La CIG asegura que Navantia Ferrol no da pérdidas mientras que Madrid es “un saco sin fondos”

http://www.galiciaartabradigital.com/archivos/62602

Viernes, 27 sep 2013 | Por | Noticias: Naval Imprimir este artículo En el último lustro, los astilleros de Navantia en Ferrol y Fene han generado unas ganancias de 101,4 millones de euros, mientras que el departamento de la empresa pública situado en Madrid es “un saco sin fondo” que ha provocado unas pérdidas de 19,6 millones de euros y ha incrementado su plantilla.
(fot archivo)
(fot archivo)
Lo ha asegurado este viernes día 27 en una rueda de prensa la sección sindical de la CIG en Navantia, y ha utilizado estos datos para defender el trabajo que se realiza en los astilleros de la ría ferrolana. Sobre todo, a la vista de las manifestaciones del presidente de la compañía, José Manuel Revuelta, en las que aludía a los elevados costes de la empresa y a que algunos de sus proyectos están “obsoletos”.

Cese del presidente
Por ello, el sindicato ha pedido el “cese fulminante” del presidente, por considerar estas declaraciones “claramente inoportunas” y “un desatino muy grave“. Y es que, según su criterio, podrían tener “consecuencias” a la hora de obtener nuevos contratos.
Al hilo de ello, el viceportavoz comarcal de la CIG en Ferrolterra, Manel Grandal, ha censurado la “centralización” progresiva de la empresa, al tiempo ha asegurado que “la ría de Ferrol no tiene futuro si no tiene autonomía plena, desde contratación hasta producción” por parte de la empresa.
En este sentido, ha denunciado el incremento de un 25 por ciento en el número de trabajadores de las oficinas de Madrid desde la creación de Navantia en 2005, toda vez que ha pasado de 204 a 254. Sin embargo, ha contrapuesto, la plantilla de factorías no ha registrado cambios y se mantiene en torno a las 5.500 personas, unas 2.300 en la ría de Ferrol.

Pérdidas salariales
Además, el departamento de Madrid ha provocado, según Grandal, unas pérdidas de 19,6 millones de euros hasta 2012, frente a los 101,4 millones de ganancias de los astilleros de la ría de Ferrol. Sin embargo, la masa salarial en Ferrol, desde 2012 hasta finales de 2013 se habrá reducido “en cinco millones de euros sólo en conceptos fijos”.
Otro dato que ha aportado el viceportavoz sindical en Ferrolterra es que “los astilleros de la zona del sur” de España han registrado pérdidas por valor de “unos 331 millones de euros“.
Frente a todo ello, la competitividad de los astilleros de Navantia Ferrol y Fene también estaría avalada, a juicio de Grandal, en dos de sus principales productos, las fragatas F-100 y los LHD, que han sido vendidos a Noruega y a Australia, en dos de los contratos más importantes firmados por la empresa pública.

 ”Descentralización”
Con estos argumentos, la CIG ha reclamado la “descentralización” de Navantia, así como la construcción del dique flotante.
La obtención de un encargo de la naviera de Fernández Tapias para la transformación de un buque construido en China reflejaría la calidad del área de reparaciones, si bien desde el sindicato se ha puntualizado que “obras de este calado se hicieron antes y no tuvieron este efecto”.
Así las cosas, Manel Grandal ha interpretado que la difusión de este contrato se debe a “la necesidad” del presidente de la empresa de “salir a los medios ante su mala gestión”.

NAVANTIA: DOS AÑOS AL FRESCO


la Editorial
Redacción Ferrol | Actualizado 24 Septiembre 2013 - 01:43 h.
La situación de extrema gravedad en la que se encuentran los astilleros públicos ya era conocida. Los síntomas no han hecho otra cosa que sucederse a lo largo de los dos últimos años. Los despidos continuados en las compañías auxiliares, expedientes  de regulación, quiebra de algunas de ellas y un insondable éxodo de trabajadores hacia otros lugares constituyen todo un goteo de realidades que no podían apuntar a otra cosa. Si hace dos años, el argumento con el que el partido hoy en el Gobierno del país alimentaba el discurso político en la comarca de Ferrol era precisamente que el estado de máxima precariedad en la que se hallaba el sector se debía al anterior Ejecutivo, hoy, a punto de cumplirse el ecuador del nuevo mandato, la realidad sobrepasa cualquier previsión. La perspectiva es nula, tanto por la constatación de la falta de contratos como por la ineficaz labor de una gestión más proclive, por lo que se ve, a la búsqueda de una reestructuración de los astilleros que comprometida con dotar de ocupación real sus gradas. Los hechos no mienten y ni tan siquiera el compromiso del presidente de la Xunta en relación con Pemex tiene hoy mayor valor que el que se puede esperar de una simple promesa. La dirección de Navantia parece haberse pasado dos años al fresco teniendo en cuenta no ya su escasos logros sino la total inexistencia de resultados. El “outono quente” que avanzan los trabajadores es más que asumible ante tal inoperancia.

NOSOTROS TAMBIÉN SOMOS CULPABLES

domingo, 23 de junio de 2013

      
             Ahora resulta, según el gobierno de España, que es la Xunta y la Sepi quienes tienen que hacer las consultas en Bruselas por el Dique Flotante. ¿A qué suena esto? ¿A tomadura de pelo? Puede, aunque si lo es, quizá lo sea también porque nos lo merezcamos.
Sabemos, porque así nos lo han dicho por activa y por pasiva, que el único interlocutor válido para hablar con Bruselas sobre el tema de la construcción civil en la empresa pública Navantia, es el GOBIERNO DE ESPAÑA. Y siendo esto así, y así es, ¿Cómo es que ahora dice lo que dice el gobierno central?
Nuestra comarca es, desde hace muchos años, una zona de España que viene siendo engañada sistemáticamente por todas las administraciones. Somos la ciudad y comarca de las promesas incumplidas. La plataforma perfecta para los salvadores de la patria. Si, esos que siempre dicen que van hacer y que luego terminan por no hacer absolutamente nada. Y buena prueba de ello, lo es el hecho de que hoy en Ferrolterra se sigan reivindicando prácticamente las mismas cosas que hace treinta años. Y como ejemplo, valga el sector naval.
Desde Madrid – gobernando tanto unos como los otros – no se aclaran nunca. Desde Santiago se le echa la culpa a los de Madrid (cuando gobiernan los OTROS y si no, se dice que ya se dieron los pasos que había que dar, aunque no se haya dado ninguno) sacudiéndose así todo tipo de responsabilidades. Y desde los ayuntamientos, como en el caso actual de Ferrol, lo que se hace es actuar de telonero. Es decir, nos toman el pelo todos. Aquí orinan por uno y decimos que llueve.
 ¿Qué es lo que está ocurriendo actualmente? Feijoo dice que toda la responsabilidad de la mala situación de Navantia –  o lo que es lo mismo, de Ferrolterra – es de los propios directivos de la compañía (que también). El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, descarga, también de forma exclusiva, la responsabilidad de dotar de carga de trabajo  a la factoría de Ferrol sobre la cabeza de los directivos de la empresa. Y el alcalde de la ciudad, nuestro alcalde, vuelve una vez más, a decirle a sus paisanos, sus convecinos de toda la vida, como ya hizo en septiembre del año pasado, ( Voz de Galicia del 4 – 9 – 2012 ) que están equivocados y que el presidente Feijoo, hizo todo lo que pudo para que Ferrol recuperase la senda del crecimiento económico y del empleo. Es decir, aquí los inútiles son todos excepto los que gobiernan. Y esto vale. Bueno, hasta ahora valió. Y es por eso, porque hasta ahora siempre valió, porque termino el primer párrafo diciendo que igual nos merecemos esta situación que vivimos.
Es verdad que los responsables comerciales de Navantia lo están haciendo francamente mal, pero no es menos cierto también, que quienes critican tanto esa falta de bien hacer comercial por parte de la compañía, tampoco están cumpliendo con sus obligaciones políticas. En primer lugar, el gobierno del Estado tiene un papel que jugar muy importante en el “acompañamiento” a esa política comercial que tanto y con tanta razón se critica, y sin embargo, contra eso no alzan la voz ni el presidente Feijoo, ni su conselleiro Francisco Conde, ni por supuesto el corre ve y dile que tenemos como alcalde de Ferrol, José Manuel Rey. Y en segundo lugar, porque los responsables políticos de Galicia no pueden ignorar el compromiso adquirido cuando aprobaron la Ley del Sector Naval de Galicia, y por lo tanto, algo tendrán que asumir en todo esto.
            El Parlamento gallego aprobó por unanimidad una ley del sector naval gallego ( en vigor desde el día 6 de Julio del 2010 ) que entre otras cosas contempla: Artículo 4 apartado 1º. “De conformidad con lo establecido en el Estatuto de autonomía, la Xunta de Galicia negociará con el Estado su partición en la gestión de las empresas públicas estatales integradas en el sector naval de Galicia que, por su naturaleza, no puedan ser objeto de traspaso” ¿Qué se hizo, hasta el momento, desde el gobierno anterior y actual de la Xunta para desarrollar este articulo?
            En este mismo artículo y en su apartado 2, también dice, en clara referencia al astillero de Fene, que la Xunta de Galicia negociará con el Estado el uso de los activos de los que las empresas estatales integradas en el sector naval de Galicia sean titulares y que no estén siendo aprovechados para la construcción, reparación, reciclaje o transformación de buques u otros artefactos flotantes. ¿Se hicieron algún tipo de gestiones con el Gobierno central a la vista de cómo están y de cómo van a seguir estando esas instalaciones ociosas?
            Reprobemos a todos y cada uno de aquellos que sistemáticamente nos vienen engañando. La situación de Ferrolterra es la que es y de eso, son muchos los culpables. Lo importante es entenderlo de una vez por todas para evitar así, que puedan continuar jugando con nosotros.

