que el Parque Ferrol abre con la vocación de “dinamizar la economía de la comarca”. Y no sé yo que coño de economía se podrá dinamizar si Navantia se va al carajo y no se abren nuevas puertas. Pero bueno, si la solución o parte de ella para esta comarca pasa por las grandes áreas comerciales, a ver si nos viene otra y que no tarde mucho. Mientras tanto, la realidad del Ferrol de hoy es la de una ciudad desmotivada, sin un futuro claro y próxima al precipicio. Esa es la realidad por cruda que sea.

Los ferrolanos tenemos que pensar que de continuar por esta senda vamos directos al abismo. No obstante y aún a pesar del momento que vivimos, la situación todavía es salvable, y en ese contexto, uno se pregunta ¿Tendrán nuestros dirigentes la altura de miras suficiente como para unir esfuerzos al margen de partidismos? Desde luego si así no es, el cambio en esa casta tiene que ser profundo y radical.