Navantia firma el contrato con EE UU para reparar en Cádiz cuatro destructores


Los dos primeros barcos llegarán a la Bahía en 2014 para participar en el despliegue del escudo antimisiles

26.09.13 - 00:45 -
El departamento de Defensa de Estados Unidos y Navantia han atado los últimos cabos que quedaban sueltos para firmar el contrato mediante el cual, la compañía española se encargará de la reparación y mantenimiento de los cuatro destructores que la US-Navy desplegará en Rota con motivo del escudo antimisiles. El acuerdo tiene siete años de vigencia a partir del próximo 1 de noviembre y será el astillero de Cádiz el encargado de llevar a cabo estas intervenciones. El primer año será en fase de pruebas. El documento otorga a la compañía la potestad de realizar los trabajos de reparación tanto a flote -para ello se utilizarían los muelles de la Base Naval de Rota- como las obras en máquinas y cascos, que tendrían lugar en los diques del astillero gaditano. 

El contrato engloba el mantenimiento de los cuatro destructores americanos -'USS Ross', 'USS Donald Cook', 'USS Porter' y 'USS Carney'- durante sus períodos de inmovilización en la Base Naval de Rota como parte del escudo antimisiles de la OTAN. Dos de los buques llegarán en 2014 y los otros dos, en 2015. La inversión supera los 187 millones de euros.

No ha sido fácil llegar a este acuerdo. Ambas partes llevan negociando más de un año y fue el pasado agosto cuando se completó la oferta. El anuncio en 2011 de la llegada a la base de Rota de una flota de barcos norteamericanos para cubrir el sur de Europa de las posibles amenazas de Oriente Medio desencadenó una gran expectación sobre el futuro económico de la zona gaditana. El efecto de la noticia se dejó sentir, sobre todo, con la repercusión económica que significaría para la Bahía la presencia de 1.100 militares y la entrada en la Base de 3.000 familias, un impacto de casi 50 millones de euros. Fue entonces cuando Navantia trazó un plan estratégico para hacerse con el mantenimiento de estos buques. No obstante, las conversaciones se iniciaron meses antes. La visita a Cádiz en octubre de 2010 del embajador norteamericano en España, Alan D. Salomont, marcó un antes y un después en las relaciones para un posible acuerdo naval. Salomont recorrió los astilleros de la Bahía y elevó un informe a su país sobre las condiciones, eficacia y forma de trabajar de las plantas gaditanas.
La respuesta a las acciones diplomáticas tuvieron lugar en mayo de 2011, cuando el almirante Roughead visitó personalmente las plantas gaditanas, acompañado por el entonces consejero delegado de Navantia, Luis Cacho, y el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Manuel Rebollo. La visita del almirante tuvo un especial calado, ya que se trataba de una autoridad militar que venía a supervisar las condiciones de trabajo y el nivel tecnológico de unos astilleros próximos a Rota. Navantia, ya había participado con éxito en reparaciones de barcos americanos. Hasta la fecha solo ha habido un contrato de reparación de la fragata F-32 'John L. Hall', que se produjo durante la primera semana de agosto de 2010.

No supone la salvación
La adjudicación del contrato a Navantia de la Marina norteamericana se produce justamente cuando se cumplen 60 años del acuerdo con España para el uso conjunto de la Base Naval de Rota. De hecho, hoy está previsto un acto militar para conmemorar este aniversario. Además, el acuerdo coincide también en el tiempo con la convocatoria de protestas que llevarán a cabo hoy los trabajadores de Navantia en toda España para demandar carga de trabajo. La plantilla reconoce que un contrato como el firmado con EE UU es muy importante para el futuro de la compañía pero no significa su salvación. Se necesitan más acuerdos de construcción naval para garantizar la supervivencia de los astilleros públicos.
El nuevo contrato abre además la puerta a un posible acuerdo con la US-Navy para reparar también en Cádiz parte de los buques de la VI Flota, desplegados en el Mediterráneo y cuya base logística se encuentra en Nápoles.

La US-Navy tiene desplazados por el Mediterráneo unos 60 barcos con sede de operaciones en Italia y las reparaciones integrales de esta flota se hacen en el país de origen, es decir, el gobierno norteamericano contrata, sobre todo, mantenimiento.

Cabe recordar que el astillero gaditano también empieza a contar con una importante cartera de solicitudes para la reparación de cruceros. A lo largo de 2013 serán siete, mientras que en 2014, las compañías Royal Caribbean y Pullmantur han reservado dique en la Bahía para el atraque y reparación de cuatro cruceros. En estos momentos se encuentra en la planta de Puerto Real el crucero 'Disney Magic', de la naviera Disney. La intervención que se lleva a cabo en este barco es muy importante, ya que se trata de una reforma integral. Está previsto que mañana viernes atraque en el astillero de Cádiz el crucero 'Visión of the Seas', de la compañía Royal Caribbean, para someterse también a una intervención de calado, que lo mantendrá en el dique durante algo más de un mes.
No obstante, el contrato que persigue ahora Navantia con insistencia es el de la construcción de cuatro gaseros para el consorcio empresarial Repsol-Gas Natural. Estas empresas necesitan estos barcos para explotar una nueva ruta gasística abierta entre Japón y Estados Unidos. El Gobierno de España lleva meses negociando para que este contrato se quede en España y sea Navantia, junto con un astillero privado de Sestao, quien se encargue del proyecto. El contrato está muy avanzado y es posible que su adjudicación se anuncie en la primera quincena de octubre.

FERROL ANTE LA INTEMPERIE


Carlos Miragaya (Director) | Carlos Miragaya (Director)
Redacción Ferrol | Actualizado 27 Septiembre 2013 - 00:41 h.
 
Las últimas noticias sobre los astilleros públicos han arrojado apenas una brizna sobre un pajar difícil de llenar. El contrato suscrito con el armador gallego Fernando Fernández Tapias no alivia, ni por asomo, la tensa situación laboral, que ha dejado en la calle en solo dos años a la casi totalidad de la industria auxiliar del sector que existía en la comarca. La crispación no roza ya máximos sino que supera sobradamente incluso a estamentos públicos sin cuya actividad es difícil, cuando no imposible, que prosperen las iniciativas necesarias para hacer viable toda decisión administrativa.
Cualquiera que conozca el devenir de las factorías públicas de Ferrol y Fene a lo largo de las últimas tres décadas podría considerarse libre de espanto. Porque lo cierto es que la situación no presenta el calificativo de novedosa como tal, pero sí en el caso de enfrentarnos a un estado que ya no es solo el que afecta al trabajo en las gradas, sino también al del ánimo con la que esta comarca puede sobrellevar tan extrema realidad. Aquí estamos ya ante la intemperie y, por mucho que nos cueste, por mucho que buena parte de esta sociedad incluso se manifieste crítica con un sector al que habitualmente se le achaca que solo está para defenderse a sí mismo, lo cierto es que no somos nada sin el naval. Y probablemente, al menos durante décadas, no podremos ser otra cosa que una ciudad y una comarca que vive por y para esta actividad.

El desánimo conlleva al derrotismo, pero oídas a lo largo de las últimos meses en innumerables ocasiones todo un recital de promesas, es en la realidad en donde se plasma el futuro. Es posible que hoy mismo, si finalmente Navantia se hace con el contrato para la construcción de un buque multipropósito para Turquía, esta realidad sea otra, que podamos albergar algo más que una esperanza con la que, por reiteración, se ha perdido tras la inconstante trayectoria de la actividad naval en las últimas décadas.

En ocasiones, Ferrol tiene la sensación de ser una especie de tubo de ensayo en el que solo se vierten palabras a la espera de que el poso resultante deje algo sustancial. Incluso en esos casos, que tienen más que ver con la acción política que con los intereses que se supone realmente que deben defender sus representantes, la percepción conlleva siempre algo de duda. Es el típico latiguillo de “si no lo veo, no lo creo”, que más que adoptarlo como nuestro parece una imposición, como si de una ley que hubiese inexorablemente que cumplir se tratase. Lo tenemos y no tenemos nada, como tantas otras zonas de este país, en que hay ríos de más caudal que otros, como en todas partes. La crispación suele llevar a la desmedida, pero es también una situación difícil de evitar y, en consecuencia, de eludir. Peor que el agotamiento que ya padecemos es la indiferencia con la que vivimos.

Navantia y la naviera F.Tapias Galicia firman un contrato para Navantia-Fene


Miércoles, 25 sep 2013 | Por | Noticias: Portada Imprimir este artículo tapias-1Navantia y la naviera F. Tapias Galicia han firmado este miércoles, día 26,  en Madrid un contrato para efectuar la instalación de una nueva planta de proceso en un barco de apoyo a plataformas recién construido (Offshore Supply Ship – OSS), con el fin de que opere como un buque de pruebas de pozos (Well Test Vessel – WTV), en el Golfo de México bajo un contrato de fletamento con Pemex.
El contrato para la adaptación de este buque, cuyo nombre es “Monforte de Lemos”, ha sido firmado en Madrid por el Presidente de F. Tapias, Fernando Fernández Tapias y el Presidente de Navantia, José Manuel Revuelta.
Fernando Fernández Tapias ha manifestado su “compromiso de contar con Navantia para futuras operaciones y ha resaltado el carácter innovador de estos barcos, lo cual supone para Navantia una excelente oportunidad para ser un referente en este mercado a nivel mundial”.
José Manuel Revuelta ha mostrado su “satisfacción por el contrato conseguido y ha ofrecido a la naviera F. Tapias Galicia toda la capacidad tecnológica e industrial de la compañía para futuras colaboraciones”.
tapias-2La obra, a realizar en las instalaciones de Navantia Reparaciones en la Ría de Ferrol, consiste en la instalación en la cubierta principal de una planta de proceso que recibe la producción de un pozo petrolífero para analizar el caudal y calidad del crudo obtenido, realizar la separación de las fases y recoger el sobrante de acuerdo con la nueva normativa medioambiental recientemente aprobada para la prospección de pozos petrolíferos en el Golfo de México. Es una obra de considerable complejidad tecnológica e incluye los trabajos de montaje de equipos, fabricación y montaje de tubería, trabajos eléctricos, instrumentación y control, finalización mecánica, integración y tareas previas a la puesta en servicio.
Más de  150.000 horas de trabajo
Este contrato supone para la Ría de Ferrol una carga de trabajo de unas 150.000 horas durante un plazo de unos 5 meses, con el importante valor añadido de situar a Navantia en una posición ventajosa para optar a futuros contratos de transformación o construcción de este tipo de barcos, innovadores en el mercado.
El elevado nivel de exigencia medioambiental en el Golfo de México ha generado un importante incremento en la demanda de esta tecnología, que permite sustituir el proceso actual por uno de recuperación, caracterización de la producción y reducción de emisión de gases de efecto invernadero, contribuyendo de manera eficaz a evitar la contaminación de aire y mar.
La naviera F. Tapias Galicia
Naviera F. Tapias Galicia, presidida por Fernando Fernández-Tapias, es una de las empresas del Grupo F.Tapias dedicada a proyectos innovadores en el ámbito naval con la aplicación de nuevas tecnologías en el mundo del “Offshore”.
El Grupo F. tapias cuenta con una experiencia de más de 30 años en el sector marítimo y su presidente fue reconocido como uno de los navieros privados más importantes a nivel Europeo.

El diputado popular Miguel Tellado critica a la oposición por no lograr un mensaje de unidad sobre el naval

Ferrol - Miércoles 25 de Septiembre del 2013


Martes, 24 sep 2013 | Por | Noticias: Portada Imprimir este artículo miguel tellado-1El diputado del Grupo Popular Miguel Tellado, criticó en la tarde de este martes día 24,  que los grupos de la oposición hayan rechazado una vez más aprobar de manera unánime en el Parlamento “un mensaje de unidad en la defensa de un sector productivo como el naval, fundamental para Galicia y sobre todo para Ferrolterra.” “Desde el Partido Popular queremos que la construcción de los flotels comience cuanto antes y estamos trabajando en esa dirección, pero compete al armador marcar los tiempos y pido a la oposición respeto para no poner en peligro estos contratos”, señaló.
A los grupos de la oposición no les preocupan el más mínimo nuestros astilleros, porque sólo buscan confrontación con el Gobierno de Galicia y con el Gobierno de España utilizando el sector naval sin ningún tipo de pudor“, lamentó Miguel Tellado. En este sentido, apuntó que “flaco favor les hacen ustedes a los trabajadores del naval gallego creando polémicas sobre los contratos, en vez de que apoyen las oportunidades puestas en marcha”.
Prudentes y respetar el trabajo
Además de la construcción de los flotels, el diputado popular afirmó que “en estos momentos la dirección de Navantia trabaja en la concreción de otro contrato para la construcción de cuatro gaseros para Repsol-Gas Natural, un contrato que precisa de la autorización de la Unión Europea para levantar las limitaciones que los gobiernos socialistas impusieron a Navantia Fene-Ferrol“.
Tellado añadió que “Navantia opta también a otros contratos y por la importancia de las operaciones en curso desde el Partido Popular, creemos que es preciso ser prudentes y respetar el trabajo que se está llevando a cabo para poner fin a un período de siete años sin carga de trabajo”.
El diputado popular destacó que “el sector naval es importante para el Gobierno de la Xunta de Galicia” y como muestra de esto, hizo referencia a los cerca de 84 millones de euros que destinó en la pasada legislatura para ayudas a las empresas del sector o la negociación realizada para un nuevo sistema de tax lease que había evitado la expulsión de los astilleros gallegos de los mercados internacionales, así como las líneas de crédito especiales para las empresas del naval anunciadas por el Gobierno de España.
Acta de defunción firmada por el gobierno socialista
Frente a esta situación actual, Miguel Tellado criticó que con la reconversión del año 2005 aprobada por el Gobierno Socialista, firmaron el acta de defunción del naval ferrolano, despidiendo a 1.400 trabajadores de la antigua Izar Ferrol y de la antigua Astano- Fene, destruyendo 2.000 puestos de trabajo indirectos en la industria auxiliar, prorrogando el veto que mantiene a Astano prácticamente cerrado o arrinconando a Navantia en la construcción militar”.
Fue el PSOE quien intentó cerrar las gradas de Ferrol desde los años ochenta y quien dejó a Navantia sin un solo pedido de carga de trabajo en los últimos cinco años de gobierno socialista en Madrid”, apuntó el diputado popular.

El comité de Navantia anuncia un “outono quente” en el sector naval


| Actualizado 24 Septiembre 2013 - 02:00 h.
rueda de prensa navantia
rueda de prensa navantia
Los comités de empresa de Navantia Fene y Ferrol anunciaron ayer un “outono quente” si no se materializan ya nuevos contratos de construcción que permitan dotar de carga de trabajo a los astilleros públicos de la ría y de ese modo frenar la sangría que viene padeciendo la industria auxiliar desde hace más de dos años.
Las movilizaciones comenzarán este mismo jueves. Ese día está prevista una manifestación en todos los centros de producción de Navantia en el Estado pero antes los delegados propondrán a la asamblea un nuevo calendario de protestas que en principio se extenderá durante todo octubre. “Dentro de dous meses remata a construción do segundo LHD australiano”, recordó el secretario del comité, Lito Blanco, que incidió en la importancia que el sector naval tiene en la comarca. “Se Navantia non ten carga de traballo, o tecido industrial de Ferrolterra esmorece”, dijo.
Los miembros de los comités insistieron en la necesidad de implicar a toda la sociedad para alcanzar el objetivo y poder así ofrecer un futuro a la juventud de la zona.
Para los trabajadores de los astilleros, la situación agónica del sector naval tiene “culpables”. Subrayaron que llevan ya tres años advirtiendo de las consecuencias que traería consigo la no consecución de nuevos contratos y criticaron con dureza las sucesivas promesas y “fume” que vienen transmitiendo los diferentes responsables políticos, estatales y autonómicos, pero también locales y de la propia compañía, para aplacar las protestas.
responsables

“O primeiro responsable é o Goberno central”, señaló Blanco, “por incumprir acordos asinados no seu momento polos sindicatos e a SEPI, como o da sexta F-100, ao que o propio presidente Rajoy fixo referencia no seu discurso de investidura”. “Tamén é responsable”, añadió, “por non conseguir financiamento para o dique flotante” y en esta línea advirtió de que “se non aumentamos a capacidade de Carenas abocarémola a desaparecer nun futuro porque non poderá reparar os barcos que se están construíndo hoxe”. El portavoz del comité aseguró, además, que el mercado de reparaciones genera muchos puestos de trabajo y da beneficios.
El gobierno de la Xunta es, a juicio del comité, otro de los resposables del vacío en las gradas de la factoría. Así, el comité calificó su actitud como “cínica” al recordar el anuncio que el presidente Alberto Núñez Feijóo realizó en Oleiros el 11 de septiembre de 2011 y que consistió en decir que “ou contratamos algún barco nas próximas semanas ou teremos dique flotante. Non hai outra posibilidade”. “Está claro”, aseguró el portavoz del comité, “que este señor mente máis que fala porque un mes e medio despois, cando gañou as eleccións, si propuxo outra posibilidade: non facer nada”.

El “pool” comprometido por el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, para financiar la construcción del dique; el flotel de Pemex, contrato al que optan otras once empresas; o el plan industrial comprometido en las elecciones de 2009 son otros de los incumplimientos enumerados ayer por los representantes de los trabajadores. “O Goberno da Xunta”, señaló Blanco, “ten que dar explicacións”.
El comité cargó también contra la Unión Europea, pero no por el mantenimiento del veto a la construcción naval civil, sino por “poñer trabas ao desenvolvemento dunha ferramenta –el dique flotante– que xeraría emprego na comarca coa taxa de paro máis alta de Galicia”. n

Hay que levantar el veto.




Ferrol agoniza

El naval de la ciudad agoniza.En más o menos de un mes se acabará toda la carga de trabajo.En los últimos 30 años nunca se ha vivido una situación como la actual. Estamos viviendo una aútentica emergencia social en la ciudad. El colchón familiar, la emigración a otros lugares y las prestaciones sociales están aguantando todo.Las perspectivas de futuro a día de hoy son negras.


Sin medios productivos no saldremos de la crisis

DE la crisis de 1996 se salío a través de una burbuja inmobiliaria que fué capaz de crear(aunque fuese a través de la especulación del precio de las viviendas) un medio productivo, que creo miles empleos (electricistas,fontaneros,carpinteros,andamios,cementeras,muebles...) directos e indirectos, es decir se creó un nicho de mercado.
A día de hoy solo genera miles de empleos la industria automobilistica (gracias a las subvenciones), y el turismo. Se han convertido en los motores de la economía.

Decir que saldremos de la crisis,así porque así, sin basarse en factores productivos de crecimiento, es una falacia. Dentro de un año seguirán diciendo que estamos viendo "la luz al final del tunel". La economía se tiene que basar en sectores productivos:
Korea, tiene industria naval,industria automovilistica, electronica, neumáticos.....
España, cierra una fábrica ,pierde 500 empleos y pretende que se sustituyan por empleos en centros comerciales y autonomos... una locura.
Un buque genera miles de empleos de calidad y diversos,crea proveedores  y empleos indirectos,en definitiva da riqueza  y aún encima equilibra la balanza comercial.


Hay que levantar el veto

Ahora más que nunca hay que levantar el veto, y para ello hay que disgregar las instalaciones de Navantia Fene,que se ha visto que ha sido un proyecto fallido.
Solo así a corto plazo podrá haber una oportunidad de negocio donde se puedan crear miles de trabajos.
La única solución para que Astano sea rentable y viable es a través de su privatización. Hay que poner las instalaciones de la antigua Astano en el mercado para que algún grupo empresarial español o foraneo (STX, Dragados...)  pueda sacar rendimiento de ellas, y por ende se genere empleo.
Alguien que conozca el mercado y tenga experiencia.

A día de hoy Navantia Fene, emplea a 200  operarios.En 2005 el gobierno socialista con la aquiescencia de los sindicatos prejubilaronal 80% de la plantilla de Izar Fene y dejaron unas instalaciones de 10.000 personas con 300 en plantilla y 500 de subcontratas.
En definitiva, "pseudoprivatizaron" el astillero,infrautilizandolo. Esos fueron los logros de Zp y el comite de empresa,porque siempre pensaron en prejubilaciones y en encargos infinitos de la armada española para mantener el chiringuito.
EL sector offshore,(que si tenía futuro y pedidos), se desmanteló por completo, y los esfuerzos realizados desde 1987 para introducir a la antigua Astano  en un sector altamente competitivo y tecnologico,se tiraron por la borda.Un éxito, que a día de hoy, ningún socialista se atreve  a reconocer.


Pretender mantener la titularidad pública por encima de todo,por encima del bien común,deja a la luz la realidad de lo que persigue, y que no es más ni menos que prejubilar al personal,igual que en otras ocasiones.
Que los jovenes tengan o no futuro,se usará como eslogán para sus intereses.

Grito de auxilio del naval de Ferrol en la calle


Los trabajadores de Navantia advierten de que queda faena para un mes

1 votos
JOSÉ PARDO
JOSÉ PARDO
Los trabajadores de Navantia han vuelto a lanzar esta mañana un s.o.s. Queda un mes de faena en las plantas de la ría, advierten, después de que todas las promesas realizadas por las administraciones con respecto a posibles encargos, o a proyectos como el del dique flotante, se hayan incumplido. Más de 2.500 trabajadores de las compañías auxiliares han sido despedidos desde que comenzó la crisis de ocupación de Navantia y ahora, en plena caída libre de la ocupación, la empresa anuncia un plan de ajuste que aprobará el 4 de diciembre. Marcelino Amado, responsable de la sección sindical de la CIG en el astillero ferrolano, aseguró que mientras que hubo carga de trabajo, los contratos se ejecutaron en tiempo y forma y dieron beneficios, por lo que reseñó que el verdadero problema no está en los costes laborales ni en los procesos, sino en la falta de encargos.

José Blanco, secretario del comité de empresa de Navantia Ferrol, anunció que el próximo jueves, día 26, los sindicatos plantearán a la plantilla un calendario de movilizaciones que se iniciará esa misma jornada. No obstante, anunció un otoño caliente si no se logra carga de trabajo de inmediato, y responsabilizó al Gobierno central y al autonómico del crac del sector.
Jorge Prieto, presidente del comité de Navantia Fene, advirtió de que combatirán cualquier intento de restringir Navantia a solo el mercado civil.

Nadie detiene ya el crac del naval


El hundimiento del sector deja firmas en quiebra y aboca al paro a los operarios auxiliares

3 votos
Después de seis años de bum, sólo quedan sombras actualmente sobre el sector y sus trabajadores no ven la luz al final del túnel. ángel manso
Tres meses y llega el abismo. Nunca antes los astilleros de la ría ferrolana habían llegado a esta situación extrema, con las dos plantas acuciadas por la falta de trabajo y sin perspectivas de que, a corto plazo, vaya a resolverse esta situación. La antigua Astano está sin ocupación y en la vieja Bazán los operarios se afanan por acabar el único barco en cartera, el Adelaide, que dejará Navantia el próximo diciembre. El goteo de despidos comenzó hace ya más de dos años y hay decenas de trabajadores que ya han agotado sus prestaciones. La crisis más dura del sector se ha llevado por delante empresas de referencia en la comarca como Talleres Cachaza, Elecnaval y Tecnymo, ha obligado a hacer la maleta llevándose sus conocimientos y experiencia a operarios cualificados y ha hundido a la comarca en una recesión que ha disparado las listas del paro, cerrado comercios y expulsado del mercado laboral a miles de personas. El crac ya está aquí. Los protagonistas de la crisis del naval se mueven entre la decepción por las promesas incumplidas y la esperanza de que lleguen nuevas obras para que el motor de la economía de Ferrolterra pueda ponerse de nuevo a andar.

daniel grueiro, acaba de ser despedido de nervión

«Nunca pensé que tras dos años de movilizaciones no consiguiésemos trabajo». Ha participado en todas las movilizaciones y acciones llevadas a cabo en los dos últimos años en defensa del sector y para reclamar carga de trabajo. Pero Daniel Grueiro, como otros centenares de compañeros de otras subcontratas, ha sido despedido recientemente de la firma Nervión, al acabar el trabajo que tenía en la antigua Astano. «Nunca pensé que en dos años de movilizaciones no consiguiésemos carga de trabajo. Lo peor es que vemos que nos siguen mintiendo», se lamenta en relación con las promesas políticas. Afirma que si tras finalizar este año no se reactiva el sector, no descarta emigrar.
emilio garcía, ingeniero de dinaín

«A longo prazo, saír fora é a vía». Pertenece a la plantilla de la empresa de ingeniería Dinaín, que aplica un ajuste temporal para su plantilla. Pese a la caída de la obra en la ría ferrolana, la firma ha logrado contratos en Brasil -en donde cuenta con una oficina- y en Emiratos Árabes, que le despejan ocupación hasta cerca de marzo del próximo año. Sostiene que, aunque Navantia logre nuevos encargos que reactiven de nuevo la ocupación, al ser el naval un sector «con moitos altibaixos, a longo prazo, saír fora é a vía, para non depender ademáis dun único cliente».
bruno rodríguez, trabajador de eymosa

«Las empresas de la comarca están cayendo todas». Esta misma semana ha conocido que su empresa ha presentado concurso voluntario de acreedores, acuciada por la falta de trabajo. En sus momentos plenos de actividad, con obras en el naval y pedidos de envergadura y estables en el eólico, la firma empleaba a más de 200 trabajadores. Hoy queda cerca de una treintena. «Las empresas de la comarca están cayendo todas. Lo más seguro es que esta, que no tiene trabajo, pero también está rechazando obras en Reparaciones, acabe en la liquidación», lamenta. Pendiente de todas las noticias sobre el flotel que no acaba de arrancar y sobre el posible encargo de los buques gaseros para Repsol y Gas Natural, está convencido de que a corto plazo, el destino de la plantilla de Eymosa, si no cambian las cosas «es ir para el paro».
vicente vidal, operario del sector y portavoz del metal de la cig

«Sei de compañeiros que marcharon para Suiza, Portugal, a Tarragona, aquí non hai nada». «Estiven falando con compañeiros que levan tres anos no paro. Hai xente que marchou para Suiza, outros para Portugal, e para paradas de centrais en Tarragona, e que aquí non hai nada», se lamenta. Recuerda que aunque se logren obras para el sector, aún restará al menos un año para que generen ocupación para muchos operarios, «e mentras tanto aquí na comarca afundimos». 

raquel abeledo, se fue al naval de cartagena
«El naval no tiene futuro sin compromiso político con el sector». Trabajaba en el naval ferrolano y se marchó hace cinco años a Cartagena cuando su empresa, Fluidmecánica, abrió en esa ciudad una delegación para atender los encargos de Defensa. Considera que el naval en España se empezó a morir en los años 80, y ahora está agonizando. Lamenta que, pese a haber mercado, ni España ni Europa apuesten por esta industria y dejen que continúe la fuga de personal cualificado. Achaca al «austericidio» de los gobiernos comunitarios el drástico recorte de los presupuestos de Defensa y con el el tijeretazo a los encargos. «Ferrol lo tiene especialmente más complicado. La dependencia del naval para la comarca es absoluta. Hay mucha empresa especializada, pero si el astro rey que es Navantia deja de brillar, las empresas satélites morirán o tendrán que emigrar a otra galaxia si pueden. Y cuando todo cambie, que cambiará, costara mucho retomar la actividad, Se habrá perdido el mayor de los valores, el humano», lamenta. 

marcos amieiro, trabajó en róterdam y ahora en una auxiliar
«No sé lo que va a pasar pero en nada no habrá donde clavar una punta». Pasó por la experiencia de tener que emigrar al naval holandés debido a la falta de trabajo en la comarca y después por la quiebra de la empresa en la que se encontraba, TAE. Pero tras pasar unos meses en el paro ha vuelto a tener faena en una de las firmas que asumió la obra que desarrollaba su anterior compañía. «Estamos trabajando en el barco australiano, pero ya nos avisaron que en menos de dos meses se acaba todo», afirma. Por ello, las perspectivas no son nada halagüeñas. «No sé lo que va a pasar pero no hay en donde clavar una punta», afirma, al mismo tiempo que explica que en el interior del astillero «estamos viendo unos 15 despidos cada semana y piensas que a lo mejor es tu empresa la que la semana siguiente va a empezar a despedir».

Se cumple un año del acuerdo de los floteles con Pemex. La adjudicación se realizará el día 5 de octubre

Ferrol - Sábado 21 de Septiembre del 2013


Jueves, 19 sep 2013 | Por | Noticias: Naval Imprimir este artículo firma contratos pemexLos astilleros Barreras y Navantia siguen a la espera de la adjudicación de los dos floteles acordados con Pemex, la cual estaba prevista para el miércoles y que finalmente ha quedado aplazada para el próximo 5 de octubre, según confirman  fuentes de ambas empresas  justo cuando se cumple un año de la firma del acuerdo con la petrolera mexicana.
El presidente de Barreras, José García Costas, ha explicado que el aplazamiento se debe a “temas de documentación” y ha recordado que la licitación “es la misma” para el flotel acordado con el astillero vigués y para el acordado con Navantia.
En cuanto a su astillero, García Costas ha manifestado su confianza en que le sea adjudicada la embarcación.
Por otra parte, al respecto de la entrada de Pemex en el capital de Barreras, el presidente del astillero explicó que se sigue trabajando en ello y que no hay “ningún problema”.
 Acuerdo
Este jueves día 19,  se cumple un año del acto de firma del acuerdo para la construcción de los dos floteles, en el que participaron representantes de los astilleros de Pemex y el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
En ese momento se estimó que los dos buques hotel supondrán una inversión de 380 millones de dólares (más de 292 millones de euros) y garantizarán carga de trabajo durante más de dos años para más de 3.000 operarios.
Barreras ha salido de una situación de concurso de acreedores y permanece sin carga de trabajo con la plantilla en ERE; mientras que los astilleros de Navantia Ferrol y Fene están finalizando el último buque que queda en construcción, el segundo LHD contratado por Australia y que está previsto que salga de las instalaciones de la ría de Ferrol entre el 10 y el 15 de diciembre. Los trabajos ya se encuentran en un 95% de ejecución.
Así, en menos de tres meses, los astilleros públicos que cuentan con una plantilla directa de 2.300 personas y todavía emplean a otros 1.900 trabajadores de empresas auxiliares, se quedarán sin barcos en construcción, a menos que se obtenga algún nuevo encargo o se confirme el inicio de los floteles para Pemex.
Alcalde de Ferrol
El alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela, preguntado por el año que se ha cumplido desde el anuncio de los floteles, afirmó este jueves que “lo que cabe esperar es que esos contratos se materialicen cuanto antes”. “En este momento hay un proceso de licitación internacional y confiamos que se resuelva cuanto antes porque esta ciudad necesita esos contratos y la carga de trabajo que supondrán”, señaló.

No ayuda

EL CHAFLÁN


foto de Carlos Agulló Leal
14 votos
Ayer se cumplió un año desde que, con el padrinazgo del presidente de la Xunta, Barreras y Navantia suscribieron un compromiso con la mexicana Pemex para construir en Galicia dos buques. Ayer, la casualidad, tal vez, quiso que se pospusiese de nuevo la adjudicación del concurso para contratar los trabajos para los que, pese a que desde hace un año se vienen dando por seguro que se harán aquí, han concurrido una treintena de astilleros de todo el mundo.

Evitemos -de nuevo- caer en la tentación de pensar que aquel compromiso, que también quizás por casualidad coincidió con un proceso electoral, se va a esfumar. Pero reconozcámoslo: el paso del tiempo no ayuda. Sobre todo, porque a medida que pasan los meses acumulando dudas, los astilleros se vacían de personal, que se va al paro o a la emigración. Alguno se reinventa, como el exdelineante de Navantia que triunfa en Uruguay. Pero la mayoría se suman a la procesión de la desesperanza que está matando a Ferrolterra, una comarca que estaba llamada a formar parte del pujante eje que iba a colocar a Galicia en la vanguardia de la recuperación.

Por desgracia, resulta imposible vender algo de optimismo. No es por falta de ganas, pero las circunstancias no ayudan. No ayuda que el presidente de la compañía con más de cincuenta misiones comerciales abiertas por el mundo adelante diga que Navantia tiene modelos y productos obsoletos. No ayuda que el presidente de la Xunta no saque unos minutos para hablar con los representantes de los trabajadores de un sector y una comarca moribundos. O que se congele el proyecto del tren al puerto exterior, plataforma para la diversificación. No ayuda.

Hacienda cifra en 126 millones las ayudas a devolver del sector naval


BRUSELAS | 'Tax lease'


  • Estaría lejos de los 2.000 millones barajados al principio
El ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha enviado un escrito a la Unión Europea en el que estima que el importe máximo de ayudas concedidas al 'tax lease' asciende a 126 millones de euros, según fuentes del gabinete dirigido por Cristóbal Montoro.
Esta cifra se trata de una cuantía teórica, basada en una autorización inicial, que ha considerado que todas las estructuras fiscales se han completado. Según dichas fuentes, será necesario analizar, "caso por caso", el beneficio fiscal realmente obtenido. Para ello es necesario disponer de datos adicionales sobre la realidad de cada operación así como sobre su ritmo de ejecución.
Hacienda remitió este escrito a Bruselas en cumplimiento de la decisión adoptada por la Comisión Europea el pasado mes de julio en la que se solicitaba a España información sobre las ayudas por el 'tax lease'. Mediante tal decisión, el Gobierno español está obligado a proceder a la recuperación de las ayudas consideradas de Estado y concedidas entre el 30 de junio de 2007 y el 29 de junio de 2011.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, señaló que el importe a devolver estaría "muy lejos de las cuantías inicialmente barajadas, de unos 2.000 millones".
A principios de septiembre, el Ejecutivo acordó de forma "consensuada" con las comunidades autónomas afectadas, las empresas y los sindicatos del sector naval la presentación de un recurso ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra la decisión de la Comisión Europea acerca de la devolución de los 'tax lease', que deberá ser presentado antes del 28 de septiembre.
Además, el Gobierno coincidió con todos los afectados en la necesidad de pasar página acerca de las devoluciones, y les presentó un paquete de medidas centradas en la facilitación del crédito.
Según Bruselas, las subvenciones debían ser devueltas por los inversores que financiaron la construcción de los buques, pero no los armadores ni los propios astilleros.

Las campanas doblan por Navantia


Por fin, el presidente de Navantia se moja. Navantia no es competitiva en el mercado.
Y no lo es por multiples razones de indole economico, salarial y costes.
Ademas la sequía de estos últimos 6 años ha generado una obsolencencia tecnologica
y ha entrado de lleno en uno de los problemas de vantia. Que solo se dedica a montar tecnologia
foranea, que es donde se incrementa de forma exponencial el coste de los navíos.

En este caso  estamos hablando de licencias  de General Dinamics.


Pero el tema es que los sindicatos,y sus trabajadores a través de los comites de empresa
decidieron en 2005 el tipo de empresa que querían.

Una empresa naval militar. Renunciaron y desmantelaron la parte offshore y de construcción civil, donde Izar era un referente mundial, la despreciaron diciendo que ellos ya se dedicaban a la formula uno del naval....


Pues el tiempo ha demostrado que el mercado militar era un mercado cautivo, y que ha mandado a Navantia a la quiebra.

Si se ha mantenido hasta el momento ha sido gracias a los contratos con la Armada Española, con unos incrementos en los costes de las fragatas espectaculares, costando la íltima F100, 800 millones de euros pagados con el dinero de los ciudadanos.


Podemos estar hablando de más 2000 millones de euros entre las fragatas F100 y el BPE.
¿Se imaginan este dinero empleado en industrializar la comarca?. Esa burbuja estalló, y ese dinero ahora esta pudriendose en los diques del arsenal y generando aún más gastos....


Ahora se agarran a la construcción del dique flotante,más dinero público que no se amortizara nunca,el flotel electoral o unos gaseros a repsol. Es decir todo sector civil..curiosidades de la vida.
Por cierto,ese veto que el comite de empresa nunca tuvo interes en levantar,será el que impida construir los gaseros en  Navantia, porque hay unos límites del 20% y aunque así fuese, nunca se podrían realizar a precio de mercado.


Es decir,no todo es culpa de los políticos.

libexim

Navantia se sitúa fuera del mercado y prepara ajustes


El presidente del naval público anuncia un plan de ajustes en plena negociación colectiva

23 votos
No son competitivos, con unas pérdidas que no dejan de crecer, con problemas de tesorería y modelos de buques obsoletos. Ese es el diagnóstico que hace de los astilleros públicos españoles su máximo responsable, su presidente, José Manuel Revuelta, quien ayer envió una carta a la plantilla de Navantia para advertir de la difícil situación por la que atraviesa la empresa y para anunciar que ha puesto en marcha un plan estratégico para intentar revertir la situación que será presentado el próximo 4 de diciembre.
La historia de los astilleros españoles ha estado marcada por la larga travesía en el desierto de las pérdidas, que no han abandonado ni en los momentos de récord de ocupación y contratos. Desde el año 2005, en el que se creó Navantia -resultante de la última reconversión naval y heredero de algunas de las factorías de Izar-, solo en el 2007 se lograron resultados positivos, pero pese a atravesar por momentos delicados, hasta ahora nunca el máximo portavoz de los astilleros había dibujado un panorama tan negro y había situado a la empresa tan fuera del mercado.
Así, achaca la difícil situación a «la falta de competitividad, que dificultará nuestra capacidad para lograr nuevos contratos a futuro: la ausencia de una cultura de costes necesaria para competir en un contexto local e internacional en el que el coste es clave, haciendo imperioso un cambio radical en nuestra forma de trabajar, la obsolescencia gradual de los productos desarrollados por falta de nuevos contratos, y no contar con capacidades relevantes como sistemista, muy importante para competir en el mercado militar».

Pese a haber superado los seis años sin nuevos encargos, hasta hace dos contaba con pedidos en todos sus astilleros, aunque alguno, como el modelo de submarino S-80 para la Armada española, ha supuesto un quebranto económico y laboral a la firma, debido a los problemas técnicos detectados.
En su misiva, Revuelta ahonda más en la pérdida de competitividad de la empresa pública con respecto a sus rivales. «Navantia se encuentra en una situación de pérdidas estructurales que es necesario revertir, especialmente cuando muchos de nuestros principales competidores han presentado resultados positivos en los últimos años».

Casi un año y medio después de asumir la presidencia de la empresa, anuncia un plan de ahorro de costes, la redefinición del programa del nuevo submarino y la potenciación de áreas como la de reparaciones navales o de apoyo al ciclo de vida de los nuevos buques.
La tijera planea por el futuro a corto plazo por la compañía, ya que Revuelta afirma que el cambio en el modelo de trabajo «optimizará los procesos con orientación al coste» y también será necesario un nuevo marco laboral, «en línea con las necesidades de las empresas que compiten a nivel global, mejorando en flexibilidad y eficiencia». Este aviso a navegantes se produce en plena negociación de un convenio colectivo que solo estará vigente hasta finales de año y en el que la empresa ya ha advertido que recortará derechos sociales a su plantilla.
El anuncio del nuevo plan estratégico -el enésimo en la compañía pública- ha levantado las suspicacias de los representantes de los trabajadores, que el pasado miércoles se reunieron con José Manuel Revuelta para abordar la crisis de contratos por los que pasa la firma. Los astilleros de la ría ferrolana se quedarán totalmente parados en tres meses si antes no se logran nuevos pedidos. El presidente asegura que la obra con mayores perspectivas de cuajar son cuatro gaseros para la industria nacional. ¿Habrá cierres de centros o despidos de personal en el nuevo plan? «A día de hoy no», afirmó lacónico.

Astilleros de la ría ferrolana, la historia de dos siglos de crisis cíclicas

Instalaciones de Navantia.
Instalaciones de Navantia.
"La situación por la que atraviesa el Ferrol desde hace algunos años no puede ser más desconsoladora. Olvidado por completo de los Gobiernos que vienen sucediéndose y sin que nadie se interese por su porvenir, se le ve decaer de día en día, sin que a nadie preocupe la triste suerte que a todos nos espera. Nuestros magníficos arsenales, creados en  nuestra espaciosa y abrigada ría por el genio de Ensenada se hallan en el más punible abandono". Esta que parece una reflexión actual está datada sin embargo en el año 1894 y extraída de las páginas del periódico ferrolano El Correo Gallego. Pero es que el mismo contenido nos los encontramos si seguimos hurgando en años sucesivos hasta llegar a nuestros días.
Apostolado
Desde que a mediados del siglo XVIII se construyeran los astilleros de Esteiro, debutando con ¡la construcción de 12 navíos!, operación que recibió el nombre de Apostolado, nos encontramos con que en 1795 se produce la crisis más larga debido al mal estado de la Hacienda. Pasaría medio siglo para que en 1847, con el marqués de Molins de ministro de Marina, se reactivase la construcción naval. De nuevo, con el desastre colonial de 1898 vuelve el colapso hasta que en los inicios del siglo XX, concretamente en 1909 se decreta la Ley de creación de la Escuadra, bajo el Gobierno de Maura, período productivo que se mantiene hasta la primera Guerra Mundial (1914) en que vuelve a vaciarse la cartera de pedidos. En la dictadura de Primo de Rivera (1923) los astilleros desarrollan importante actividad, vinculada a los programas navales, mientras que en la República se produce otra paralización.
Bazán y Astano
Tras la Guerra Civil se crea la Empresa Nacional Bazán, en 1947, y en 1941 se funda Astano y ambas factorías constituyen el soporte económico de Ferrolterra hasta los años setenta en que se producen los primeros avisos de la crisis que acaban con el decreto de la Reconversión en los años ochenta y la caída en picado del empleo, que, salvo treguas esporádicas, no ha parado hasta nuestros días. La historia de los astilleros de la ría ferrolana es la historia de un movimiento pendular, de unos dientes de sierra que alcanzan altura cuando se registran encargos en los astilleros y retornan al valle cuando fallan los pedidos. Cuando esa crónica con la que arrancábamos se escribía, Ferrol era la capital del primer Departamento marítimo de España y el segundo pueblo de Galicia en importancia. Triste comparativa con la situación actual.

Ferrolterra: Cementerio viviente.





Las negras perspectivas que se ciernen sobre la comarca,van tomando poco a poco forma,con
el cierre de comercios y empresas. Solo hay que darse una vuelta por la ciudad para comprobar
el número que hay de locales vacíos o que se traspasan.

Ferrol se va a convertir en una ciudad fantasma,una ciudad de recreo para pasear por calles vacías
pero  sin ningún futuro porque no habrá perspectivas laborales.

Lo único que está evitando la explosión social es el colchón familiar. Los padres y abuelos,muchos
prejubilados del naval están  manteniendo a sus hijos y nietos con esas pensiones.


A la tremenda situación que hay, se le pueden sumar,la incertidumbre que se cierne sobre empresas
historicas como Megasa, que emplea a casi 500 personas,el futuro de la cetral térmica de As Pontes o las factorías de biodiesel, abandonadas a su suerte
por los gobiernos del PSOE y el PP.

Y  aunque es cierto que el PSOE nos ha conducido a esta situación, ya han pasado dos años y medio desde que el partido popular asumío las riendas y no valen las misma excusas de siempre, ahora es por propia incompetencia por propia inacción, porque el tiempo ha demostrado que son incapaces
de arreglar este desaguisado, que mintieron e todos sus compromisos electorales.

Cuando en otros tiempos la Xunta celebraba en Ferrol reuniones con sus conselleiros para presentar "proyectos fantasma" para los activos ociosos o en las elecciones, el PP prometía revitalizar el naval con  grandes centros de reparaciones, un dique flotante imaginario , floteles invisibles o el levantar el veto antes del 2015, la realidad es que cada día que pasa, una subcontrata presenta o un ere o desaparece.
Podemos hablar de empresas como tecnymo,Electrorayma,Maessa, gabadi.... y muchas más.


Se cargan el sector industrial y naval y se sutituye con Carrefours como el centro de O boial.La cuestión es quien irá a comprar  a ellos cuando esten los astilleros completamente parados, cosa que pasará en un par de meses.


La Xunta y el gobierno central son partes responsables en esta situación. En todas las instancias gobiernan los mismos, y todo ha empeorado considerablemente.

El partido Popular copia la política socialista de comunicación. "Los eternos brotes verdes", confían en que no se hunda el consumo anunciando a bombo y platillo bajadas estacionales de paro o la disminución de la prima de riesgo, cuando la deuda pública sigue en caída libre acercandose al 100% del PIB y la tasa de paro seguirá en el 27% como mínimo hasta el 2018 (Habrá que ver cuanto aguanta la economía con semejante tasa de paro).



Dan ingentes cantidades de placebo a sus partidarios y votantes para que vuelvan a votarles (la oposición que tienen enfrente tampoco invita a otra cosa).


En definitiva, los sectores productivos, pilares sobre los que tiene que pivotar la recuperación economica (los países con más industria son los que mejor han resistido la crisis) están abandonados a su suerte, y este gobierno solo habla de fluidez del crédito para eliminar la crisis, como si el empleo de las grandes empresas se pudiese sustutir por fontaneros,electricistas autonomos y centros comerciales.

La solución:

Astano,con doscientas personas en plantilla está completamente cerrado, allí no se clava una punta.

¿A que espera el gobierno a desafectar esas instalaciones para hacer un concurso público y que otra empresa pueda operar en ellas?.
Sabemos que los sindicatos, solo están interesados en prejubilaciones y en inyecciones de dinero público eternas y que se plantaran ante cualquier proyecto de inversión privado para la antigua Astano, pero la situación requiere recuperar esas instalaciones y el que se oponga a ello, tendrá que explicar porque.


EL problema es que la mediocre clase política que tenemos, tanto PP como el PSOE no incapaces en su gestión y serían incpaces de llevar adelante un proyecto de tal envergadura. Solo valen para cobrar dietas y sueldos a cuenta del erario público,porque en la empresa privada no dudarían ni dos días, y por eso estamos así.....


libexim.

Los astilleros ferrolanos, yermos a 30 años del decreto de la reconversión

Instalaciones de Navantia.
Instalaciones de Navantia. 
 
Treinta años después de la llamada reconversión naval, los astilleros de la ría ferrolana se han convertido en un páramo. En estas tres décadas, la vieja Astano fue sacrificada, al prohibírsele la construcción de barcos para la marina civil, veto que se levantará todavía en el 2015. Se decapitaba una factoría naval que había alcanzado prestigio mundial con la botadura desde grada inclinada de las grandes moles de acero de más de 300.000 toneladas. Un astillero que había pasado de los 2.000 metros cuadrados iniciales en los años cuarenta a los 780.000 en la década de los setenta, ampliación que permitía la construcción de superpetroleros tales como el Arteaga y Santa María. Un taller que en el año 1941 se dedicaba a la carpintería de ribera y ocupaba a 30 trabajadores para dar empleo en sus mejores tiempos productivos a más de seis mil obreros más otros cinco mil de industrias auxiliares.
El Ferrol alegre
Eran años de economía boyante, de consumo alegre. Magníficos salarios, masiva realización de horas extras, aplicación de incentivos de todo tipo, creación de economatos, construcción de viviendas sociales, el parque móvil crecía como la espuma...La hostelería vivía momentos de gran dinamismo. La noche ferrolana en cualquier día laborable transcurría por las cafeterías del casco histórico que registraban una gran animación. Luego vendría, con Felipe González en el Gobierno, no la reconversión de la industria naval sino la gran depresión, con pérdida de miles de puestos de trabajo en el sector de la construcción naval y con el desmantelamiento de las instalaciones militares que  marcaron una segunda sangría de la que pocas veces se habla. Todavía resucitando como el Ave Fenix de sus cenizas, Astano lograría convertirse en un referente de aquellas construcciones offshore, barcos de prospección petrolífera, una de cuyas unidades el Discoverer Enterprise protagonizó en la madrugada del 13 de enero de 1998 aquel espectacular episodio al soltar amarras en una noche de fuerte temporal e ir a la deriva hasta estrellarse contra el puente de As Pías que dejó tronzado en dos partes y a Ferrol prácticamente incomunicado.
El filón offshore
El filón del offshore, que la ingeniería del astillero aprovechó para convertirlo en un referente mundial, meritoria labor nunca bien ponderada, también se agotó y Astano se quedó sin ocupación para acabar fundiéndose con la  antigua Bazán bajo el paraguas de la compañía Izar, primero y Navantia más tarde, con una plantilla de poco más de doscientos trabajadores que tiene actualmente. Hay que añadir, aunque haya de ocupar un capitulo ulterior,  que Navantia-Ferrol, después de haber competido con los mejores astilleros europeos, llevándose contratos de buques de guerra para terceros países, cayó también en picado en su cartera de pedidos. En el marco del declive productivo de los astilleros de la ría, no había levantado cabeza la sociedad de Ferrolterra cuando estalla la burbuja inmobiliaria, sobreviene la gran crisis, que nos sitúa actualmente en un escenario ocioso, clamando por un dique de reparaciones y a la espera de los contratos PEMEX, envuelta esta gestión, liderada por la Xunta, en el mayor de los escepticismos. Ferrolterra sabe mucho de proyectos anunciados en momentos de presión social que nunca llegaron a materializarse.
La historia, en Exponav
Por cierto, la historia de Astano, a la que acabamos de referirnos a grandes trazos, con la espectacular grúa pórtico, debajo de la cual podía situarse con cierta holgura la catedral de Santiago, puede contemplarse en maquetas, graficos y documentos varios, en Exponav, que aloja la primera exposición permanente de España dedicada exclusivamente a la construcción naval. Esta muestra puede ser visitada en zona intramuros del Arsenal, conocida como Herrerías, inmueble del siglo XVIII reconvertido en gran escaparate de la cultura naval.


Primer director de 'Diario de Ferrol', fundador de la publicación de pensamiento y cultura 'FerrolAnalisis' y presidente fundador del Club de Prensa de Ferrol. Columnista fundacional de MUNDIARIO.

¿Y ahora?


foto de Andrés Vellón Graña
2 votos
El verano languidece y pasa lo que se veía que iba a pasar. La playa, las fiestas y el ocio abren la puerta de nuevo, a la cruda realidad. Que siempre ha estado ahí. No se ha ido de vacaciones. Los espejismos duran lo que duran. No es nada nuevo.
Y toca preguntar: ¿Y ahora qué? Los problemas siguen siendo los mismos. Todavía más agravados. Ferrol está tocado -que no hundido- y continúan sin llegar las panaceas prometidas. Porque hablar es muy fácil. Hacer... Eso ya es otra cosa.

La ristra de respuestas que tienen que dar los que mandan es larga. Pero las más relevantes son las que han de ofrecérsele al sector naval. ¿Cuáles son los planes? ¿Dónde están los encargos? ¿Dónde está el flotel? ¿Qué sucede con el dique flotante? ¿Cuál será el futuro de Astano sin sus vetos?
La perdiz está ya tan mareada que se ha desorientado. Las y los que han de dar decididos pasos al frente de una buena vez o miran para otro lado -ojo con esos cuellos que pueden acabar por torcerse- o se sumergen en ceremonias de la confusión. O se callan mientras se arrellanan en la poltrona para abrigarse del invierno.
¿Y ahora qué? Eso es lo que quiere saber la ciudadanía. Y eso es lo que se le está negando. Los juegos malabares están bien para el circo. Pero no para una comarca exhausta -no nos engañemos, esa es la realidad- que resiste a duras penas. Y todo esto tiene responsables. Con nombres y apellidos. Que hablen. O que se marchen. Si no saben hacer su trabajo.

Navantia tendrá que consultar también a Bruselas sobre la construcción de los gaseros


| Actualizado 13 Septiembre 2013 - 03:16 h.
Navantia deberá acudir de nuevo a Bruselas para consultar sobre si puede acometer el que en estos momentos se perfila como su contrato más próximo. Se trata de la construcción de cuatro buques gaseros para Repsol-Gas Natural que pertenecen al mercado civil, al que el grupo público tiene limitado su acceso. Como se sabe, dicha actividad no puede superar el 20% de la facturación total, que en un escenario de ausencia de contratación militar queda evidentemente reducido al mínimo.
El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, reconoció en su reunión del pasado miércoles con el comité intercentros que habrá que realizar esta nueva gestión ante la Comisión Europea, que en estos momentos analiza también la consulta sobre el dique flotante. El resultado del encuentro, que el mismo miércoles fue calificado como preocupante por Ignacio Naveiras, portavoz del comité, fue ayer descrito como desalentador y frustrante por parte de los representantes de la CIG y la USTG, Antonio López Rivera y Carlos Díaz. Ambos criticaron que el máximo responsable de la compañía no fuese capaz de aportar ninguna información relevante, más allá de lo que se ha publicado en prensa, sobre las acciones comerciales que están en curso y que no haya aclarado ninguna de las inquietudes que planteó la parte social.

Dedicó gran parte de su intervención, comentaron los sindicalistas, a explicar la nueva organización de la empresa. Como se sabe, Revuelta ha renovado el organigrama en los dos primeros niveles, si bien todavía resta el tercero.
Tampoco se produjeron avances significativos en la reunión de la mesa negociadora del convenio que se celebró ayer en Madrid. En ella se expuso el resultado de la asamblea celebrada el pasado martes en el astillero de Ferrol, según el cual, como se recordará, la mayoría de los trabajadores rechaza la contrapropuesta presentada por el intercentros a la empresa. No obstante, la mayoría del comité manifestó su intención de seguir defendiendo la misma postura, de la que siguen desmarcadas las centrales CIG y USTG.
Como se recordará, la negociación tiene por objeto un convenio cuya vigencia terminará dentro de tres meses, en diciembre del presente 2013. n